EL PAíS › PROPONEN ADELANTAR LA ENTRADA EN VIGENCIA DEL NUEVO CóDIGO CIVIL Y COMERCIAL

Con la intención de acelerar los tiempos

Los senadores oficialistas Miguel Angel Pichetto y Aníbal Fernández presentaron un proyecto para que el nuevo código se aplique desde el 1º de agosto de 2015 y no a partir de enero de 2016, como estaba previsto. La oposición adelantó su rechazo.

Los senadores del Frente para la Victoria Miguel Angel Pichetto y Aníbal Fernández presentaron un proyecto de ley para adelantar la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial para el 1º de agosto de 2015. De ser aprobado, la aplicación de la nueva norma se anticipará en cinco meses, es decir que comenzará a regir antes de las PASO y las elecciones presidenciales. Los legisladores señalaron que el plazo que se fijó en el texto original tuvo que ver con el tiempo que se estimó inicialmente necesario como para que fuera conocido, especialmente en el ámbito de la Justicia, pero indicaron que con el proceso de redacción y debate, ya antes de su sanción definitiva la mayoría de los contenidos resultaron “ampliamente conocidos en los ámbitos académico y profesional del Derecho”. La oposición anticipó que se opondrá.

En los fundamentos del proyecto, Pichetto y Fernández señalaron que “ya durante la génesis del nuevo texto legal tuvo lugar un proceso de amplia participación de miembros del Poder Judicial, de la docencia, de los Colegios de Abogados y de otros medios académicos, y también del universo de las instituciones privadas que en los últimos años habían reclamado la unificación del Derecho Civil y del Derecho Comercial”, así como “la recepción los avances legislativos alumbrados en el derecho comparado y también en la jurisprudencia”.

En este sentido, aludieron a las 18 audiencias públicas que se realizaron a lo largo de todo el territorio nacional. “La labor cumplida por la Comisión Bicameral para la Reforma, Actualización y Unificación de los Códigos Civil y Comercial se llevó adelante en un marco de extendida participación ciudadana, mediante la celebración de audiencias públicas en numerosos puntos del país con encomiable perspectiva federal.”

El proyecto presentado ayer advierte, por otro lado, que no conviene demorar los efectos propositivos que tendrá el nuevo código en la vida diaria. Sobre este tema, apuntaron que la norma “vino a dar respuesta a modificaciones largamente esperadas por la sociedad”.

Los senadores destacaron en esta línea “las nuevas normas relacionadas con las personas humanas”, con la reproducción asistida, la simplificación y agilización de los procedimientos de adopción, “la responsabilidad parental, los derechos de los menores de edad”, las garantías destinadas a las personas con capacidad restringida, la actualización de la ley de matrimonio y la inclusión de las uniones convivenciales, entre otros puntos.

El Código Civil fue sancionado el 1º de octubre pasado y promulgado por la presidenta Cristina Kirchner una semana después. Durante el debate parlamentario del código en la Cámara de Diputados, los principales dirigentes de los bloques de la oposición se levantaron del recinto, abandonando su tratamiento. A su vez realizaron una presentación judicial sobre supuestas irregularidades en las que, dijeron, se incurrió durante su debate en la Cámara de Senadores.

Más tarde, precandidatos y legisladores de la oposición adelantaron su intención, en caso de ganar las elecciones, de “revisar, derogar y anular” una lista de leyes aprobadas por el kirchnerismo en los últimos años; el nuevo Código Civil y Comercial es una de ellas.

En esta línea, ayer varios dirigentes de la oposición anticiparon su rechazo al proyecto de adelantamiento de la entrada en vigencia del nuevo código. El ex vicepresidente Julio Cobos, hoy diputado nacional por la UCR y precandidato presidencial del Frente Amplio Unen, consideró “necesario que la puesta en vigencia quede a cargo del nuevo presidente” y rechazó “de plano cualquier tipo de adelantamiento”.

Desde el PRO el diputado Federico Pinedo rechazó los argumentos de Pichetto y Fernández y sostuvo que “se suponía que el plazo de entrada en vigencia” era enero de 2016 “para que el pueblo pudiera interiorizarse de los derechos para poder ejercerlos”.

También se opuso el diputado Adrián Pérez (Frente Renovador), que anticipó que el que asuma el gobierno en el 2015 “va a poder revisar muchas cosas”. Pérez aclaró, sin embargo, que a su criterio no se trata de tirar “todo” abajo porque “no se puede hacer un revisionismo de todo”.

Compartir: 

Twitter
 

Fernández y Pichetto, promotores de adelantar la entrada en vigencia del nuevo Código Civil.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.