EL PAIS › SERGIO URRIBARRI ENCABEZO UN ACTO CON MAS DE TREINTA SINDICATOS

Con apoyo de los trabajadores

Los gremios pertenecen a la CGT y formaron una mesa sindical que promueve la precandidatura del gobernador de Entre Ríos en las primarias del oficialismo. Reunieron a miles de trabajadores en el microestadio de Ferro. Estuvo también Julio De Vido.

 Por Nicolás Lantos

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, mostró ayer el apoyo de más de treinta sindicatos que pertenecen a la CGT oficial y que decidieron llevarlo como precandidato en las próximas primarias dentro del Frente para la Victoria. En un acto en un colmado microestadio de Ferro, Urribarri relanzó su postulación en la interna peronista respaldado por dirigentes gremiales y por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Allí prometió, ante más de tres mil trabajadores, “no retroceder en ni una sola conquista obtenida” durante la última década en caso de llegar a la Casa Rosada.

“Tengo lealtad y experiencia de gestión”, manifestó el candidato, que ocupaba el frente de un escenario escoltado por imágenes de Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón, a su derecha; y Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, a su izquierda. Detrás suyo, una docena de dirigentes de los gremios que conforman el Movimiento Sindical Urribarri Presidente (Mosup), que hizo ayer su presentación en sociedad.

Entre los sindicalistas, se destacaban los secretarios generales del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani; de Foetra (telecomunicaciones), Osvaldo Iadarola; de APL (personal legislativo), Norberto Di Próspero; y de Satsaid (trabajadores de televisión), Hugo Medina. Esas cuatro organizaciones fueron las que aportaron la parte del león entre los trabajadores que asistieron, encolumnados, al acto. También estaban el ministro De Vido; el titular del Sedronar, Juan Carlos Molina; y el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María.

El Mosup agrupa –según consignaron sus principales referentes– a 36 sindicatos bajo el ala de la CGT oficial (cuyo titular, Antonio Caló, manifestó apoyo a otro candidato, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli) detrás de la candidatura de Urribarri. “Es el mejor candidato para continuar con lo realizado por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner”, remarcaron a Página/12 los sindicalistas que organizaron y que convocaron al microestadio de Ferro. Al principio del acto un locutor leyó una proclama en la que atacaban a aquellos dirigentes opositores que “quieren borrar con palabras seductoras la destrucción que generaron sus propias obras” en gobiernos pasados.

“Quien suceda a Cristina Fernández de Kirchner no debe hacer borrón y cuenta nueva. Que no tire todo por la borda”, aseguró Urribarri en el discurso que dio cierre a la actividad, ya pasada la una del mediodía. Algunos asistentes, que llevaban allí desde media mañana, abandonaban brevemente sus lugares para procurarse un choripán en el puesto ubicado a pocos metros de la puerta del microestadio. Por la hora, se veían más gaseosas y aguas que cervezas, aunque alguna había.

“Este es un acto militante, porque demuestra que el movimiento obrero quiere ser protagonista”, dijo el entrerriano, quien prometió que, en caso de llegar al poder, va a “respetar a los compañeros” de la CGT y darle un lugar de relevancia en su gobierno. Durante el discurso, apuntó a sus rivales de la interna que no administran una provincia, sino que son ministros o legisladores.

“No se puede estudiar seis meses antes para ser presidente. Hay que tener lealtad y experiencia en gestión. Yo me animo porque vengo de una provincia que estaba de mitad de tabla para abajo” cuando los Kirchner comenzaron a gobernar el país “y hoy tiene las cifras más altas de desarrollo”, completó, marcando también diferencias con Scioli. Urribarri dijo que el respaldo del movimiento obrero es “un honor y una responsabilidad” y recordó que él proviene de una familia de clase trabajadora.

Antes que él hablaron Viviani, Iadarola y Di Próspero, y expusieron los motivos de la conformación de esta mesa sindical para apuntalar la candidatura del entrerriano. El titular de APL, en primer lugar, señaló que el encuentro de más de treinta sindicatos en ese espacio “no es casualidad” y que lo hacen “por convicción y no por conveniencia”. También prometió que el Mosup “trabajará durante los doce meses que quedan” hasta las elecciones en apoyo de su candidato para garantizar “un proyecto político que continúe con estos doce años de crecimiento para el trabajador y para el país”.

A su turno, Iadarola sostuvo que “hay un antes y un después de este gobierno nacional” ya que solucionó el principal problema de la Argentina, la desocupación, creando casi siete millones de puestos de trabajo e incorporando a casi el ciento por ciento de las personas en edad de jubilarse al sistema previsional. También pidió “mantener este modelo sindical para que no vengan por los trabajadores, por el pueblo”. Por último, Viviani definió el apoyo a Urribarri como “una responsabilidad patriótica, histórica y peronista”, ya que “garantiza la prosecución del modelo social, económico y político iniciado en 2003 por Kirchner y que continúa la Presidenta”.

Compartir: 

Twitter
 

Urribarri junto al titular de taxistas, Omar Viviani, uno de los gremialistas que lo apoyan.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.