EL PAíS

Enroque de represores

El Servicio Penitenciario Federal dispuso ayer un enroque de prisioneros de lesa humanidad: algunos fueron desde el hospital de la cárcel de Ezeiza a Marcos Paz y otros hicieron el camino inverso. Si bien el SPF tiene autonomía para disponer esos cambios, la noticia generó malestar entre los jueces del Tribunal Oral Federal 5 a cargo del juicio ESMA. Los detenidos debían estar siguiendo la transmisión del juicio y el viaje evitaba esa posibilidad. A partir de ese dato, los defensores pidieron la nulidad del testimonio, cosa que finalmente no prosperó porque el tribunal presidido por Leopoldo Bruglia entendió que sus derechos de defensa quedaban garantizados si se les enviaba el tape con la grabación de lo que sucedió durante el juicio. A última hora de ayer, según pudo saber este diario, eran ocho los represores desplazados de uno a otro lugar. Los jueces hicieron un oficio para pedirle al SPF que explique de forma urgente por qué había hecho el traslado y por qué lo hizo en un día de audiencia. Desde el SPF aseguraron que se hicieron los controles médicos necesarios y el movimiento obedeció a que varios de los detenidos en Marcos Paz necesitaban ser asistidos en Ezeiza, lugar que tiene el centro de salud.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.