EL PAíS › RECHAZAN PLIEGOS DE DOS MILITARES CUESTIONADOS

Los mandaron al descenso

Uno es un marino acusado de integrar un grupo de tareas. Otro es un aviador que realizaba espionaje a ONGs y periodistas. Les negaron la promoción y pidieron a Defensa que retirara los pliegos.

A un espía aviador y a un marino, acusado de integrar un grupo de tareas durante la dictadura militar, se les borró la sonrisa. Ayer, la Comisión de Acuerdos del Senado resolvió congelar definitivamente los pliegos de ascenso del vicecomodoro Salvador de San Francisco Ozán y el capitán de fragata Julio Binotti. La decisión está firme, tanto que el titular de la comisión, el justicialista Jorge Busti, le recomendó al Ministerio de Defensa retirar los pliegos de los militares.
Estos uniformados mantenían cierta esperanza sobre la suerte de sus ascensos. La semana pasada, otro cuestionado militar –el vicecomodoro Oscar Rubén Jerez– había conseguido sortear el filtro del Senado. Sin duda, ello significaba una buena señal para Ozán, sobre todo porque juntos habían sido acusados de realizar inteligencia interna en tiempos democráticos a organizaciones sociales y a periodistas.
Ozán saltó a la fama cuando fue denunciado por haber dado la orden desde la Jefatura 3 de Inteligencia de la Fuerza Aérea de investigar entre marzo y septiembre de 1997 al movimiento Mujeres en Lucha. La organización se aprestaba a realizar un acto por el Año Internacional de la Mujer, y a un grupo de periodistas de distintos medios de comunicación entre los que se encontraban Sergio Moreno y Carlos Rodríguez de Página/12.
Cuando el caso trascendió a través de la prensa, la Fuerza Aérea decidió castigar a Ozán con 20 días de arresto y lo puso en disponibilidad. El argumento esgrimido fue que “demostró falta de juicio profesional”. El caso llegó a la Justicia penal. Cuando fue interrogado por el juez Gabriel Cavallo, el aviador dijo que el organismo a su cargo “normalmente busca información relacionada al estado anímico de la familia aeronáutica”.
Sin embargo, cuando el 6 de agosto del año pasado la Justicia consideró que el caso había caducado, la Fuerza Aérea le levantó la sanción a Ozán y tiempo después promovió su ascenso a comodoro. Pero fue en vano, ahora con la decisión de la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta, Ozán perdió las esperanzas de ascender al mismo rango que hoy ostenta su colega Jerez.
En tanto, los antecedentes que le impiden ascender a Binotti se remontan a la dictadura militar. El ex detenido desaparecido Melchor Basterra reconoció al marino como uno de los miembros de la patota de la ESMA que se conocía como Grupo de Operaciones Especiales de la Armada (GOEA), donde se hacía llamar “Fernando”. Durante su cautiverio, Basterra fue obligado a confeccionar un juego de documentación falsa para el marino donde figuraba con el apellido Ciscardo. En esa oportunidad, el militar lució un uniforme de la Policía Federal. Ante la Conadep, Basterra declaró que Binotti integró la patota que secuestró, entre otros, al sobreviviente de la masacre de Trelew Víctor Haidar.
En su descargo, Binotti aseguró que sólo estuvo en la ESMA para sacarse la foto que mencionó Basterra. La declaración fue avalada por la propia Armada. El marino se despegó de una posible relación con ese centro clandestino de detención al sostener que lo había hecho porque formaba parte de un operativo de contraespionaje contra un supuesto grupo de espías chilenos que actuaba en Mar del Plata. Negó haber participado en grupo de tareas de la ESMA y dijo que después de estar en Puerto Belgrano hasta 1982 fue trasladado al edificio Libertad, sede central de la Armada. En el historial de Binotti hay un dato curioso. El Senado que hoy le congela el ascenso lo condecoró como héroe de guerra por haber sido ex combatiente de Malvinas.

Compartir: 

Twitter
 

Hace poco tiempo el mismo Senado había ascendido a otro uniformado cuestionado por represor.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.