EL PAíS › EMPRESARIOS Y SINDICALISTAS CONSENSUARON UN AUMENTO EN DOS CUOTAS

Acuerdo en la construcción

Este mes cobrarán un incremento salarial de 15 por ciento y en julio otro 10 por ciento acumulativo, que completa un 26,5 por ciento. El salario básico pasará a ser de 6500 pesos. La paritaria involucra a 400 mil trabajadores.

La Unión Obrera de la Construcción (Uocra) y la Cámara Argentina de la Construcción acordaron ayer un aumento salarial de 15 por ciento este mes y 10 por ciento acumulativo a la primera cuota en julio, que completan un 26,5 por ciento. Además, se incorpora al básico una suma no remunerativa de 1200 pesos otorgada el año pasado que impactará en el aguinaldo y lleva la suba en las planillas por encima del 29 por ciento. De este modo, el salario básico del ayudante pasará a ser de 6500 pesos a partir de julio. La paritaria involucra a 400 mil trabajadores.

El acuerdo se anunció en una breve conferencia de prensa en Casa de Gobierno de la que participaron el secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez; el titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. “Considero que el acuerdo es muy positivo porque logramos consensuar un valor intermedio entre lo que pedían los trabajadores y lo que ofrecíamos nosotros. Es una cifra que está en sintonía con la realidad económica del país”, aseguró ayer a Página/12 Gustavo Weiss. Martínez, por su parte, también se mostró conforme. “El acuerdo salarial logrado es óptimo”, sostuvo en la conferencia de prensa.

Las partes consensuaron una fórmula calcada a la que cerraron los metalúrgicos el viernes. Este último gremio también obtuvo 15 por ciento en abril, más 10 en julio y la incorporación de un monto no remunerativo al básico. De este modo, dos gremios importantes del sector privado lograron firmar un 25 por ciento nominal, como había sugerido el Gobierno, y al mismo tiempo acercarse en los hechos al 30 por ciento que reclamaban los trabajadores. Detrás de los metalúrgicos y la Uocra, seguirán Comercio, la Asociación Bancaria, la Unión Obrera de Personal Civil (UPCN), Obras Sanitarias y Luz y Fuerza, entre otros. La expectativa oficial es que todos estos gremios se atengan a la misma fórmula para cerrar sus paritarias.

Weiss sostuvo que el acuerdo de la construcción permitirá mantener el nivel de empleo y se mostró confiado en que la actividad mantendrá un buen ritmo durante el año. El Indec informó ayer que en febrero la construcción cayó 5,2 por ciento y en el primer bimestre la caída acumulada es de 1,7 por ciento (ver Página/12). Sin embargo, Weiss relativizó el dato. “Nosotros no vemos una caída. Hay que esperar algunos meses más para ver la evolución real”, sostuvo a este diario.

En tanto, el gremio de La Fraternidad, enrolado en la CGT oficialista y que agrupa a los conductores de trenes, confirmó ayer que acordó el cobro de una suma de entre 1300 y 2000 pesos no remunerativos a cuenta de las paritarias del sector, que proseguirán en mayo. Según confirmó el secretario de Prensa de La Fraternidad, Horacio Caminos, el acuerdo difundido ayer fue pautado la semana pasada. Para el dirigente gremial, el acuerdo demuestra “la buena voluntad del gremio para seguir negociando, ya que hasta ahora no hemos podido arribar a un acuerdo en base a nuestro reclamo de un 30 por ciento de aumento”. Caminos confirmó además que La Fraternidad se sumará al paro del próximo 10 de abril y rechazó por “falaces” las declaraciones del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien había asegurado que los maquinistas de trenes perciben un “sueldo promedio de 22 mil pesos”. “Da mucha bronca lo que está diciendo el ministro Randazzo. Un maquinista con 20 años de antigüedad percibe un sueldo de entre 12 y 14 mil pesos”, enfatizó el dirigente, quien detalló que a veces “lo que empuja el sueldo es el cobro de la antigüedad”.

Por su parte, la Cámara Argentina de Comercio (CAC), que también avanza en su paritaria, advirtió que las pequeñas y medianas empresas del sector atraviesan “una situación delicada” por supuesta competencia desleal, los aumentos de la carga tributaria y los alquileres, en un contexto que las torna “vulnerables” a un eventual “excesivo aumento en el costo laboral” que pudiera derivar de las negociaciones paritarias. En un comunicado, la CAC detalló la importancia de las pymes en la economía nacional y subrayó que esa situación “debe ser considerada” en las discusiones salariales.

Compartir: 

Twitter
 

Gustavo Weiss (izquierda), Gerardo Martínez (centro) y Carlos Tomada (derecha) durante el anuncio.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.