EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER CRITICO LOS INTENTOS DESESTABILIZADORES Y RESPALDO A LA FORMULA DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

“Ellos van a continuar estas políticas”

La Presidenta reapareció en un extenso acto. Dijo que la “campaña sucia” no era contra un candidato, sino contra un proyecto político.

 Por Nicolás Lantos

Cuando todos especulaban respecto de su silencio, Cristina Fernández de Kirchner habló de todo y de todos en un extenso acto, el primero que dio después de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias en las que el Frente para la Victoria se consolidó como la primera minoría electoral del país. “Parecen la gata Flora, si hablo es porque hablo, si no hablo es porque no hablo”, ironizó sobre quienes la criticaron por no haber dado mensajes durante las inundaciones que afectaron la provincia de Buenos Aires pero luego se quejan de sus mensajes por cadena nacional. Metida de lleno en la campaña, CFK dio un fuerte respaldo a la fórmula presidencial del oficialismo y criticó la campaña sucia que, consideró, no era contra un candidato presidencial sino contra el “proyecto político de país” que lleva adelante el Frente para la Victoria.

Primero en el salón de las Mujeres del Bicentenario y luego en los patios de Casa Rosada, donde habló largamente a la militancia, la Presidenta anunció un proyecto de ley para proteger los fondos de la Anses, defendió el rol de su gobierno en cuanto a las obras realizadas en los últimos años para prevenir inundaciones, celebró el gesto del papa Francisco de pedir por el diálogo respecto de la soberanía de Malvinas y acusó a la alianza opositora Cambiemos, los medios de comunicación y a servicios de Inteligencia extranjeros de promover una situación de inestabilidad política en el país.

“Estoy convencida de que el candidato a presidente y vice van a seguir y continuar con estas políticas porque han participado de ellas y porque hay un pueblo que no está dispuesto a dar un paso marcha atrás y ellos también quieren formar parte de esta gloriosa historia”, dijo CFK en uno de los patios. Por primera vez, Daniel Scioli fue testigo de esa ceremonia, junto a funcionarios del gobierno nacional, y fue bendecido por la concurrencia militante con un aplauso.

“¿Ustedes creen que alguien quiere quedar en la historia como la persona que traicionó los ideales del pueblo y las políticas de las que formó parte y tanto nos costó llevar adelante?”, agregó la mandataria ante los militantes que se congregaron a escucharla en los patios de la Rosada, instándolos a dar su voto al gobernador bonaerense pero, a la vez, marcando el camino que debería seguir en un eventual gobierno suyo, en caso de ganar las elecciones presidenciales.

Es el respaldo más explícito que brindó hasta ahora CFK a su candidato, desalentando cualquier equivalencia entre Scioli y el principal rival del kirchnerismo en los comicios, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. “No tiene que ver con tal o cual candidato sino con qué proyecto político de país llevamos adelante”, dijo la Presidenta, que además les pidió a sus seguidores que “no hagan comparaciones” entre ella y el hombre designado para sucederla. “Somos distintos, pero las ideas y el proyecto seguirán adelante”, advirtió.

También se refirió a la denuncia que en estos días hizo el gobernador bonaerense, sobre una campaña sucia en su contra por parte del macrismo. En ese sentido, recordó que ese tipo de operaciones contra el gobierno ya tenían lugar antes de esa campaña.

“El otro día lo escuchaba a Daniel decir que le había visto la peor cara, pero es la cara. Sos amigo de él, le viste la peor cara, pero es la misma cara de siempre”, dijo. La campaña sucia, sostuvo CFK, “no es contra un candidato”, sino “contra el Frente para la Victoria” y “no empezó ahora” sino en 2011 con “las corridas cambiarias que les hicieron a los argentinos” y luego con “las campañas de corrupción y los cacerolazos, como le pasó a Dilma”, en referencia a las movilizaciones opositoras de la última semana en Brasil.

“Miren lo que está pasando en el continente, miren Brasil y miren Argentina y van a ver una radiografía de lo que me hicieron a partir de haber ganado las elecciones. Están tratando de frustrar los procesos de inclusión social que han alcanzado los países de América del Sur, de los gobiernos nacionales, populares y democráticos que algunos llaman populistas”, agregó la Presidenta.

Más aún, volvió a apuntar contra la CIA como motor de estos intentos desestabilizadores y a la oposición local como quinta columna de estos intentos: “Las cacerolas tienen marca registrada. Es la de una agencia de investigaciones en el país del Norte”, dijo Fernández de Kirchner, que también acusó a la diputada de Cambiemos Elisa Carrió de ser “representante de los republicanos del Norte”, en referencia a los sectores más de derecha de la política estadounidense.

Respecto de la disputa electoral por la muerte del joven Jorge Ariel Velázquez en Jujuy, por la que el radicalismo acusó a la organización oficialista Tupac Amaru, la Presidenta pidió “que cesen esas actitudes que le hacen muy mal a la democracia”, porque “cuando han dicho que los militantes son violentos” les ha ido “muy mal a todos los militantes de todos los partidos populares” (ver en: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-279840-2015-08-21_1.html).

En ese sentido, agregó: “Una cosa es criticar, hasta ser demagogos. Cuando dicen les voy a bajar las retenciones, nadie va a pagar impuestos, la revolución productiva, el salariazo. Esas cosas las conocemos, es demagogia. Luego está la campaña sucia, lo que le hicieron a Aníbal”, en referencia a las denuncias contra el jefe de Gabinete y candidato a gobernador porteño, vinculándolo al triple crimen de General Rodríguez y al narcotráfico.

“Y luego –continuó– está lo que no es campaña sucia ni ninguna otra cosa. Porque cuando alguien se monta en la tragedia de una persona a la que se le inunda la casa, o dice que era radical alguien al que lo mataron y no lo era, eso es de mala persona. Se puede ser un mal político, lo que no se debe perdonar es ser mala persona. Basta de mala política, basta de falsas denuncias, basta de lucrar con la muerte o la desgracia de las personas, porque eso es muy feo.”

También se refirió a las críticas de la legisladora Laura Alonso a Francisco luego de que el pontífice se fotografiara con un cartel que pide por el diálogo entre Argentina y Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas. “Parece que para los predicadores del diálogo está mal dialogar”, señaló la mandataria, que además apuntó contra la candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires por Cambiemos, María Eugenia Vidal, por “la obscenidad de disfrazarse de día de lluvia e ir al barrio con los pobres” a hacer campaña.

De Macri, que hoy corre en las presidenciales con apoyo de la UCR, recordó su rol, como empresario, en la desestabilización al ex presidente radical Raúl Alfonsín. “No se trata de elegir entre los candidatos del Frente para la Victoria y el Arcángel San Gabriel –agregó la mandataria–. Del otro lado están los que tumbaron el gobierno de Alfonsín en los años ochenta.” También lo vinculó a quienes fueron “sobreseídos por la mayoría automática de la Corte Suprema por las importaciones de Sevel” y con “el escándalo de las cloacas en Morón junto a Rousselot”.

Luego, recordó que Macri había propuesto “aceptar el fallo del juez Griesa y pagar en efectivo” el reclamo de los fondos buitre. “Si hasta son medio estúpidos, porque la que tenía que resolver el problema es esta Presidenta, que no tiene reelección, Se deberían haber alineado, pero se tiraron un tiro en el pie, por no decir en otra parte”, bromeó la mandataria, que recordó que los que apoyan esa candidatura son los mismos que “quieren volver a los tiempos del alineamiento internacional incondicional” y “quieren endeudar nuevamente al país”.

Por eso, pidió a los militantes y a los dirigentes que estaban ayer en la Casa Rosada que “redoblen esfuerzos” para “lograr la unidad” y “no convencernos solamente a los propios” sino a quienes tienen diferencias con el Gobierno. “Hay que hacerles entender que esto no es una cuestión de estilo o de modales”, sino que se trata de “las políticas públicas que se van a llevar adelante” desde el año próximo. “Estoy segura de que vamos a seguir transformando el país porque las sociedades no van para atrás. Nadie vota para atrás. Son ustedes y el pueblo la garantía de que van a cuidar las conquistas para que nadie se las arrebate.”

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner se asomó a los patios junto a los candidatos Daniel Scioli y Carlos Zannini.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.