EL PAíS › SABBATELLA DENUNCIó A MACRI POR SU PARTICIPACIóN EN EL FIDEICOMISO CAMINITO

“Usó al Estado para los negocios”

El dirigente de Nuevo Encuentro presentó dos denuncias acusando al Presidente de defraudación al Estado y de negociaciones incompatibles con su rol de funcionario por su participación en un fideicomiso beneficiado por su gestión.

El titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, denunció ayer penalmente al presidente Mauricio Macri de haber evadido impuestos, defraudado al Estado y realizar negociaciones incompatibles con el cargo de funcionario público, en este caso el de jefe de Gobierno porteño. Tal como lo adelantó ayer Página/12, Sabbatella presentó dos denuncias a propósito de la participación societaria del primer mandatario en el fideicomiso Caminito, que habría sido beneficiado con una exención tributaria impulsada por él mismo mientras estuvo al frente del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. “Como lo hizo históricamente, Macri usó al Estado para hacer negocios en su provecho”, acusó dirigente kirchnerista.

“Macri fue y es un empresario inescrupuloso, que siempre quiso hacer negocios con el Estado forzando o burlando la ley”, advirtió el ex titular de la Afsca en un comunicado que confirmó sus presentaciones a la Justicia. Según su lectura, las empresas del Presidente y sus allegados “facturaron fortunas como contratistas del Estado” y una vez que Macri asumió funciones en el Gobierno de la Ciudad “multiplicaron los negocios y el patrimonio de todos”.

Sabbatella basó sus denuncias en una investigación realizada por la ex legisladora porteña, también perteneciente a Nuevo Encuentro, Gabriela Cerruti, quien siguió el derrotero del fideicomiso Caminito, en el que según su última declaración jurada, Macri tiene una participación de 19 millones de pesos. Ese fondo compró y construyó un complejo de lujosos lofts en el edificio en donde funcionó la fábrica Alpargatas, en la ciudad de Buenos Aires, y quedó eximido de pagar impuestos gracias a una ley que el bloque oficialista impulsó un día después de que Caminito concretara la adquisición del espacio, mientras Macri era jefe de Gobierno porteño. “Creemos que hay una utilización de la posición que ejerció entonces en beneficio propio para hacer negocios inmobiliarios millonarios”, concluyó Sabbatella en diálogo con este diario. “Ha comprado un terreno y elaborado, impulsado y aprobado una ley que exime a la zona de impuestos, viéndose claramente beneficiado. Eso es incompatible con sus funciones de jefe de Gobierno”, añadió.

Los presuntos delitos fueron presentados en dos denuncias en diferentes fueros. En una, Sabbatella acusó a Macri de defraudación al Estado y negociaciones incompatibles con el cargo de funcionario público. La causa se sorteó en el momento y quedó radicada en el Juzgado de Instrucción en lo Criminal 33, a cargo del juez Gustavo Pierretti, con la intervención del fiscal Augusto Troncoso. La acusación por supuesta evasión de impuestos espera su respectivo sorteo en el fuero penal tributario, que prevén se realice hoy.

Tal como informó este diario en su edición de ayer, el fideicomiso Caminito nació en julio de 2011 en el que Macri se asoció con un ex gerente del grupo IRSA y titular del fideicomiso GES Desarrollos, Fernando Baremboim, el empresario rural y aportante de la campaña PRO, Hernán Civils Rovirosa, y con Iván Achával, socio de un conocido estudio de arquitectos y desarrolladores inmobiliarios que está a cargo de vender los lofts del edificio Molinos. La compra del espacio se concretó el 15 de septiembre de 2011. Al otro día, Macri, su ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, y el de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, firmaron un proyecto de ley para eximir a esa zona de impuestos, que ingresó en la Legislatura porteña el 19 de aquel mes y fue aprobado dos años después. Bajo el bautismo de esa zona porteña como “Distrito de las Artes”, la norma exime a las empresas que construyan allí espacios destinados a la promoción del arte de la obligación de pagar Ingresos Brutos, impuestos inmobiliario y municipales, de sellos y relacionados con la construcción por una década. Después de ese lapso, también permite computar el 25 por ciento de lo que se haya invertido como pago a cuenta de ingresos brutos. “La justicia deberá investigar la maniobra, pero es evidente que Macri sabía cuál era el negocio a la hora de impulsar la eximición impositiva sobre la zona en la que está el inmueble”, concluyó Sabbatella.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Maurio Macri junto al ministro de Salud, Jorge Lemus, en la reunión de gabinete de ayer.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.