EL PAíS › MACRI AUMENTó UN 114 POR CIENTO LA TARIFA DE LOS PARQUíMETROS

Estacionar cuesta el doble

A través de un decreto, el jefe de Gobierno porteño dispuso el incremento del estacionamiento medido, que desde este viernes pasará de 1,40 a 3 pesos la hora. Argumentó que la tarifa vigente estaba desactualizada. Críticas de la oposición.

 Por Werner Pertot

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dispuso por decreto un aumento del estacionamiento medido del 114 por ciento. En el texto de la norma, firmada también por el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, argumentaron que los valores se encontraban desactualizados. A partir del viernes, entonces, la tarifa pasará de 1,40 a 3 pesos la hora. Es el segundo aumento desde 2008, cuando Macri subió la tarifa de 1 a 1,40 pesos. La decisión se da mientras el PRO busca avanzar con una extensión de los parquímetros que alcance a casi la mitad de la ciudad, algo que fue aprobado por la Legislatura porteña en diciembre del año pasado.

Mediante el decreto 290, el procesado jefe de Gobierno dictó un aumento del 114 por ciento de los parquímetros, con el argumento de que “el estacionamiento tarifado es una herramienta de ingeniería de tránsito cuyo principal objetivo es ampliar la oferta de estacionamiento en zonas de elevada demanda”. Señaló como fuente para el porcentaje del aumento un estudio de la Subsecretaría de Transporte en el que evaluaron “la evolución de los ingresos y los costos involucrados” y observaron “una desactualización de la tarifa, que reduce la calidad y la rentabilidad del servicio”. En el decreto, indicó que la tarifa de los estacionamientos privados está muy desfasada de la de los parquímetros (una hora en un garaje equivale a 19 horas en la calle, sostiene), por lo que el aumento a 3 pesos “restablecería razonablemente la ecuación económica de la actividad”.

La concesión de las grúas sigue en manos de dos empresas que llegaron al negocio en 1990, durante el gobierno de Carlos Grosso: Dakota SA y BRD Saicf. Los 350 pesos que cobran por cada acarreo quedan enteramente para las empresas privadas. En el negocio talla fuerte el gremio de Hugo Moyano, que tiene 800 trabajadores. El contrato está vencido hace más de diez años y todavía no está lista la nueva licitación, aún en etapa de evaluación de las distintas ofertas.

El PRO consiguió aprobar en la Legislatura una ley que llevará el alcance de los parquímetros al 45 por ciento de la ciudad (entre otros, amplía los barrios de Palermo, Caballito, Núñez, Villa Urquiza y Belgrano). El proyecto lo votaron en diciembre pasado 38 de los 60 legisladores, entre otros el legislador del PJ Claudio Palmeyro y el bloque kirchnerista, que conducía en ese momento Juan Cabandié. Según esta ley, se sumarán al estacionamiento medido 140 mil espacios que eran gratuitos. Del proyecto original del PRO se eliminó el cepo y se incluyó la posibilidad de que los automovilistas puedan registrar sus vehículos como “residentes” de la zona en la que viven para que no les cobren por estacionar frente a su casa. Según esa ley, se crearán diez playas de acarreo y se dividirá la ciudad en cinco zonas, que serán licitadas.

Sin embargo, la licitación todavía no se concretó y Macri resolvió aumentar la tarifa para las 900 cuadras que ya tienen el estacionamiento medido, con lo que cosechaba ayer las primeras críticas de la oposición porteña. “Buenos Aires es cada vez más una ciudad cara y para pocos. La inflación en la ciudad está generada por el gobierno de Macri”, advirtió la legisladora de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti. “Cuando nos opusimos al estacionamiento medido en los barrios advertimos que era un negocio pensado para recaudar y no para ordenar el tránsito”, destacó. “Es otro golpe al bolsillo de los porteños”, consideró el legislador radical Juan Nosiglia.

El jefe del bloque de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, indicó que “Macri antes de aumentar debiera esperar y respetar el proceso de licitación que se está llevando adelante para el nuevo sistema de estacionamiento medido y parquímetros y no seguir premiando a empresas que se vieron beneficiadas violando los contratos y los plazos”. “El sistema de estacionamiento medido no puede sólo perseguir un fin recaudatorio –advirtió Ferraro–, sino que tiene que apuntar a la congestión del tránsito y al cuidado del medio ambiente y el uso del suelo, que de por sí es un bien escaso y tiene que ser compartido.”

Compartir: 

Twitter
 

El PRO busca extender la presencia de parquímetros en la ciudad.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.