EL PAíS › EL ESCRUTINIO DEFINITIVO

Sin vuelta atrás

El recuento, que concluyó en 23 jurisdicciones, ratificó el escrutinio provisorio. La diferencia podría achicarse un poco.

El director nacional electoral Alejandro Tullio ratificó ayer que el resultado del escrutinio definitivo de las últimas elecciones sigue la tendencia marcada por el provisional y destacó que la variación que pueda llegar a existir será “insignificante”. “Las versiones que circulan sobre la recuperación de votos no tienen ningún asidero. No hay una modificación acumulada que altere el resultado final, como resultado del escrutinio definitivo que ya concluyó en 23 jurisdicciones. Más bien el resultado ha ratificado los números del escrutinio provisorio”, explicó, y agregó que hoy terminará el escrutinio definitivo en la provincia de Buenos Aires, que concentra al cuarenta por ciento del electorado.

Respecto de las actas escrutadas de las 23 jurisdicciones, Tullio señaló que no se registró “una variación significativa” respecto al escrutinio provisional y recordó que el definitivo incluye “el análisis de cada una de las actas, su revisión y luego la transcripción de los resultados en presencia de una junta electoral compuesta de tres magistrados, funcionarios judiciales y los apoderados de los partidos”. También explicó que de haber algún cuestionamiento a un acta de parte de algún partido se procede a abrir las urnas y realizar el recuento de los votos.

“No hay una conducta sistemática o una alteración sistemática que pudiese levantar sospechas”, señaló Tullio, y repitió que la diferencia podría “achicarse, ajustarse un poquito”, pero “nunca revertirse” tal como están dados los números. Relató también que el día del ballottage “desde las 21” tenían “las proyecciones que decían que si bien la diferencia podía achicarse ya no cambiaría la tendencia”, que le dio el triunfo a Mauricio Macri por 2,8 puntos.

El funcionario explicó que en el caso del escrutinio provisorio hay un margen de error dado por “la velocidad” de los telegramas, pero dejó claro que en el definitivo no lo hay ya que se trata de otro tipo de procedimiento, que incluye “un análisis” en el que “se toman varios minutos” antes de volcar los resultados. Además puntualizó que “las juntas electorales que analizan las actas están compuestas por tres magistrados” y lo hacen en presencia de los apoderados de los partidos y funcionarios judiciales.

Tullio recordó que en total se votó en 13 mil escuelas de todo el país, de las cuales 5 mil están en la provincia de Buenos Aires, y aseveró que “el hecho de que sean tantas escuelas en la provincia es lo que provocó la demora el día del ballottage en el escrutinio provisorio, primero por un tema logístico y luego informático, ya que se tiene que recorrer escuela por escuela e ir levantando los telegramas”. Por ese motivo, dijo, la diferencia entre ambos candidatos comenzó a achicarse en el último tramo de la jornada, como resultado del ingreso de los datos de la provincia de Buenos Aires, donde ganó Scioli. Finalmente, dejó en claro que “en Argentina es prácticamente imposible no descubrir” alguna situación de fraude porque “es muy simple el sistema”.

Compartir: 

Twitter
 

El director general electoral, Alejandro Tullio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.