EL PAíS

Archivaron la causa en la que Beliz había denunciado mafias judiciales

El fiscal calificó al ex ministro de “irresponsable”, ya que denunció y no aportó prueba alguna.

El ex ministro de Justicia Gustavo Beliz fue calificado como “irresponsable” por el fiscal Gerardo Pollicita por denunciar la existencia de “mafias” policiales y judiciales y no haber aportado después prueba alguna de ello en los tribunales. Pollicita fue a quien el juez Rodolfo Canicoba Corral le delegó la investigación de todo lo que Beliz denunció luego de que Néstor Kirchner lo separara de su cargo, pero poco fue lo que pudo hacer: el ex funcionario no aportó a la causa ningún dato que avalara sus afirmaciones, por lo que el fiscal resolvió finalmente archivar las actuaciones.
“Pollicita se vio obligado a pedir que se archivara la denuncia porque Beliz no aportó ninguna prueba. Por el contrario, dijo que ‘no sabía nada’ de los hechos que denunció periodísticamente y que las suyas habían sido ‘declaraciones políticas’”, explicaban ayer en los pasillos de Tribunales quienes acompañaron al fiscal en la instrucción del caso. El expediente que Pollicita decidió archivar fue abierto a raíz de una denuncia que en su momento radicó su colega Carlos Stornelli, a raíz de las afirmaciones que Beliz realizó tras ser separado de su cargo por Kirchner.
El ex ministro –removido pocos días después de los incidentes que se registraron en la Legislatura durante una protesta en contra de la sanción del Código de Convivencia– se puso entonces en el papel de víctima y desparramó críticas hacia el Gobierno por varios medios. En sus apariciones mediáticas no sólo se quejó de que Kirchner lo había “echado por teléfono”, sino que también denunció que lo habían apartado de su puesto por su decisión de enfrentarse a las “mafias” policiales y judiciales. También habló de manejos irregulares en la SIDE. La tarea de investigar las denuncias de Beliz recayó en Canicoba Corral, quien delegó a Pollicita la instrucción de la causa.
Aunque el fiscal prefirió mantener la reserva, los argumentos con los que fundamentó su decisión de archivar el caso trascendieron y son lapidarios con Beliz. Fuentes judiciales consignaron que Pollicita consideró que el ex ministro tuvo “una equivocada tendencia a considerar que sólo por la función que ocupaba estaba exento de responsabilidad por sus dichos a la prensa, pero lejos se encuentra ello de la realidad”, ya que “cargos de trascendental importancia demandan una responsabilidad aún mayor”.
Los mismos voceros contaron también que, a criterio del fiscal, Beliz hizo afirmaciones “con un desinterés temerario por averiguar si la información era o no falsa”, lo que evidenció un alto grado de “irresponsabilidad”. Pollicita no pasó tampoco por alto que el ex ministro efectuó esas “diatribas de extrema gravedad” a pesar de que más tarde en sede judicial manifestó que “ninguna de esas actividades” presuntamente mafiosas de jueces y policías a las que se había referido le constaban. “Este tipo de actitudes (denuncias sin respaldo posterior en la Justicia) de quienes ocupan cargos trascendentales terminan por debilitar el imperio del derecho, con la consecuente afectación de la seguridad jurídica”, cuentan que escribió Pollicita en su dictamen.
La causa archivada por Pollicita no es la única que fue abierta por las declaraciones que Beliz realizó al ser apartado de su cargo: la Justicia también investiga si el ex funcionario violó “secretos de Estado” al difundir por televisión una fotografía de Antonio “Jaime” Stiusso, jefe de Contrainteligencia de la SIDE. Los fiscales Jorge Di Lello y Jorge Alvarez Berlanda promovieron la investigación ante el juez federal Sergio Torres y reclamaron que investigara además a Beliz por presunta omisión de denuncia, ya que por TV develó una serie de maniobras supuestamente cometidas en la central de espías pero no las reportó a la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.