EL PAíS › IRON MOUNTAIN, UNA TRANSNACIONAL QUE SE INSTALO EN EL PAIS HACE CATORCE AÑOS

Con cuatro incendios en su historia

La compañía aseguró que “el edificio estaba acorde con las normativas locales”. Tuvo incidentes en sus depósitos en Inglaterra, Italia, Canadá y Estados Unidos. El auditor general porteño afirmó que tiene “mucha relación con el Gobierno de la Ciudad”.

El depósito en donde se produjo la tragedia de ayer pertenecía a la compañía norteamericana Iron Mountain, una empresa que se dedica a la protección y almacenamiento de información. Tiene filiales en más de 35 países y llegó a la Argentina hace 14 años. No es la primera vez que un depósito de la empresa se incendia: sucedió otras cuatro veces, en Inglaterra, Italia, Canadá y Estados Unidos. La compañía, a su vez, fue contratada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en dos oportunidades. El auditor general porteño afirmó que la empresa tiene “mucha relación con el Gobierno de la Ciudad”.

El predio que la empresa tiene en Barracas está ubicado en Azara 1245. Allí funcionaba el depósito que, según detalló la compañía, contaba con “total protección contra incendios”, “red hidrante”, “control estricto de humedad” y un “sistema de detección temprana de incendios”. Los documentos almacenados en el depósito pertenecían a empresas del sector bancario, petrolero y telefónico. Algunas de las empresas que depositaban sus documentos en Iron Mountain son el banco HSBC, la aseguradora La Caja, Molinos Río de la Plata, Telefónica y El Cronista Comercial.

Tras la tragedia de ayer, en la que nueve personas perdieron la vida, Iron Mountain emitió un comunicado en el que sostuvo que “el edificio estaba acorde con las normativas locales”. A su vez, indicó que “estamos colaborando en la investigación de la causa del incidente trabajando en estrecha colaboración con las autoridades locales para esclarecer lo sucedido”. Por último, la empresa calificó el hecho como un “evento trágico” y aclaró que sus empleados fueron “evacuados y están fuera de peligro”.

Iron Mountain fue fundada en 1951 por Herman Knaus, un productor y comerciante de hongos de Livingstone, Estados Unidos. En los ’80, la empresa se expandió con la compra de otras compañías y, en los ’90, logró posicionarse a nivel mundial, cotizando en la Bolsa de Nueva York. La multinacional desembarcó en el año 2000 en el país, luego de la compra de dos empresas con una amplia trayectoria en el mercado de gestión y archivo de documentación: CADA Storage y Box Security. Sus oficinas centrales están ubicadas en la avenida Amancio Alcorta al 2400. Se trata de una planta de 20.000 metros cuadrados ubicada en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios. Además tiene dependencias en La Boca, Lugano y Barracas, donde se produjo el siniestro. A nivel regional, la compañía tiene presencia en Brasil, Chile, México y Perú. En su página web, la firma sostiene que ofrece “servicios integrales de gestión de archivos, protección de datos y destrucción de la información”. “Durante 60 años, Iron Mountain ha sido un confiable socio de trabajo para más de 150.000 compañías en más de 35 países”. “Nuestra experiencia nos permite afrontar retos complejos para la información como el encarecimiento de los costes de custodia, las demandas judiciales, el cumplimiento de la normativa legal y la recuperación de datos ante una incidencia”, destaca la empresa en su sitio en Internet.

El de ayer no fue el único siniestro que sufrió la multinacional en sus depósitos. En 2011, en Aprilia, Italia, las llamas causaron daños en el edificio que la empresa tenía en esa ciudad. En el año 2006, en Londres se incendió el depósito de la empresa y unos cien bomberos tuvieron que trabajar para apagar las llamas. Tardó dos días en consumirse el fuego, y afortunadamente no hubo muertos ni heridos. El mismo año, pero una semana antes, la empresa sufrió otro incendio en una zona industrial, a las afueras de Ottawa, Canadá. Tampoco hubo fallecidos ni lesionados. Por último, en 1997, un incendio provocó daños irrecuperables en la filial de Nueva Jersey, en Estados Unidos.

Iron Mountain “administra miles de millones de registros para empresas de todo el mundo, incluyendo información comercial, archivos electrónicos, datos médicos, correos electrónicos, principalmente”, detalla en su portal. Esos servicios van desde proteger “algunas de las piezas más valiosas de la historia, tesoros culturales, documentos y registros médicos” a brindar “soluciones únicas durante todo el ciclo de vida de la información y para todos los formatos”.

El auditor general de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Epsz-teyn, aseguró a este diario que la empresa fue contratada por el gobierno porteño en dos oportunidades. La primera, en 2009, cuando Iron Mountain ganó la licitación para digitalizar las imágenes de las cámaras de video de la mesa de entradas de la Dirección General. Y la segunda, en 2010, cuando la compañía, esta vez por decreto, se encargó de la misma tarea. El auditor sostuvo que Iron Mountain “no es una empresa desconocida, es contratista del gobierno”. También señaló que “fue de las primeras empresas que se inscribieron para ser beneficiada por el Distrito Tecnológico de Parque Patricios” y afirmó que la empresa tiene “mucha relación con el Gobierno de la Ciudad”, que habilitó la planta incendiada ayer.

Compartir: 

Twitter
 

En un comunicado, la empresa Iron Mountain calificó al hecho como un “evento trágico”.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.