EL PAíS › EL GOBIERNO AUTORIZO A LAFSA PARA VOLAR A LAS ISLAS

Buscando caminos a Malvinas

Aunque aún no se llegó a un acuerdo con Gran Bretaña para realizar vuelos entre la Argentina y las Islas Malvinas, el gobierno nacional autorizó ayer a la empresa estatal Líneas Aéreas Federales SA (Lafsa) a explotar dos rutas “virtuales” que unan Buenos Aires con el archipiélago. En noviembre del año pasado, el canciller Rafael Bielsa le había negado a la aerolínea LanChile aumentar la cantidad de charters que parten de Chile hacia las islas, previendo la posibilidad de retomar los vuelos suspendidos desde la guerra de 1982.
La Secretaría de Transporte eligió a Lafsa, la línea aérea creada el año pasado con fondos estatales y personal de las ex Dinar y Lapa, para que pueda volar, con escalas en la Patagonia, desde el aeropuerto metropolitano hasta Puerto Argentino. Sin embargo, la decisión parece ser una afirmación de derechos sobre las islas más que una medida con efectos prácticos inmediatos. Todo está supeditado a las negociaciones globales sobre las islas.
Para llegar a un acuerdo, meses atrás se conformó una mesa integrada por el embajador del Reino Unido en Buenos Aires, Robin Christopher; el subsecretario de Política Exterior de la Cancillería, Juan José Uranga, y el director de Malvinas, Santos Goñi. Ambas partes no lograron todavía acercar posiciones, principalmente porque Gran Bretaña considera que cualquier resolución debe tener el visto bueno de los kelpers, a quienes el Gobierno no considera parte del conflicto. Por tal motivo, la discusión está centrada en la posición de los habitantes de las islas para cuya economía los vuelos charters significarían importantes ingresos turísticos pero que, sin embargo, rechazan que los aviones partan desde el continente, como ocurría antes del conflicto bélico entre la Argentina y Gran Bretaña.
Quizá con la expectativa de alguna respuesta favorable, y pensando en posicionar mejor a Lafsa en el mercado, la Secretaría de Transporte, a cargo de Ricardo Jaime, dispuso concederle la autorización para la explotación comercial de servicios regulares para pasajeros, cargas y correo entre Buenos Aires y Puerto Argentino. Sin embargo, voceros de la embajada británica aseguraron que “no hay planes para permitir otros vuelos regulares”. Actualmente, LanChile efectúa a esa ciudad un vuelo semanal, mientras que una vez al mes hace escala en Río Gallegos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.