EL PAíS › SCIOLI DESDOBLARA JUSTICIA Y SEGURIDAD Y DESIGNARA AL INTENDENTE GRANADOS COMO MINISTRO

Un ministerio sólo para la seguridad

El gobernador anunció el envío del proyecto a la Legislatura bonaerense, que apunta a poner más énfasis en la lucha contra la inseguridad. Granados consiguió buenos índices de seguridad en el conurbano.

El gobernador Daniel Scioli anunció ayer un proyecto para volver a separar los ministerios de Justicia y de Seguridad en la provincia de Buenos Aires, que él mismo había unificado hace poco más de tres años. Si la Legislatura provincial aprueba el texto que el mandatario tenía previsto enviar esta mañana, el actual titular de la cartera, Ricardo Casal, volverá a quedar a cargo de Justicia, mientras que Seguridad (y, en consecuencia, la Policía Bonaerense) estará en manos del intendente de Ezeiza, Alejandro Granados. Según fuentes del gobierno provincial, la experiencia en ese partido con la implementación de patrullas municipales fue el motivo que inclinó la balanza a la hora de decidir el nombre del funcionario encargado del nuevo ministerio.

“Estamos readecuando, en función de las necesidades operativas, la organización y administración de Justicia y Seguridad, y resolví que serán dos ministerios”, anunció ayer Scioli luego de encabezar un acto en el partido bonaerense de Berazategui, junto al intendente local Juan Patricio Mussi, a quien le hizo entrega de nuevos patrulleros. El gobernador sostuvo que eligió a Granados “a partir de su experiencia y para que complementen el trabajo” con Casal. Además, destacan en el entorno del gobernador, Ezeiza es uno de los municipios con mejores índices de seguridad del conurbano.

La noticia llega en un momento en el que varios intendentes, oficialistas y opositores, volvieron a plantear la implementación de policías municipales para hacer frente a los problemas de delincuencia en sus distritos; y Granados ha sido uno de los primeros en aportar recursos del municipio para establecer patrullas vecinales y un centro de monitoreo y seguimiento satelital, un sistema hoy replicado en varios partidos. Se espera que la llegada del hombre de Ezeiza al Ministerio de Seguridad dé un impulso a una nueva ley que regule este mecanismo en reemplazo de una aprobada en 2003 y nunca plenamente aplicada.

Casal, en tanto, garantizó una vez más su continuidad en el gabinete sciolista, muchas veces puesta en duda desde que asumió hace seis años, y volverá a limitarse a manejar Justicia, el área que dirigió entre 2007, cuando asumió, hasta que en 2010 el gobernador decidió desplazar a Carlos Stornelli de Seguridad y unificar ambos ministerios. Entre las tareas que le designó el mandatario provincial están “implementar la policía judicial, el juicio por jurados, la autonomía de la defensa y la descentralización del Tribunal de Casación”, según manifestó Scioli ayer tras hacer el anuncio.

“Tenemos la responsabilidad desde los tres poderes del Estado de articular por la Seguridad. Casal es un hombre muy respetado en el Poder Judicial por lo que, trabajando con los fiscales y los jueces, va a lograr los avances que necesitamos en estos momentos”, agregó el gobernador, antes de agradecerle a Casal su “vocación de servicio” y pedirle a ambos “la mayor colaboración y acompañamiento, y estar más unidos que nunca para combatir el flagelo de la inseguridad”.

Por su parte, en las primeras declaraciones que hizo tras conocerse la noticia, Casal aseguró que Scioli le pidió que focalice los esfuerzos “en la puesta en marcha de reformas estructurales como juicio por jurados que lleva 157 años de demora, que este gobernador promovió y cuya ley está a punto de ser sancionada”; en la policía judicial que ha sido “demandada históricamente” y en “todos los órganos” necesarios “para que la Justicia esté cerca de la gente, a la vuelta de la casa de cada vecino en toda la provincia de Buenos Aires”.

Casal ya se había desempeñado como ministro de Justicia desde el comienzo del mandato del gobernador Scioli hasta que, el 19 de mayo de 2010, la ley 14.131 unificó esa cartera con la de Seguridad, momento en el que se hizo cargo del nuevo ministerio. Asimismo, la decisión de separar nuevamente el ministerio en dos dependencias requiere la aprobación de ambas Cámaras del Parlamento provincial, por el que el gobernador ordenó enviar hoy mismo el proyecto de ley para que pueda ser tratado la semana próxima o a más tardar la otra.

Sólo luego de la aprobación legislativa Granados podrá asumir su nuevo cargo. En el sciolismo, quienes se encargan del poroteo, descuentan que no habrá problemas para conseguir las mayorías. Algunos legisladores que hoy adhieren al massismo ya manifestaron su acuerdo con la iniciativa, aunque cerca del intendente de Tigre no han querido manifestarse al respecto. La semana pasada, una disputa entre el bloque peronista y el del Frente Renovador había frenado la sanción de la ley de juicio por jurados.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Daniel Scioli junto al ministro Ricardo Casal ayer en Berazategui, donde anunció los cambios.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.