EL PAíS › TIMERMAN SE REUNIó EN JERUSALéN CON SHIMON PERES Y CON SU PAR AVIGDOR LIBERMAN

“Es una relación fructífera”

Descartaron que el viaje fuera un reencuentro porque “no hubo un alejamiento”. Firmaron dos convenios y consideraron muy factible una visita de Cristina Kirchner a Israel antes del fin de su mandato.

 Por Victoria Ginzberg

Desde Jerusalén

Se estrecharon la mano y se pararon frente a las banderas argentina e israelí, en la entrada del Ministerio de Relaciones Exteriores. “Es una relación fructífera”, dijo el ministro Avigdor Liberman, después de que el canciller Héctor Timerman agradeciera la invitación a visitar el país y antes de que comenzara una reunión entre ambos que duraría dos horas. “No hay reencuentro porque no hubo alejamiento”, dijo Timerman luego, al hacer un balance del primer día de reuniones en Jerusalén, que incluyó una charla con el presidente Shimon Peres y la firma de dos convenios. Funcionarios diplomáticos señalaron que es muy posible que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viaje a Israel antes de que termine su mandato.

“Es un honor estar en Israel en este día tan especial (el Día del Holocausto, ver aparte) invitado por mi amigo Avigdor Liberman. La Argentina y América latina son tierras de inmigrantes y miles de sobrevivientes del Holocausto iniciaron una nueva vida en nuestro país. Conocemos el dolor y también la fuerza que tienen los inmigrantes para construir un país. Esperamos que los pueblos palestino e israelí encuentren el camino de la paz”, dijo Timerman parado en la alfombra roja, antes de la reunión con Liberman que terminaría con un encuentro privado y una cena. Es que Timerman no sólo llegó a Jerusalén el día de conmemoración del Holocausto, lo hizo también en el momento en el que se congelaron las negociaciones de paz entre las autoridades israelíes y el presidente palestino, Mahmud Abbas, debido al acuerdo que éste último alcanzó con la organización Hamas.

“Argentina tiene una opinión que es la de llevar adelante negociaciones pacíficas, pero no decimos a Israel, si no nos pide, cómo llevar adelante las negociaciones. Nosotros escuchamos, respetamos, luego, tenemos una idea”, explicó el canciller más tarde. La misma lógica se aplica a la decisión de la Argentina de firmar un acuerdo con Irán para buscar destrabar la parálisis en la investigación del atentado contra la AMIA. “No se negocia con Israel por el memorándum, se conversa, porque es algo que puede interesar, pero las decisiones las toman los países afectados”, apuntó el canciller.

El memorándum de entendimiento en el que se propicia la formación de una comisión de la verdad para que el juez federal Rodolfo Canicoba Corral pueda interrogar en Irán a los sospechosos por el ataque a la mutual judía se hizo presente en el encuentro entre Timerman y Liberman, pero no fue este último quien lo puso sobre la mesa. Después de conversar sobre el acuerdo entre Teherán y los cinco integrantes permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, China, Reino Unido, Francia y Rusia) y Alemania para frenar el plan de desarrollo nuclear iraní, Timerman mencionó el asunto y el estado en que se encuentra. El gobierno de Irán, hasta ahora, no dio muestras de querer avanzar en la cuestión.

Otros temas de importancia que se trataron fueron los de la situación de América latina, el narcotráfico, el terrorismo y los fondos buitre. Liberman estaba sorprendido por la dificultad de combatir el narcotráfico en algunos países latinoamericanos. Timerman habló sobre la denuncia ya clásica del gobierno argentino sobre los paraísos fiscales y le explicó las implicancias con los fondos buitre y el lavado de dinero, tema que su par israelí vinculó con el terrorismo.

En cuanto a América latina, en la Cancillería señalaban que la Argentina es el país de la región que más estables y profundos vínculos tiene con Israel. Aun cuando hay temas en los que hay diferencias, como fue el memorándum, la posición sobre la integridad territorial o el hecho de que la Argentina reconociera al Estado palestino, la relación histórica siempre fue intensa. Por ejemplo, la Argentina es el único país de América latina que integra el organismo internacional dedicado a la memoria y prevención del Holocausto. Con Venezuela, Israel no tiene relación diplomática y ya en otro momento, los buenos oficios de la Presidenta y del canciller sirvieron para acercar posiciones, asunto con el que también se especuló en este viaje.

Pero además del buen vínculo con Jerusalén, la Argentina hizo en los últimos tiempos avances en su relación con algunos países árabes, como Arabia Saudita o los Emiratos Arabes. En este contexto, la intención, tanto del gobierno de CFK como el de Israel, es incrementar el vínculo bilateral, sobre todo en el ámbito científico y tecnológico. Ayer, los cancilleres firmaron dos convenios: un prograna de cooperación educativa (información, experiencia, becas) y otro sobre coproducción cinematográfica. “Ahora ya podemos poner una empresa de cine Liberman-Timerman”, bromeó el israelí en el momento de suscribir el acuerdo.

La Presidenta tiene una invitación pendiente para visitar Israel que le hizo Peres en 2009 y es probable que si puede organizarse la agenda, lo haga antes de terminar su mandato. Al menos, ése es el deseo de la diplomacia argentina. CFK estuvo aquí en 2005, cuando era senadora y primera dama, y vino recibir un premio de la Universidad Hebrea.

En el encuentro que Timerman tuvo con Peres antes de la reunión con Liberman, el presidente israelí preguntó sobre su “amiga” y comentó que sabía que se había recuperado de una operación. Peres, que recibió al canciller argentino en su residencia del barrio de Rechavia, tiene 91 años y es uno de los referentes históricos del país. A pesar de su edad, está muy activo. Tiene interés en el desarrollo científico y tecnológico y cuando le ofrecieron extender su mandato como presidente lo rechazó y dijo que tenía “otros planes”. Ayer también habló con Timerman sobre el proceso de paz. “Hay nuevos problemas y no se deben adoptar viejas soluciones”, dijo en referencia a la situación complicada de los últimos días.

Timerman insistió en que “Israel sabe, y lo puede confirmar una vez más, que siempre puede contar con la Argentina para cualquier forma de ayudar en el proceso de paz. Si hay algo que deseamos es ver a un Israel viviendo en paz, en amistad con sus vecinos y con seguridad”. El canciller señaló que la Argentina no debe entrometerse en asuntos de otros países, pero que está dispuesta a colaborar para intentar alcanzar una solución pacífica de los conflictos. Peres elogió al papa Francisco y agradeció a la Argentina “por haber dado esa figura que ha cambiado el mundo católico”. El canciller abogó para que la presencia del Papa en Israel y otros países de la región el mes próximo sea un estímulo “para seguir trabajando por la paz”.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Timerman se reunió con el presidente Shimon Peres en la residencia del barrio de Rechavia.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.