EL PAíS › NISMAN DENUNCIO LA “INFILTRACION” DE IRAN EN AMERICA LATINA

“Patrocinar actos terroristas”

A través de un dictamen, el fiscal de la causa AMIA aseguró que Irán dispuso “estaciones de inteligencia” en diferentes países de la región con el fin de promover “la exportación de la revolución iraní”.

El fiscal general de la causa AMIA, Alberto Nisman, denunció que Irán está ejecutando un plan de infiltración terrorista en América latina, que incluye la instalación de “estaciones de inteligencia” en la región. Lo hizo en un voluminoso dictamen donde realiza un extenso repaso de diversas acciones de dirigentes de esa nación, incluso desde hace 30 años. La denuncia del fiscal federal está contenida en el dictamen de medio millar de fojas donde indica que la acción iraní está destinada a “cometer, fomentar y patrocinar actos terroristas, en consonancia con sus postulados de exportación de la revolución” islámica.

En el texto, Nisman no alude a la firma del memorándum entre Argentina e Irán para interrogar a los acusados por el atentado contra la mutual judía, perpetrado en 1994 y que mató a 85 personas. Sergio Burstein, miembro de la agrupación 18J Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la AMIA, destacó que el dictamen del fiscal “ratifica el acuerdo con Irán”.

Para llegar a su dictamen, Nisman analizó informes, diligencias probatorias de la Argentina, la región, Europa y Estados Unidos y sentencias judiciales de los respectivos tribunales “donde prueba la identidad que se verifica en los mecanismos de toma de decisión y ejecución de atentados terroristas ocurridos en distintos países y atribuidos por sentencias firmes a agentes de inteligencia iraníes”.

El dictamen resalta que los centros de inteligencia y las células de acción iraníes se habrían instalado en Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia, Trinidad y Tobago, Guyana y Surinam. En consecuencia, el fiscal “resolvió, en cumplimiento de los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de asistencia y cooperación judicial, al suscribir los tratados de prevención y represión del terrorismo y los distintos tratados de derechos humanos, remitir copia de su dictamen a las autoridades judiciales de dichos países, a fin de que actúen en consecuencia”. Y pidió a Interpol que “extreme los recaudos tendientes a potenciar las medidas para lograr la detención de la totalidad de los acusados que se encuentran con pedido de captura internacional”.

Asimismo, Nisman atribuye al ex agregado cultural iraní en la Argentina, Moshen Rabbani, acusado por el ataque a la AMIA, la coordinación de la penetración en Sudamérica y especialmente en Guyana “a través de su discípulo Abdul Kadir, máximo referente iraní en dicho país, ex parlamentario y ex alcalde de la ciudad de Linden, hoy cumpliendo pena de prisión perpetua por su responsabilidad en el frustrado atentado al aeropuerto de Nueva York”, según explicó. Específicamente en cuanto al ataque a la AMIA, ratifica que no fue un hecho aislado, sino que fue “un engranaje, una parte de un entramado mucho mayor, dominado por una fuerte penetración iraní en la región”.

El pronunciamiento de Nisman hace un extenso repaso sobre otras personas sospechadas de terrorismo, las conexiones con grupos como Hezbolá y hasta se remite a encuentros fundamentales –por ejemplo, el Seminario de Gobierno Islámico Ideal, de 1982, en Teherán–, donde 380 clérigos de setenta países acuerdan “la exportación de la revolución iraní”, que incluía acciones violentas, como atentados, “cuando resultare necesario”. A partir de allí, según el relato de Nisman, se produce la llegada de representantes iraníes de alto rango a los diversos países donde se produce la “infiltración”.

Sobre esta denuncia, el titular de la AMIA, Guillermo Borger, contó que recibió el dictamen de Nisman donde se relata la “exportación del fundamentalismo islámico” y reconoció que “estamos preocupados”. Aunque Borger admitió que el dictamen del fiscal “no habla del memorándum” firmado por Argentina e Irán, sostuvo que “ratificamos nuestra oposición a la firma de acuerdo con regímenes teocráticos”. No obstante, destacó la actitud del ex presidente Néstor Kirchner al impulsar la investigación del atentado y el “excelente trabajo de la fiscalía”.

Sergio Burstein, miembro de la agrupación 18J Familiares y Amigos de las Víctimas, consideró que el dictamen de Nisman “ratifica el acuerdo con Irán”. El dirigente estimó que si no se puede indagar a los ciudadanos iraníes acusados de estar involucrados en la voladura de la institución comunitaria, el dictamen del fiscal será “pólvora mojada”. Burstein dijo que “Irán tiene la obligación de entregar a los ciudadanos iraníes y esto solamente lo podemos hacer si hay indagatoria, si no, esto no sirve para nada”. Y se preguntó: “¿De qué sirve seguir investigando, seguir encontrando responsabilidades y conexiones, si no hay indagatorias?”.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Nisman basó su dictamen en un análisis de documentos y acciones de Irán en los últimos treinta años.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.