EL PAIS › BORINSKY Y HORNOS RECHAZARON UNA RECUSACION DE TIMERMAN

Las camaristas quieren intervenir

 Por Irina Hauser

Los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky y Gustavo Hornos siguen empecinados en intervenir en el pedido de reapertura de la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman contra Cristina Kirchner y Héctor Timerman por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA. Ayer rechazaron in límine, ellos mismos, la recusación planteada por la defensa del ex canciller, que recordó que ambos jueces estaban excusados de intervenir en el expediente sobre el ataque terrorista, su encubrimiento y los temas asociados. Ahora cambiaron de idea y la resolución no explica por qué. También rechazaron la excusación de su colega Ana María Figueroa, con quien comparten la Sala I, pero no la consultaron para fijar una audiencia en la causa para que las partes expongan sus posturas el 19 de diciembre.

La denuncia de Nisman fue cerrada en 2015, pero la DAIA y el fiscal Gerardo Pollicita pidieron otra vez abrirla con supuestas evidencias nuevas: una conversación telefónica grabada de manera subrepticia entre Timerman y el ex titular de la AMIA, Guillermo Borger, en la que el primero afirmaba la responsabilidad de Irán en el atentado y que la única forma de hacer comparecer a los iraníes acusados era a través de un acuerdo, el memorándum. El otro elemento era la declaración de inconstitucionalidad de ese acuerdo, que quedó firme. Tanto el juez Daniel Rafecas como la Sala I de la Cámara Federal rechazaron por segunda vez abrir el caso, igual que la pretensión de la DAIA de ser querellante. Pero la entidad apeló y también el fiscal de Cámara Germán Moldes. Fue designada la Sala I de Casación, que tiene dos vacantes que subrogan Borinsky y Hornos. En la audiencia de diciembre se trataría el dictamen del fiscal de Casación, Javier de Luca, quien rechazó reabrir la investigación y dijo que la DAIA no tiene poder de su consejo directivo para querellar.

El abogado de Timerman, Alejandro Rúa, cuestionará a Borinsky y Hornos ante la Corte Suprema. E insistirá en que la causa debería tramitar en otra sala de Casación, la sala II, que es la que siempre tuvo acumulados los expedientes vinculados con AMIA. Allí están las juezas Figueroa y Angela Ledesma, las únicas dos que estarían habilitadas para fallar sobre asuntos ligados al atentado. Figueroa se había excusado en la Sala I por presiones de los medios y la DAIA.

Los lugares que Hornos y Borinsky están empacados en ocupar como subrogantes, llevan largo tiempo concursados, pero el macrismo en la Magistratura pone obstáculos para elevar las ternas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared