EL PAIS › REUNION ENTRE EL RADICALISMO Y LOS SOCIALISTAS

Mensaje para los socios

 Por Sebastian Abrevaya

Mientras continuaban ayer las repercusiones e interpretaciones cruzadas sobre la cumbre realizada por el radicalismo en San Fernando, los principales dirigentes de la UCR se reunieron con sus pares del Partido Socialista. Encabezados por Ernesto Sanz y Julio Cobos, la cúpula boina blanca convocó al titular del PS, Hermes Binner, y otros dirigentes de su partido para retomar la actividad institucional del FA-Unen y enviar un mensaje al resto de sus socios: empezarán a ponderar las opiniones según el peso político de cada partido. Al terminar la reunión informaron que se retomarán las reuniones semanales de la alianza y que a mediados de diciembre presentarán el programa de gobierno. “Fue una reunión con el socialismo porque correspondía transmitir todo lo que había pasado en la reunión (del radicalismo) y hemos acordado retomar las reuniones semanales”, afirmó Sanz. Fuentes del socialismo aseguraron que no se habló de Sergio Massa o de Mauricio Macri, sino del fortalecimiento del FA-Unen. Hoy habrá una reunión en el mismo sentido entre la UCR y referentes de la Coalición Cívica.

El despacho del presidente del bloque de diputados radicales, Mario Negri, fue el lugar que improvisaron para la reunión “institucional” entre el PS y la UCR. Además de Cobos, Sanz y Negri, estaban Ricardo Alfonsín, Gerardo Morales, Laura Montero y Lilia Puig, titular de la Convención Nacional. El socialismo completó su presencia con Juan Carlos Zabalza, Alicia Ciciliani y Alfredo Lazzeretti. Que la primera acción del radicalismo tras la cumbre haya sido un encuentro con el socialismo es un mensaje para el resto de sus socios. Una de las cuestiones en las que avanzarán desde el Comité Nacional es en marcar las diferencias de representatividad de las distintas fuerzas hacia adentro del FA-Unen, que hasta ahora venía funcionando equitativamente. “Hasta aquí venimos funcionando en un plano de igualdad, pero vamos a avanzar con una suerte de ponderación de las opiniones, que equivale a que el radicalismo y el socialismo juntos pueden, de alguna manera, definir u orientar al conjunto, al resto”, afirmó Sanz en declaraciones radiales.

En parte, a esto responde el primer punto del documento redactado en San Fernando, en donde marcaron la necesidad de “redefinir” la conducción del frente, así como sus “reglas de funcionamiento e institucionalidad”. Los socialistas tendrán ahora la tarea de “hablar para consensuar” con el secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini, quien había cuestionado la “falta de contundencia” del pronunciamiento radical. El mismo planteo les cabe, por ejemplo, al Partido Socialista Auténtico o al Frente Cívico cordobés, que son expresiones políticas locales y tienen los mismos dos representantes en la mesa del frente que se reunía todos los martes.

Más temprano, Cobos consideró que con la cumbre del lunes “quedaron definitivamente sepultadas” las chances de hacer un acuerdo nacional con el PRO o el Frente Renovador y al salir de la reunión afirmó que era necesario que la UCR definiera su estrategia electoral hacia 2015. En la misma línea se expresó Alfonsín. Ambos insisten en que se convoque a la Convención Nacional del partido para “convalidar” esa definición.

El documento señala que “a la brevedad posible” el máximo órgano partidario de la UCR se reunirá. Sin embargo, en diálogo con Página/12, Lilia Puig de Stubrin aclaró que no tiene fecha todavía. Que podría ser antes de fin de año o recién en febrero o marzo del próximo.

Además, en el entorno de Sanz relativizaron la interpretación de Cobos y Alfonsín. Consideraron que el principal mensaje del cónclave radical fue el de fortalecer al partido y al FA-Unen, rediseñar las reglas de juego de la coalición y garantizar que todos los candidatos a gobernador radicales tendrán que apoyar la lista de su partido. De todas maneras, el cuarto punto del texto llama a “plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la UCR un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario”. Esos acuerdos podrían involucrar al massismo y/o al PRO y podrían ser la base para que más adelante se produzcan acuerdos electorales. De hecho, ayer casi todo el arco opositor organizó un acto para reclamar la implementación de la boleta única, del que participaron tanto los líderes radicales como del socialismo, Proyecto Sur, el Frente Renovador y el macrismo, entre otros.

Desde la Coalición Cívica, el diputado Fernando Sánchez afirmó que el partido que lidera Carrió “siempre ha manifestado su decisión de consolidar el FA-Unen” y que recién definirá su política de alianzas “en abril del año próximo”. “Así como la UCR ha resuelto considerar la posibilidad de realizar acuerdos distritales por fuera de los partidos que integran Unen, la CC-ARI también ratifica esa posibilidad como propia para realizar alianzas en algunos lugares como la provincia de Buenos Aires”, agregó Sánchez, en un dardo dirigido a Alfonsín y Stolbizer, quienes rechazaron el acuerdo con Massa o Macri en ese distrito.

En este contexto, el espacio todavía mantiene la tensión interna respecto de sus eventuales aliados, con las posiciones irreconciliables de antimacristas como Cobos, Alfonsín, Binner, Stolbizer, Tumini y Solanas, versus posiciones pro macristas como las de Carrió, Luis Juez, Oscar Aguad, entre otros. En medio quedan otros radicales de peso, que insisten en sumar a Massa, como Morales, José Cano, Julio Martínez o Luis Naidenoff.

Compartir: 

Twitter
 

Solanas, Sanz, Cobos y Binner en un acto de toda la oposición en reclamo de la boleta única.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared