EL PAíS › LA PRESIDENTA FELICITó A MAURICIO MACRI Y SE REUNIRáN MAñANA EN OLIVOS

“Sería muy fuerte volver atrás”

CFK habló luego de votar en Santa Cruz. Destacó que se llegó a las elecciones con crecimiento y baja desocupación. Repudió las pintadas en la Mansión Seré y elogió a los ciudadanos “empoderados” que “salieron a defender sus derechos”.

“Sería muy fuerte volver atrás con los logros y las conquistas del pueblo argentino”, señaló ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner apenas terminó de votar en Río Gallegos y mucho antes de que se supieran los resultados. En su última votación como jefa de Estado destacó que “el futuro va a ser el que quieran los argentinos y el que definan los argentinos con memoria y con la certeza de que nada es para es para siempre”. Por la tarde, cuando se conocieron los resultados de los comicios se comunicó telefónicamente con el ganador, Mauricio Macri, para felicitarlo. A las 19 de mañana lo recibirá en la quinta presidencial.

Una vez que Daniel Scioli aceptó la derrota públicamente, la Presidenta se comunicó con Mauricio Macri y Juliana Awada y los felicitó por el triunfo. Antes de reunirse con Macri mañana, hoy lo hará con sus candidatos.

CFK aprovechó para hacer un balance de algunas cuestiones cuando fue abordada por los periodistas que la esperaban en la escuela en la que fue a votar en Río Gallegos. “Nunca voté con un 5,9 por ciento de desocupación; nunca con un proceso de generación de millones de puestos de trabajo y una paz social muy grande”, aseguró. Después de emitir su voto en una escuela de la capital santacruceña, la Presidenta se detuvo antes de firmar su participación en el padrón electoral para analizar el escenario que dejará a partir del 10 de diciembre. “Sería muy fuerte volver atrás con las conquistas y los logros que hemos alcanzado los argentinos: los seis millones de puestos de trabajo, las diecinueve universidades nuevas, el programa Progresar, las millones de netbooks, los ciudadanos empoderados”, destacó.

“El Estado antes te quitaba cosas y durante todos estos años promocionó cosas para acompañar el esfuerzo y el trabajo que los argentinos siempre hacían”, indicó la mandataria haciendo foco en las políticas de inclusión y ampliación de derechos. “Creo que es la única vez que se ha votado en un país tan en crecimiento, tan en desa- rrollo. Poder hacerlo en estos momentos, en un mundo en recesión, con problemas, y hacerlo en un país absolutamente en paz, sin enfrentamientos religiosos ni étnicos”, señaló la jefa del Estado.

La Presidenta había comenzado por mostrar preocupación por las pintadas contra la política de derechos humanos que aparecieron el viernes en el ex centro clandestino de detención conocido como Mansión Seré, por la participación del ex juez Víctor Brusa, condenado por delitos de lesa humanidad, que se ofreció como fiscal del frente Cambiemos y por las declaraciones del escritor Marcos Aguinis contra la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. “Hay una minoría que sueña con la impunidad, pero los derechos humanos son un tema aceptado por las grandes mayorías. Es una cuestión fundante de este proyecto político y de los argentinos que lo han colocado en un lugar privilegiado en el mundo”, aseguró y remarcó que el país forjó la “fortaleza institucional y democrática para poder juzgar sus propios crímenes”.

Luego apuntó como otro signo “inédito de este tiempo” la participación de los ciudadanos a través de las redes sociales y en las calles para “defender sus derechos, luchando por un modelo de país que ratifica los logros de estos doce años”. Se preguntó “si en estos doce años no se hubieran logrado las cosas que se han logrado, ¿habría una masiva expresión de los artistas, de los científicos defendiendo estos derechos? ¿Habría una masiva participación de gente en los barrios, de comerciantes, de empresarios?”, a quienes definió como “empoderados del pueblo, que defienden las conquistas que hemos logrado”, y reflexionó que “evidentemente hemos hecho un salto cualitativo”.

“Hay que mirar el pasado para que no vuelva a pasar”, señaló nuevamente y recordó que en el 2001 “la gente veía a alguien con corbata en la calle, creía que era un empresario o un político y le pegaban”, apuntando al repudio popular al sector político cuando el radical Fernando de la Rúa renunció a la presidencia y agregó que “no hay país que pueda tener futuro si no sabe lo que le pasó”.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner votó al mediodía en Río Gallegos.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.