EL PAíS › CRUCES ENTRE OFICIALISTAS Y OPOSITORES POR LO QUE DIJO CRISTINA KIRCHNER

El legado para el próximo presidente

Varios ministros coincidieron con CFK en que el 2015 encontrará un país mejor que el recibido en 2003. Críticas opositoras.

Las declaraciones de Cristina Fernández de Kirchner, quien el lunes afirmó que le dejará al próximo presidente “un país mucho mejor” que el que recibió el Frente para la Victoria en 2003, despertaron el debate: ayer, varios ministros del gabinete nacional se explayaron en argumentos a favor de la definición de la mandataria, al tiempo que dirigentes opositores y economistas ortodoxos salieron al cruce o pusieron en duda sus definiciones.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, aseguró que el actual gobierno nacional le dejará al futuro mandatario “un país más equilibrado, justo y con una democracia más fuerte” a partir de las “innumerables conquistas alcanzadas desde 2003” que “transformaron notablemente la Argentina en cualquier indicador que se estudie, tanto económico como social”.

El titular de la cartera de Educación, Alberto Sileoni, aseveró que “sin lugar a dudas, cuando esta gestión concluya su labor, en diciembre de 2015, dejará un mejor sistema educativo que el que recibió en mayo de 2003”, mientras que el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Carlos Casamiquela, subrayó que durante la última década, el gobierno nacional “transformó a los pequeños y medianos productores del país en los actores centrales del modelo de inclusión”.

También el canciller Héctor Timerman destacó los avances en materia de política internacional, entre los que señaló la integración regional, la participación en ámbitos como la ONU y el G-20, el juicio contra los fondos buitre y la apertura hacia nuevos mercados como “logros que no tienen marcha atrás” después de una década de reorientación de las relaciones exteriores. “No hay ninguna duda de que el próximo presidente va a tener el desafío de consolidar y profundizar este proceso de crecimiento con inclusión social, el mayor de nuestros doscientos años de historia”, coincidió el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Como contraparte, el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta (PRO), se mostró escéptico ante las afirmaciones de Cristina Fernández de Kirchner. Aunque dijo querer “que deje un país mejor”, habló de problemas respecto de “la inseguridad, el narcotráfico y la inflación”, algo muy parecido a lo que sostuvieron otros diputados, como Darío Giustozzi (Frente Renovador) y Mario Barletta (UCR), quien dijo que el Gobierno tiene “poco tiempo para solucionar los problemas que tiene el país, como inflación, seguridad, falta de calidad institucional y la industria”.

Otro hombre del macrismo, el legislador Pablo Tonelli, fue más duro al afirmar que si bien “en algunos aspectos el país va a estar mejor”, el próximo año lo será “por razones ajenas al Gobierno y por razones externas al país”, pero dijo que en los demás aspectos “el deterioro es manifiesto y estará en 2015 peor que en el 2003”; mientras que el economista liberal José Luis Espert se animó a más: “No hay ninguna chance de que (el gobierno nacional) deje en términos generales un país mejor del que recibió”.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández, anteayer, en el acto de presentación del plan Pampa Azul.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.