EL PAIS › EL FISCAL JUAN PEDRO ZONI RATIFICO UN DOCUMENTO ENVIADO POR EL FINCEN DE ESTADOS UNIDOS

Un informe que tiene validez legal

El documento norteamericano reveló que la cuenta en el Merrill Lynch a nombre de la hermana y la madre de Nisman tenía depósitos por 666 mil dólares con diversos aportes calificados de sospechosos. Uno de los imputados lo había cuestionado.

El fiscal federal Juan Pedro Zoni ratificó ayer la validez de un informe enviado a la Justicia argentina por el organismo antilavado de los Estados Unidos referido a la cuenta abierta por el fallecido fiscal Alberto Nisman en el banco Merrill Lynch de Nueva York en el marco de la investigación por lavado de dinero que involucra a la familia y el entorno del ex titular de la Unidad Fiscal Especial sobre el atentado a la AMIA. Zoni rechazó el planteo de nulidad del empresario Claudio Picón, uno de los imputados en la causa, quien lo había considerado un informe “reservado” y sin valor legal. En su rechazo, destacó que el informe, enviado al juez de la causa, Rodolfo Canicoba Corral, consiste en “información oficial que fue obtenida en forma lícita” que, tras haber sido incorporada a la causa, “no puede ser quitada del alcance de las partes sin vulnerar los principios del debido proceso”.

El informe elaborado por la Fincen, el organismo antilavado de los EE.UU., sobre la cuenta que Nisman tenía en el banco Merrill Lynch, fue enviado a fines de agosto al juzgado federal a cargo de Canicoba Corral, que investiga al fiscal y a su entorno familiar por lavado de dinero, y reveló que dicha cuenta tenía depósitos por 666 mil dólares con diversos aportes calificados de sospechosos. La defensa de Picón, un financista y empresario que mantenía vínculos comerciales con Nisman y alimentó en más de una oportunidad la cuenta en cuestión, había solicitado la nulidad del informe aportado a la Justicia argentina por la Unidad de Investigaciones Financieras estadounidense. Su abogado defensor, Alejandro Novak, había evaluado en esa presentación que la información sobre el depósito bancario fue obtenida de un dato “reservado” que puede ser utilizado sólo “con fines de inteligencia” pero que “no puede servir como prueba o evidencia y no puede ser agregada a actuación judicial alguna”. “El Tribunal le otorgó carácter confidencial, y de hecho no se autorizó a esta parte a acceder a la misma, pese a lo cual fue publicada por medios masivos de comunicación, lo que motivó una presentación de esta parte”, se había quejado Novak. Ese mismo día también había solicitado la nulidad de la citación a indagatoria que había ordenado Canicoba Corral por pedido del fiscal de la causa. Además de figurar como depositante en la cuenta bancaria bajo análisis, Picón es presidente de la empresa Palermopack SA, a nombre de la cual figura el Audi Q3 que manejaba Nisman e intervino en el fideicomiso investigado en la causa. En el rechazo decidido ayer, Zoni explicó que el convenio de cooperación entre las unidades de información financiera de la Argentina y los EE.UU permite que “organismos que localmente pertenecen a la órbita de distintos poderes del Estado compartan información financiera”, destacó el fiscal. Si bien en la nota de remisión de los datos sobre el Merrill Lynch se indica que se aportan con fines de inteligencia, “en los informes entregados también se resalta que el organismo extranjero que aportó dicha información expresamente autorizó a que ésta fuera puesta en conocimiento de Canicoba Corral”, remarcó Zoni en su dictamen. Ahora Canicoba Corral debe resolver el mismo pedido.

Nisman abrió la cuenta a nombre de su madre, Sara Garfunkel; de su hermana Sandra y de su empleado, el informático Diego Lagomarsino. El se había registrado como apoderado, con capacidad para operarla, omitiendo su condición de fiscal, lo que lo hacía una persona “políticamente expuesta”, y en cambio se identificó como “abogado”. “Las cuentas de Nisman no cierran por ningún lado: las transferencias a la cuenta de Nueva York no tienen relación con sus ingresos”, justificó el juez al pedir información a Estados Unidos. Por pedido de Zoni, Canicoba Corral imputó y citó a brindar declaraciones indagatorias no solo a Picón, sino también a Garfunkel, a la hermana de Nisman y a Lagomarsino, hechos que quedaron en suspenso hasta que la Sala I de la Cámara Federal defina si sigue a cargo de la causa, pues el abogado Pablo Lanusse, defensor de Nisman y Garfunkel, lo recusó aduciendo “enemistad manifiesta y prejuzgamiento”.

Compartir: 

Twitter
 

Sara Garfunkel figuraba en la cuenta como titular y su hijo, el fiscal Alberto Nisman, como apoderado.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared