EL PAíS › LOS CARGOS EN LAS COMISIONES DEL CONGRESO

La negociación de principio de año

La conformación de las comisiones legislativas del Congreso son un clásico tras cada recambio parlamentario, donde oficialismo y oposición se disputan los espacios clave. Tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado, el proceso de su conformación comenzará este mes con mesas de negociación donde todos plantearán sus propias pretensiones. El kirchnerismo y sus aliados, con mayoría y quórum propio en ambas cámaras, respaldarán el sistema de proporcionalidad –que impuso el disuelto Grupo A cuando toda la oposición unida fue mayoría parlamentaria– y buscarán mantener el control numérico de todas las comisiones y las presidencias de la mayoría de ellas, en especial las ligadas a la gestión de gobierno y a la estrategia legislativa que proyecte el Ejecutivo. En tanto, las diferentes bancadas opositoras buscarán lugares relevantes para posicionar sus propios espacios políticos, en este caso, con miras a las presidenciales de 2015.

En Diputados, la conformación de las comisiones arrancará esta semana con una reunión del presidente de la Cámara, Julián Domínguez, con la conducción del bloque del Frente para la Victoria y su secretaria parlamentaria, María Teresa García, que ya tiene la extensa lista que resume las aspiraciones de todos los integrantes de su bancada y de los bloques aliados. Allí, cada uno de ellos propone las comisiones que desea integrar. Otros bloques menores también hicieron llegar sus pretensiones a Domínguez. Aunque la conformación de las 45 comisiones legislativas permanentes y las 23 especiales se terminará de definir en una mesa de negociación en la que participarán todas las bancadas.

El kirchnerismo ya definió su estrategia. “El reparto va a ser proporcional, de acuerdo con los integrantes de cada bloque y de la misma forma en que se eligieron las autoridades de la Cámara”, afirmó García a Página/12, sin dejar de recordar que el sistema proporcional “lo impuso el Grupo A” en 2009, cuando toda la oposición se unió en un bloque único contra el oficialismo. Aunque la prioridad será la integración de aquellas que tengan que tratar los proyectos que quedaron pendientes de las sesiones extraordinarias de diciembre, si el Gobierno decide apurarlas y volver a convocar a extraordinarias en febrero y antes del comienzo ordinario del año parlamentario el 1º de marzo.

Con los números a la vista, el FpV y sus aliados más fieles (con al menos 131 bancas) se quedarán con mayoría de integrantes en cada una de las comisiones y la presidencia de alguna más de las 26 permanentes, como tenía hasta ahora. Entre ellas están las ligadas directamente a la gestión de gobierno (Presupuesto, Defensa, Relaciones Exteriores, Educación y Justicia, entre muchas otras) y otras vinculadas con la estrategia parlamentaria que trazó el Ejecutivo para estos dos años. Entre estas últimas, el kirchnerismo se propone recuperar al menos la presidencia de la Comisión de Defensa del Consumidor en medio de la puja por la escalada de precios, que hasta ahora estuvo en manos de la oposición. A cambio, resignaría otras que ahora no considera clave.

Dentro del abanico opositor, la UCR, con 40 bancas propias, aspira a ampliar las siete comisiones que presidía hasta diciembre pasado, aunque no varió su número de diputados. Mientras que el interbloque massista del Frente Renovador, el macrista Unión-PRO y el resto del FAP, encabezado por el socialismo (en ese orden por cantidad de diputados), disputarán el reparto de las presidencias de las diez comisiones permanentes restantes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.