EL PAíS › LOS PRECANDIDATOS DEL KIRCHNERISMO CONTRA EL ACUERDO MACRI-UCR

“La gente no lo va a respaldar”

Macri defendió el acuerdo y aseguró que no se tratará de un gobierno “de coalición”, para evitar la comparación con la Alianza. Los precandidatos del kirchnerismo lo criticaron por unirse sólo para derrotar al FpV.

Mientras en la alianza del radicalismo y Elisa Carrió y el macrismo empiezan a verse las primeras contradicciones luego de que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, descartara un “gobierno de coalición”, a pesar de que el senador Ernesto Sanz empujó desde la idea desde la Convención Radical, los presidenciables del Frente para la Victoria (FpV) criticaron nuevamente al armado político. “Las alianzas ‘en contra de’ en el pasado no han salido bien”, sostuvo el gobernador bonaerense Daniel Scioli a la vez que el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, apuntó a “un sector de la dirigencia que en este tiempo electoral responde más a cuestiones oportunistas que a una verdadera alianza programática”. Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el ex canciller Jorge Taiana coincidieron en calificar de “antiperonista” la alianza que encabeza Macri.

“El Gobierno viene demostrando cómo se van normalizando algunas situaciones sin tener que, por el hecho de ser un año político, estar haciendo anuncios”, destacó Scioli apuntando al corazón de las declaraciones que Macri viene desplegando en los últimos días a partir de la decisión de la Unión Cívica Radical (UCR) de conformar una alianza y competir internamente por la candidatura presidencial con Macri y Elisa Carrió en las PASO de agosto. “Se va sincerando el panorama electoral”, agregó el ex motonauta y dijo que el problema eran “los que plantean cambios pero no dicen qué es lo que proponen. Tengo mucha confianza en que la gente, viendo cosas que ya han ocurrido, no va a respaldar ese tipo de asociaciones que se hacen en contra de alguien”, aseguró comparando la nueva sociedad política con el gobierno de la Alianza de Fernando de la Rúa, el final de la etapa neoliberal que terminó con la crisis del 2001. “Si a cada sector que vas, le decís lo que quiere escuchar...”, ironizó Scioli criticando la forma de hacer campaña del macrismo.

Macri salió a mostrar las primeras diferencias en la nueva alianza al señalar que “el que gana va a conducir el gobierno nacional y pedirá colaboración. Pedir colaboración no es exactamente lo mismo que decir que se formará un gobierno de coalición”. Contrastó con la opinión de Sanz que había apostado por “una coalición que le dé al sistema democrático equilibrio y alternancia” pocas horas antes. La conformación de la alianza y sus primeras divergencias, además de la promesa de Macri de levantar el “cepo cambiario a partir del 11 de diciembre”, desencadenó las críticas de los precandidatos kirchneristas.

Randazzo también apuntó contra las declaraciones macristas al señalar que “hay una actitud por parte de un sector de la dirigencia que en este tiempo electoral responde más a cuestiones oportunistas que a una verdadera alianza programática”. El ministro del Interior, que mantuvo un fuerte cruce verbal con el sciolismo en las últimas semanas por la interna, reflexionó sobre la nueva alianza que quedaba “en evidencia que en Argentina se está reconfigurando un escenario con un centroderecha que componen el jefe de Gobierno de Buenos Aires y el ala conservadora del partido radical y una de centroizquierda que tiene eje en lo que es el FpV”. Por su parte, el ministro de Defensa dirigió sus críticas directamente a la creación de la nueva sociedad política que constituyeron la UCR, el PRO y la Coalición Cívica. “Tiene un sesgo conservador, de derecha y claramente antiperonista”, destacó Rossi y agregó que “desde la alianza explican que la no inclusión de los dirigentes del Frente Renovador es porque algunos de sus integrantes pasaron por las filas del peronismo en algún momento”, poniendo sobre la mesa el punto que une a la flamante alianza.

En la misma línea se expresó Taiana luego de recorrer las localidades de Berisso y Ensenada en la provincia de Buenos Aires al asegurar que la interna del PRO-UCR-Carrió contenía “un antiperonismo rancio, que aunque se disfrace de modernidad es gorilismo teñido de amarillo”. El legislador porteño sostuvo que la oposición “se encolumna detrás de un proyecto conservador, restaurador y de derecha que representa a los sectores concentrados y poderosos y expulsa a la mayoría de los argentinos”.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri encabezó un acto por el aniversario del ataque a la Embajada de Israel.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.