EL PAíS › CARLOS HELLER, DEL PARTIDO SOLIDARIO, EXPLICA POR QUé DECIDIó DEJAR EL INTERBLOQUE

“Sigo acompañando al bloque del FpV”

Heller dice que el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, “no respetó los acuerdos” sobre las intervenciones de los legisladores y que por esa razón tuvo que abrirse del interbloque kirchnerista “para poder hablar en las sesiones”.

 Por Julián Bruschtein

“De una carta de dos renglones que no da para nada inventaron una noticia para abonar la campaña de que el Frente para la Victoria (FpV) se fractura”, dijo a Página/12 el diputado del Partido Solidario Carlos Heller, al explicar por qué renunció al interbloque que integraba junto al kirchnerismo. “El presidente de la cámara (Emilio Monzó) no respetó los acuerdos y tomé la decisión para poder hablar en las sesiones. Sigo acompañando al bloque del FpV”, agregó Heller. Además, aseguró que la causa judicial por la venta del dólar a futuro que involucra a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner “no puede prosperar”.

–¿Por qué se apartó del interbloque que conformaba con el FpV?

–Tenemos que empezar un poco más atrás. El 7 de marzo de este año decidimos conformar el interbloque. Firmamos una nota quienes íbamos a integrar este nuevo espacio legislativo informando su constitución. Es decir que en los papeles tenemos coincidencias políticas y posicionamientos comunes en el recinto, pero no participo de las reuniones de bloque del FpV. La semana pasada, el martes, se realizó la reunión de Labor Parlamentaria para preparar la sesión. Ahí Monzó nos presenta su idea de cómo iba a ser el plan de desarrollo del trabajo diario. En esa instancia siempre se negocia el tiempo de las intervenciones y la cantidad de legisladores que van a hablar. Nos informa que son diez bloques con diez intervenciones cada una, y por eso señalé que se trataba de una sesión de gran trascendencia, que iba a haber muchos bloques que no iban a poder hablar y solicité la apertura para que cada bloque tenga por lo menos derecho a una intervención. Me apoyaron varios, fundamentalmente los bloques chicos. Monzó dijo que le parecía razonable y que se iba a adoptar ese criterio. Pero al día siguiente, en la sesión, no me permitieron anotarme en la lista de oradores porque “ya se habían anotado dos por el FpV”, lo contrario de lo que habíamos acordado.

–Allí no pudo señalar su desacuerdo...

–Bueno, se armó lío porque Monzó miró para otro lado cuando se le pidió la votación nominal para el tratamiento del DNU modificatorio de la ley de medios y decidió aprobarla a mano alzada. Cuando nos vamos de la sesión, me acerqué al presidente del bloque del FpV, Héctor Recalde, y le expliqué que si seguía en el mismo esquema no iba a poder hablar en las sesiones, así que acordamos mi desafectación del interbloque sin que mediara ninguna diferencia política de por medio. Por eso mandé a la Presidencia de la Cámara una nota que tenía dos renglones y es la que hicieron circular. Dos renglones porque era igual a la de la comunicación de la conformación del interbloque. Los tipos después lo mandan a los medios diciendo que es producto de una confrontación con Recalde y que era parte de la crisis del FpV. Por eso mandé otra carta a Monzó en la que explico en detalle que fue su culpa lo que motivó mi renuncia al interbloque y que la única motivación era poder participar en las sesiones parlamentarias interviniendo como orador. Ahí le digo que fue su actitud de no respetar lo acordado lo que me llevó a salir del interbloque.

–¿Usted cree que hubo malicia de parte de Monzó para difundir su decisión?

–La verdad es que no puedo saberlo. Yo lo único que sé es que le mandé una carta de dos renglones a él y esa carta salió en los diarios con títulos maliciosos. Nunca jamás salí tanto en diarios como Clarín y La Nación y en casi todos los puntocom del país como en estos días. Yo no puedo decir que fue él, pero alguien filtró la nota y le dio la intencionalidad con la que se publicó, intentando abonar esta campaña que arman de que el espacio del FpV y sus aliados es cada vez más chico, y no es cierto. Lo hicieron Monzó o un secretario, no sé, la nota no daba para nada, pero la interpretación que le pusieron les sirvió para armar esta campaña. Al final parece que se los tengo que agradecer, porque me hicieron una publicidad enorme, nunca salí tanto en los medios como hoy.

–Esto se da en medio de la citación a la ex presidenta y la movilización popular en su apoyo. ¿Cree que también es una campaña?

–Acá cuando empezó este tema de la venta de dólar a futuro fue una denuncia hecha por (el diputado radical, Mario) Negri y (el vicepresidente del Senado, Federico) Pinedo, que uno podría decir que es el Gobierno, porque son las cabezas de Cambiemos en ambas cámaras. La denuncia era contra (el ex presidente del Banco Central, Alejandro) Vanoli para forzar su renuncia. Yo creo que nunca pensaron que se iba a transformar en este lío. Tanto es así que escuché en estos días una declaración de Pinedo en la que señala que no habían mencionado a Cristina en la denuncia. Lo que pasa es que (el juez federal, Claudio) Bonadio después amplía, y lo hace por asociación ilícita, a los integrantes del Poder Ejecutivo de entonces y los integrantes del BCRA. Una asociación ilícita entiendo que son personas que se juntan para cometer un ilícito. Puede existir una buena o una mala política de parte del BCRA, pero no es materia de judicialización.

–Da la impresión de que las declaraciones de Pinedo también dejan en el aire la idea de que a este gobierno no le conviene un antecedente como éste...

–Exactamente. No le conviene porque sino esto se convierte en una locura, porque cada decisión de política cambiaria o monetaria puede terminar con funcionarios presos. Cuando la Reserva Federal estadounidense toma decisiones y a nadie se le ocurrió hacerle un juicio al presidente de la reserva, es criticable. Hay falta de imparcialidad, francamente puede ser que Bonadio con parcialidad absoluta encuentre y dictamine culpa. Pero esto no puede prosperar en otras instancias judiciales, no tiene fundamentos.

Compartir: 

Twitter
 

La causa por el dólar futuro “no puede prosperar, no tiene fundamentos”, dijo Heller.
Imagen: Dafne Gentinetta
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.