ECONOMíA › EL íNDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR AUMENTó 1,3 POR CIENTO EN JUNIO

No frenan, pero desaceleran

Los precios minoristas sufrieron en junio el menor incremento en lo que va del año, manteniendo la tendencia decreciente que se inició en marzo, tras el brusco salto generalizado en el primer bimestre junto a la devaluación.

 Por Federico Kucher

El índice de precios minorista aumentó 1,3 por ciento en junio en relación con el mismo mes del año pasado, al tiempo que acumuló en lo que va de 2014 un incremento del 15 por ciento, según lo informó ayer el Indec. La remarcación de precios de junio fue tres veces menor respecto de la de enero, cuando las tensiones cambiarias y las maniobras especulativas de comerciantes potenciaron el proceso inflacionario. Los rubros de alimento y transporte registraron los menores incrementos, al tiempo que los segmentos de vivienda y servicios básicos computaron las mayores subas, por la disminución de los subsidios de gas y agua. El salario promedio de la economía avanzó entre enero y mayo 15,7 por ciento.

El incremento de los precios al consumidor a nivel nacional de junio fue el más bajo desde que comenzó el año. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que en enero el incremento había sido de 3,7 por ciento; en febrero, del 3,4 por ciento; en marzo, del 2,6 por ciento; en abril, del 1,8 por ciento, y en mayo, del 1,4 por ciento. En Economía consideraron que la moderación de la incertidumbre respecto del tipo de cambio, el incremento de las reservas internacionales del Central, la disminución del dólar paralelo, la efectividad del programa Precios Cuidados y la implementación de valores de referencia para remedios, materiales de la construcción y artículos de la canasta escolar fueron factores centrales para explicar la desaceleración de precios minoristas en los últimos cuatro meses.

El rubro de alimentos fue uno de los segmentos con mayor moderación en la suba de precios, al avanzar 0,8 por ciento en junio. Las remarcaciones de comerciantes del sector habían alcanzado un pico del 4 por ciento en febrero. En el detalle del Indec se precisó que el mes pasado los productos con mayores subas fueron verduras frescas, con un alza del 3,1 por ciento; margarinas y grasas, 3,8 por ciento; sal y especias, 2,4; café, 2,2, y harina, arroz y otros cereales, 1,6. A diferencia de este desempeño, los productos que menos aumentaron fueron pescado fresco y congelado, con una suba del 0,3 por ciento; carne vacuna, con 0,6 por ciento; azúcar, miel y dulces, con 0,5 por ciento, y bebidas gaseosas, con 0,5. A su vez, los alimentos que registraron una disminución de precios respecto de mayo fueron las frutas frescas, con una merma del 1,1 por ciento, y las carnes rojas (no vacunas), con una rebaja del 0,2 por ciento.

El bloque de vivienda y servicios básicos fue el sector con mayor incremento de precios en junio, al incrementarse 3,3 por ciento, contra el 1,3 por ciento promedio de la economía. El recorte de subsidios en las tarifas de agua y gas de la población del área metropolitana explicó este desempeño. El desagregado precisó que combustibles para la vivienda (gas) subió 27,1 por ciento, al tiempo que agua y servicios sanitarios aumentó 15,5 por ciento. Además, alquiler de vivienda se incrementó 0,5 por ciento, las reparaciones y gastos comunes del hogar aumentaron 0,9 por ciento y la electricidad retrocedió 0,8 por ciento. En lo que refiere al resto de los rubros del indicador de precios minorista del Indec, se observó que indumentaria aumentó 1,1 por ciento; equipamiento y mantenimiento del hogar, 0,9 por ciento; atención médica y gastos para la salud, 3,1 por ciento; transporte y comunicaciones, 0,7; esparcimiento, 1,8; educación, 1,3, y otros bienes, 0,8.

Los precios minoristas acumularon un incremento del 15 por ciento en el primer semestre del año, mientras que el salario promedio de la economía avanzó 15,7 por ciento durante los primeros cinco meses, por lo que se mantuvo el poder de compra de la comunidad. Desde Economía explicaron que la desaceleración del proceso inflacionario y el incremento de los ingresos disponibles de la población a través de la firma de paritarias, el aumento de jubilaciones y el ajuste de asignaciones sociales permitirá impulsar la actividad económica en la segunda mitad del año. En cuanto a las mediciones privadas de inflación, las cuales carecen de metodología, se ubicaron en torno del 2 por ciento para junio, contra el 1,3 por ciento del instituto de estadísticas oficial.

Compartir: 

Twitter
 

En el rubro alimentos se verificó la mayor desaceleración. Carnes y gaseosas, estables.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.