EL PAíS › POR LOS CRíMENES DE OSVALDO CAMBIASO Y EDUARDO PEREYRA ROSSI

El juicio oral a Bignone y Patti

El dictador Reynaldo Bignone y el condenado ex subcomisario bonaerense Luis Patti serán juzgados por el Tribunal Oral Federal de Rosario por el homicidio de los militantes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo “Carlón” Pereyra Rossi, secuestrados en mayo de 1983 en un bar de Rosario y asesinados en Zárate.

La resolución judicial fue confirmada luego de que el Juzgado Federal Nº 2 de San Nicolás rechazara el sobreseimiento de todos los acusados y confirmara el envío a juicio oral por “homicidio agravado, torturas y privación ilegal de la libertad agravada”.

Como autores materiales de los crímenes serán juzgados Patti y el entonces cabo Juan Amadeo Spataro. Se acusó también al sargento Rodolfo Diéguez, ya fallecido. Asimismo, se juzgará por el secuestro, las torturas y como partícipes necesarios de los asesinatos a Pascual Guerrieri, Juan Andrés Cabrera, Carlos Sfulcini, Walter Dionisio Pagano, Ariel Zenón Porra, Ariel López y Luis Muñoz.

De acuerdo con lo incluido en la causa, el 14 de mayo de 1983 Cambiaso y Pereyra Rossi, tras ser secuestrados en el bar Magnum de la ciudad de Rosario, quedaron a cargo de la Unidad Regional de Tigre y de una comisión que integraba Patti. Más tarde fueron llevados a un descampado para su custodia y finalmente los acribillaron en la localidad de Lima, partido de Zárate.

Los sucesos ocurrieron luego de que el gobierno dictatorial fuera derrotado en la guerra de Malvinas y convocara a elecciones para octubre de 1983, “durante el último tramo de aquel régimen militar nefasto y dentro de una situación política imperante con ribetes muy particulares”, destacó el auto a elevación a juicio.

“Los elementos colectados me permiten adelantar que Eduardo Daniel Pereyra Rossi y Osvaldo Agustín Cambiaso habrían sido secuestrados por elementos del Ejército argentino, pertenecientes al Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario y entregados a otros miembros de fuerzas de seguridad dependientes de la llamada Zona de Defensa 4, quienes les dieron muerte, simulando ser ellas producto de un enfrentamiento armado con las mismas fuerzas policiales”, afirma el dictamen del juzgado de primera instancia.

Bignone, Guerrieri y Patti ya están condenados a perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura y purgan condenas en cárceles del Servicio Penitenciario Federal.

En el momento en que se cometieron los delitos, el aparato de propaganda de la dictadura difundió la versión de un supuesto “enfrentamiento” con los militantes muertos. Luego de la pesquisa inicial, mediante la cual se pretendió distorsionar el crimen, la Justicia determinó que las víctimas habían sufrido tormentos, golpes y habían sido ejecutadas a balazos desde una distancia de entre uno y dos metros.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.