EL PAíS › EL PAPEL QUE RICARDO LORENZETTI LE ASIGNA AL PODER JUDICIAL

Afán de controlar a los demás

En la apertura del año judicial, el presidente de la Corte Suprema afirmó que la Justicia debe “poner límites” y ejercer un “control” sobre los otros poderes. Insistió en que es necesario crear una policía judicial y llamó a “terminar con la impunidad”.

El presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, sostuvo hoy que el Poder Judicial tiene “el deber” de “poner límites” y ejercer un “control” a los demás poderes para “proteger derechos”. Lo hizo en la mañana de ayer, durante el discurso con el que dio por inaugurado el año judicial en el Palacio de Tribunales, acompañado por los ministros de la Corte Suprema Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, y que escucharon en persona el ministro de Justicia, Germán Garavano; la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, y otros funcionarios del gabinete nacional. En ese discurso, Lorenzetti también reiteró la necesidad de una policía judicial y calificó de “urgente” la puesta en práctica de una “política de Estado para terminar con la impunidad”.

“No es nuestro deber gobernar, pero sí poner límites y control para proteger los derechos” de la población, precisó el titular de la Corte. “Todas las personas, cualquiera sea su condición social y su lugar geográfico, tienen derecho a estar ante un juez y ser atendidos. También tienen derecho a que los procesos tengan un resultado en tiempo oportuno. que los jubilados puedan tener su jubilación y gozar de la vida o que los trabajadores tengan derecho a percibir su indemnización antes de perderlo todo, o que la mujer golpeada tenga una defensa en tiempo oportuno”, puntualizó. Contrapuso esa descripción a los procesos que quedan “truncos” o se “dilatan” en el tiempo y no quedan esclarecidos “como sucedieron los hechos y quiénes son los autores” y advirtió que “los casos que terminan sin resultados son una frustración”. En ese sentido, marcó la importancia del Poder Judicial para acabar con la impunidad y evaluó que, para tal fin, es “urgente” una “política de estado” para evitar la falta de pena y la frustración de las víctimas.

El titular de la Corte destacó la “protección del pueblo que quiere un futuro digno” como uno de los principales roles del Poder Judicial, al que le asignó un “gran protagonismo en la gobernabilidad” por lo que los magistrados, advirtió, deben “ser conscientes y equilibrados”. Al mencionar el “rol de los jueces”, en lo que calificó como un “momento extraordinariamente importante”, Lorenzetti puso como ejemplo al papa Francisco, quien “no se ocupa solo de la cristiandad” sino que “se dirige a toda la humanidad”. En comparación, opinó que los jueces no pueden permanecer ajenos a los temas “centrales” que preocupan a la población y parafraseó a un filósofo griego que dijo que “los indiferentes a la cosa pública son inútiles”.

Entonces, Lorenzetti mencionó al narcotráfico y a la corrupción como los “grandes temas” que debe atender la Justicia en lo que calificó como un “año histórico” al cumplirse el bicentenario de la declaración de la independencia.

Lorenzetti también reclamó “estabilidad” e “independencia” como factores de protección para los jueces, “quienes tienen que tomar decisiones”, y, a su manera, se sumergió de lleno en las aguas del juego político. “Hay que entender que hacer política es el rol que la población le adjudica a los poderes judiciales”, remarcó Lorenzetti y continuó: “Cuando dicen ‘hacer política’ es cierto en el sentido de ‘la polis’, preocuparnos por el bien común, tener una visión de la sociedad y de la dignidad de la gente”. Además, enfatizó la “necesaria división de poderes” y remarcó que la “independencia judicial siempre será defendida” desde la Corte.

En tanto, insistió en la necesidad de crear una policía judicial, idea compartida por varios magistrados que asistieron al acto en el cuarto piso del Palacio de Tribunales. En esa línea, hizo hincapié en la “cooperación” que percibe en los ministerios de Justicia y Seguridad para avanzar en la creación de “un cuerpo de investigadores judiciales”. “La policía Judicial es fundamental para que podamos seriamente terminar con la impunidad en todos los temas penales”, enfatizó.

También destacó la cooperación con los poderes políticos para las consultas legislativas previo a la sanción de leyes con incidencia en la Justicia. “Es importante revalorizar el rol que tiene la consulta en los procesos legislativos. Es central que el Congreso legisle y es importante que en ese proceso legislativo y en las iniciativas del Poder Ejecutivo haya un proceso de debate previo, porque en el derecho no tenemos laboratorios donde podamos probar cómo acontecen los fenómenos”, opinó.

Sobre los casos de narcotráfico, lamentó que los recursos del poder judicial atiendan más a los casos de “consumo” que a los de comercialización y distribución de estupefacientes. En cuanto a los casos de corrupción, anunció la designación de peritos especializados. “Hemos creado un cuerpo de peritos anticorrupción. Hoy se terminó el concurso, hemos firmado la resolución para que los jueces tengan mayor asistencia en los delitos de lavado de dinero y criminalidad económica”, anunció.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Lorenzetti, junto a Highton de Nolasco y Maqueda, en la apertura del año judicial.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.