EL PAíS › ENTREVISTA A ALICIA KIRCHNER, CANDIDATA A GOBERNADORA DE SANTA CRUZ

“Ellos no tienen proyecto”

La ministra de Desarrollo Social criticó a la oposición y se mostró abierta al diálogo con “todo el peronismo”. Destacó las figuras de Máximo y Cristina Kirchner. Marcó sus diferencias con Daniel Peralta y apuntó contra la alianza encabezada por Eduardo Costa.

 Por Nicolás Lantos

Alicia Kirchner fue funcionaria santacruceña cuando su hermano Néstor Kirchner gobernaba la provincia, pero desde 2003, cuando ganó la presidencia, lo acompañó como ministra de su gabinete en la capital. Ahora, doce años más tarde, regresa al territorio donde nació como candidata a gobernadora del Frente para la Victoria, encabezando una dura campaña que la enfrenta al actual mandatario Daniel Peralta, también dentro del FpV, y al diputado Eduardo Costa, que encabeza una entente de todo el arco opositor. Sin embargo, los sondeos la ubican como favorita.

–¿En qué cambió la provincia desde que se fue a Buenos Aires hasta ahora?

–Los años cambian las realidades. Yo partí hace doce años de una Santa Cruz que estaba muy desarrollada en todo lo que tiene que ver en el sistema de salud y educación. Cuando Néstor fue gobernador habíamos hecho un enorme esfuerzo y la habíamos puesto en un lugar de prestigio dentro de lo que era en ese entonces el país. Y todo lo que tiene que ver con hospitales y su complejidad no ha tenido la continuidad que a mí me hubiera gustado. Eso se debe revertir rápidamente y es uno de los objetivos en los que voy a trabajar con todo desde el 10 de diciembre. En otros aspectos, la situación actual también es diferente porque la infraestructura que ha aportado la Nación en estos años es muy fuerte. Y además está el nuevo desafío con las nuevas represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, que van a transformar la provincia y eso ya se nota. Santa Cruz va a tener un potencial industrial enorme que en el 2003 no estaba.

–Santa Cruz es una provincia con un historial de alta conflictividad social. ¿Le preocupa ese panorama de cara a un eventual gobierno?

–El santacruceño defiende mucho sus derechos. Vos lo llamás conflictividad, yo lo veo distinto. Hemos sido postergados por muchos años y cada cosa que conquistamos nos costó mucho. Por eso hay organización a través de distintos sindicatos que van buscando mejores condiciones. Hay que dialogar, los conflictos aparecen cuando no se dialoga. Yo soy una persona dialoguista, yo voy a hablar con todos. Pero también quiero un equilibrio para superar las asignaciones pendientes que hay todavía. Hay que entender que lo que importa es el desarrollo de todos los santacruceños, no puede primar el interés de un sector sobre otro.

–¿Cuáles serán las prioridades de su gestión en caso de llegar a la gobernación?

–Tenemos que darle a Santa Cruz el desarrollo del potencial que tiene. Es fundamental que la provincia tome un camino que tiene que ver con la industria y todos los sectores que aparecen alrededor. Estamos construyendo una gran potencia energética en las dos represas, tenemos los hidrocarburos, la minería. De eso también surge la industria de la construcción y la industria cementera. Hay que seguir profundizando todo lo que es energía eólica. Refinar productos de la minería para darle valor agregado en el lugar. Apostar a la industria maderera. Queremos desarrollar con la zona franca la industria electrónica e informática. El turismo que no sea sólo de una localidad sino aprovechar la integración que va a ofrecer la ruta 40 en toda la provincia. Los alimentos, la agroindustria también tienen un potencial de desarrollo y ni hablar de la industria pesquera. A mi me gusta trabajar colectivamente. Las decisiones que tomemos las quiero construir colectivamente, para engrandecer Santa Cruz con el aporte de todos.

–Desde 2003 que el peronismo en Santa Cruz tiene problemas internos, que complicaron la gobernabilidad de la provincia. ¿Cómo planea resolverlos?

–Yo pretendo gobernar para todos los santacruceños, sean del partido que sean. Estimo que con los compañeros va a ser de esta misma manera. Las elecciones sirven para definir entre distintas opciones. Es el pueblo de Santa Cruz el que va a optar por la visión del futuro que quiere para la provincia. Con Daniel Peralta compartimos espacio pero dentro del peronismo tenemos visiones diferentes. El pueblo de Santa Cruz decidirá. Yo no me creo la dueña de la verdad. Así como tengo capacidad de diálogo con los que representan a otros partidos, como no voy a poder hablar con todo el peronismo.

–Se habla mucho de los conflictos de liderazgo que puede haber en el peronismo nacional desde diciembre entre la Presidenta y Daniel Scioli...

–Puede haber dos líderes y puede haber más. Esto no tiene que ser un problema. Nosotros como parte del proyecto nacional construimos colectivamente. En la gestión de gobierno estuvo Néstor, despues Cristina y ahora estará Scioli. Todos tenemos una temporalidad. Pero el proyecto político es el gran organizador.

–En Santa Cruz toda la oposición apoya a Eduardo Costa, mientras que el peronismo lleva dos candidatos...

–La oposición se reúne detrás de un candidato, no de un proyecto, esa es la diferencia con nosotros. Nosotros formamos parte de un proyecto político que hace eje en los argentinos. Ellos no tienen proyecto para mostrar. Nosotros, con diferencias, sabemos hacia a dónde vamos y qué es lo que buscamos.

–¿Qué le aporta la presencia de Máximo Kirchner a su campaña?

–Máximo está absolutamente comprometido con una visión política de transformación. Es un dirigente que encarna la voz de muchos otros jóvenes, no solamente en Santa Cruz sino en todo el país. Es un dirigente nacional que ha organizado una agrupación de las más relevantes como es La Cámpora y el trabajo que han llevado a cabo muestra su fuerza militante. Con Máximo compartimos muchísimo, no sólo desde lo partidario sino desde la convicción de saber que se pueden hacer cosas para transformar la realidad, de la misma forma que muchos jóvenes de muchos partidos están de acuerdo en buscar una transformación, que no es lo mismo que el cambio por el cambio. A mí me encanta la innovación que aporta la juventud a la política.

–La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya manifestó que luego de diciembre volverá a vivir “al sur”. ¿Será para usted una ventaja tenerla cerca? ¿Piensa consultarla durante un eventual gobierno?

–Ni lo dudes. Para mí Cristina es un gran apoyo, como para todos los argentinos. Yo sé que Cristina no va a tener ningún problema en hablar conmigo o con cualquiera que quiera consultarla para hacer su aporte. Ella es una gran dirigente no sólo en la Argentina sino en América latina y en el mundo.

–¿Qué rol le reserva a La Cámpora en un eventual gobierno suyo?

–Obviamente forma parte del peronismo, es una de las organizaciones más importantes de este movimiento político, y como todas, va a cumplir un rol relevante. Pienso darles importancia a todas las agrupaciones porque tienen organización, que es lo que sustenta a un proyecto en el largo plazo.

Compartir: 

Twitter
 

“Estuvo Néstor, después Cristina y ahora estará Scioli. El proyecto político es el gran organizador”.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.