EL PAíS › LOS JUECES ELIGIERON A SUS TRES REPRESENTANTES EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

La familia judicial pierde una banca

El sector más tradicional de la corporación judicial, encarnado en la lista Bordó, se quedó con un solo consejero por los jueces, Luis Cabral. También fueron elegidos Leónidas Moldes, de perfil anti K, y Gabriela Vázquez, afín al oficialismo.

 Por Irina Hauser

La lista Bordó, que encarna al oficialismo de la familia judicial, perdió una banca dentro del Consejo de la Magistratura en la elección de los tres consejeros que integrarán el estamento de los jueces por los próximos cuatro años. Hasta ahora había dos listas representadas y la Bordó tenía dos de los tres lugares. Desde noviembre uno de ellos será ocupado por el juez Luis Cabral, presidente de la tradicional Asociación de Magistrados, pero las listas ahora serán tres, ya que se suman la Celeste, con la camarista laboral Gabriela Vázquez, y Compromiso Judicial, con el juez federal de Bariloche Leónidas Moldes. El kirchnerismo festejó la noticia, porque cree que tendrá más chances de entablar negociaciones en los concursos para designar jueces, los expedientes disciplinarios e incluso el manejo de los fondos.

Cabral, quien ya fue consejero entre 2006 y 2010 y presidió el Consejo de la Magistratura, obtuvo 310 votos, pero para que entrara el número dos de su lista necesitaba más del cincuenta por ciento del total de los sufragios, algo que no sucedió. El segundo lugar fue para Moldes, quien obtuvo 185 votos y llamativamente la mayoría no provenía de sus colegas provinciales, sino de Capital Federal. Es un juez con perfil más antikirchnerista y todo hace pensar que le quitó a Cabral el apoyo de jueces que se molestaron al verlo sentado en la Casa Rosada en el acto de anuncio de las leyes del consumidor. Moldes se presentó con Compromiso Judicial, una escisión de la lista Celeste. Esta, la más progresista, llevó a Vázquez de candidata y sacó 177 votos. Cerca del 80 por ciento del padrón fue a votar.

Los tres consejeros jueces salientes son Alejandro Sánchez Freytes y Ricardo Recondo, de la lista Bordó, actuales presidente y vice del Consejo, y Mario Fera, de la Celeste. En los últimos años el Consejo se vio en una dinámica de empates y votaciones bloqueadas en las que quedaba el kirchnerismo de un lado, y del otro los dos legisladores radicales, los dos abogados, y habitualmente dos jueces. Fera era el voto enigmático, que a veces destrababa, aunque no fue un aliado constante de nadie.

En el plano político, Cabral es un peronista que viene de la izquierda nacional de Jorge Abelardo Ramos. Es juez de tribunal oral, pero subroga en la Cámara de Casación Penal, lo que le valió denuncias, ya que fue designado a dedo, sin sorteo. Es conocido como un hábil negociador. Fue un abanderado de las denuncias que llevaron a voltear la reforma judicial impulsada por el Gobierno el año pasado, pero una vez que se terminó la discusión reanudó un acercamiento con el Poder Ejecutivo. Con cierto tono de resignación ayer le dijo a Página/12 que no le alcanzaron los votos para mantener dos bancas, “porque se aplica el sistema D’Hont”. “Pero estoy seguro –recurrió a una muletilla– de que el estamento judicial con estas representaciones va a trabajar coordinadamente y afianzar una política para un Poder Judicial independiente, sin integrarnos a otros bloques, sino consensuando con todos.”

Moldes se abrió de la lista Celeste por diferencias en torno de la democratización judicial. Fue secretario de Alberto Piotti y conocido por haber llevado a juicio a la profesora de matemática Marina Schifrin por cortar una ruta en defensa de la escuela pública. Este año tuvo notoriedad cuando interrumpió el alegato de un fiscal en el momento en que hablaba de la complicidad de los jueces con la dictadura. Consultado por este diario, dijo que estaba festejando y que hablaría en otro momento.

Vázquez es una peronista de Lanús, afín al kirchnerismo, quien integra la Cámara laboral y coordina una comisión especializada en mobbing (acoso laboral). En sus trabajos teóricos ha defendido la propiedad comunitaria de las tierras de los pueblos originarios. Por cierta cercanía con la procuradora Alejandra Gils Carbó, le hicieron campaña en contra vinculándola en panfletos a Justicia Legítima. Ella hizo campaña oponiéndose a la difusión por Internet de las declaraciones juradas de los jueces y a los juicios políticos basados en el contenido de las sentencias. “Voy a trabajar por los compromisos asumidos”, anunció en su festejo.

Así las cosas, la representación más tradicional de la corporación judicial pierde poder en el Consejo. En el oficialismo ayer había clima de celebración. Especulan con tener muchas más chances de negociar decisiones claves (la selección y los enjuiciamientos se deciden con mayoría de dos tercios) al haber más interlocutores y creen que contarán con el apoyo de Vázquez en los temas centrales.

El senador y actual consejero radical Mario Cimadevilla dijo que “los acuerdos grandes los han hecho siempre los jueces con el oficialismo, y seguramente esto se va a profundizar”.

Días atrás fue elegida por los abogados de la Capital Federal Adriana Donato (Gente de Derecho), con apoyo del PRO. El viernes se eligen los abogados de las provincias. Falta el consejero designado por el sistema universitario (que volvería a ser kirchnerista) y de acá a fin de año se renovarán cinco bancas de legisladores.

Compartir: 

Twitter
 

Alejandro Sánchez Freytes, actual presidente del Consejo de la Magistratura, dejará el cuerpo.
Imagen: Infojus
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.