EL PAíS › CARLOS BETTINI DEBERA PRESENTARSE EN EL SENADO

Madrid bien vale una audiencia

El pliego de Carlos Bettini como candidato a nuevo embajador argentino en España tendrá que sortear los mismos mecanismos de audiencia pública que hoy tienen los postulantes a ocupar un asiento en la Corte Suprema de Justicia. Así lo decidió el titular de la Comisión de Acuerdos del Senado, el riojano Jorge Yoma. De esta manera, el legislador puso freno a la intención de algunos parlamentarios del oficialismo que pretendían una aprobación rápida de la postulación de Bettini. La audiencia se realizará el próximo miércoles 9 de junio: primero se escucharán las objeciones y luego el propio postulante dará sus respuestas.
“Con Bettini está todo bien”, responde un importante legislador del oficialismo a este diario. Claro, el senador está fogueado en causas difíciles y en defender cuestiones de compleja defensa. Mirado desde ese punto, es entendible que las objeciones que se le formulan a Bettini le parezcan algo menor.
La primera impugnación que ingresó a la Comisión de Acuerdos fue la del abogado Ricardo Monner Sans. El abogado cuestionó sus vínculos con la empresa española Cirsa, que manejaba el barco-casino en el puerto de Buenos Aires. La diputada del ARI, Marcela Rodríguez, realizó una presentación en la Oficina Anticorrupción para que determine si no había un conflicto de intereses dado que Bettini ocupó un puesto en el directorio de Aerolíneas.
Luego de que las ONG y particulares presenten sus objeciones y hagan llegar sus preguntas por escrito, Bettini tendrá que responder. Luego recibirá una nueva tanda de preguntas, en este caso de los legisladores, una lista en la que ya está anotado el diputado socialista Ariel Basteiro. La impugnación de Basteiro es la que más preocupa al oficialismo. Allí describe con minuciosidad la historia del paso de Bettini por Aerolíneas. De su lectura queda claro que el candidato a embajador participaba del directorio en nombre de los intereses españoles. Precisamente a ese directorio se le cuestiona haber puesto en venta la mayoría de los activos de la ex aerolínea de bandera.
Bettini llegó a la conducción de Aerolíneas con la protección de Felipe González. El PSOE estaba en el gobierno y Bettini era su hombre de confianza en la empresa. En la empresa aérea recuerdan que solía compartir oficina con Abdho Menehem, pariente de Carlos Menem y por entonces funcionario del gobierno argentino en la empresa. También aseguran que fue a partir de una negociación entre Domingo Cavallo y Bettini que el gobierno argentino se desprendió de su acción de oro. Funcionario del menemismo, invitado a la boda de Amira Yoma y mano derecha de Nicolás Becerra –ex procurador y a su vez hombre de confianza de otro menemista, Eduardo Bauzá–, Bettini aparece muy cuestionado. “Habrá que ver si el Gobierno hace una defensa activa o le suelta la mano”, repite un legislador del oficialismo. Ese es precisamente el principal interrogante.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.