EL PAíS › EMPLEADOS DEL GRUPO CIRIGLIANO

Corte en la General Paz

Este jueves comenzó con un caos de tránsito en la Avenida General Paz, cuando un grupo de empleados de Emprendimientos Ferroviarios S.A. cortó la avenida entre Constituyentes y San Martín, en el barrio de Villa Pueyrredón. Los obreros de los talleres de mantenimiento de la firma del Grupo Cirigliano interrumpieron por completo la circulación a partir de las ocho de la mañana, reclamando el medio aguinaldo y la quincena que, denunciaron, no les habían pagado todavía.

Mientras ardían neumáticos y colapsaba el tránsito de entrada a la Ciudad, el ministro de Interior, Florencio Randazzo, pidió que haya “la razonabilidad en los conflictos” y señaló que “la última medida debe ser el paro o el corte, que termina entorpeciendo a miles y miles de personas que utilizan la General Paz”. “Se trata de un conflicto salarial con la empresa EMFER, que tiene 456 empleados que hacen reparaciones de coches”, explicó el funcionario.

Por su parte, los trabajadores emitieron un comunicado denunciando que “la empresa incumple con el pago del aguinaldo correspondiente al primer semestre del año y la quincena” y señalando que se encuentran “hace meses en niveles de producción bajísimos”. “Denunciamos al Grupo Cirigliano por estos hechos y pedimos al Gobierno que tome el conflicto en sus manos y corra al grupo del sistema ferroviario. Esta situación nos obliga a tener que tomar medidas de fuerza que impliquen el corte de la Avenida General Paz para exigir el cumplimiento de lo que nos corresponde”, dijeron.

A medida que avanzaba la mañana, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, anunció que se enviaría la Gendarmería Nacional y la Policía Federal al lugar. Mientras un helicóptero sobrevolaba la avenida, hubo momentos de tensión cuando los gendarmes, formados, ordenaron a los ferroviarios despejar la General Paz. Los manifestantes liberaron entonces, como gesto de buena voluntad, un carril de cada mano, lo que alivió el colapso completo de las colectoras.

Así se pudo negociar el fin del corte, con los trabajadores recibiendo garantías de que sus reclamos serán escuchados y que habría reuniones con funcionarios para atenderlos. Para el mediodía, los ferroviarios aceptaron retirarse y se pudo despejar la avenida.

Un representante de los trabajadores advirtió que no sólo reclaman el pago del aguinaldo, sino también la preservación de las fuentes de trabajo, que según dijo están en riesgo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.