EL PAíS

Carlos Menem esperará a Papá Noel prófugo y del otro lado de la cordillera

El juez de instrucción Alberto Baños rechazó un nuevo pedido de eximición de prisión y excarcelación. La “Mesa Nacional Menem Vuelve” se había quejado del trato de los jueces federales.

Si el ex presidente Carlos Menem decidiera finalmente cumplir su reiterada promesa de regresar al país en un futuro cercano, podría quedar detenido apenas cruzara la frontera. Así lo confirmó el juez de instrucción Alberto Baños, quien rechazó ayer un nuevo pedido de eximición de prisión y un hábeas corpus preventivo presentados por allegados del ex mandatario, prófugo en Chile con doble pedido de captura internacional.
Baños desestimó el pedido de la “Mesa Nacional Menem Vuelve” y la organización “A.R.I.E.L. somos todos”, que la semana pasada denunciaron que el ex mandatario “tiene obstaculizado su derecho a la legítima defensa”, por la supuesta parcialidad de los jueces del fuero federal que quieren indagarlo. En un fallo de nueve carillas, el magistrado rechazó además un hábeas corpus presentado por estas agrupaciones para “garantizar la integridad psicofísica” de Menem, en caso de regresar al país.
Ramón Armando Herrera, presidente de la “Mesa Nacional Menem Vuelve”, y el abogado Enrique Piragini, representante de “A.R.I.E.L, somos todos”, habían solicitado ante Baños la eximición de prisión del ex presidente “en toda causa judicial que pudiere requerir su presentación”.
“Existe una animosidad –señalaron en ambos pedidos– en algunos jueces federales que deberían acceder al pedido de exención de prisión a favor de Menem, la que quedó demostrada en las presentaciones efectuadas por letrados de confianza del ex presidente en las cuales se negó el derecho que se reconoce a todos los ciudadanos.”
De esta manera apuntaron hacia el juez federal Jorge Urso y su par Norberto Oyarbide, quienes libraron órdenes de captura nacional e internacional contra Menem.
En esa línea, Herrera presentó además ayer una denuncia contra Urso, por haber mantenido preso a Menem durante seis meses en 2001, en el marco de la causa por el tráfico de armas. Según la presentación, que quedó radicada en el juzgado federal de Jorge Ballesteros, se debe investigar si el juez cometió los delitos de “prevaricato e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.
Actualmente Urso investiga a Menem por irregularidades en la construcción de dos cárceles en el conurbano y hace dos semanas rechazó un pedido de eximición presentado por la defensa del ex mandatario. El magistrado consideró que existían riesgos de que el riojano “intentara eludir la acción de la Justicia o entorpecer las investigaciones”. Urso señaló que los “requisitos para conservar la libertad ambulatoria, se encuentran violentados por la actitud adoptada por Menem”, quien no asistió a ninguna de las cuatro citaciones a prestar declaración indagatoria.
Menem está además en la mira de Oyarbide, quien investiga la “omisión maliciosa” en su declaración jurada de una cuenta millonaria que poseía en un banco suizo. Mientras el cerco judicial parece cerrarse cada vez más sobre su figura, el ex presidente sigue en su autoexilio en Chile, donde vive desde hace más de un año junto a su esposa, la ex Miss Mundo Cecilia Bolocco y su hijo Máximo Saúl.
Frente a este nuevo revés judicial, y pese a sus deseos expresos de retornar a la Argentina, el ex mandatario deberá pasar las fiestas de fin de año del otro lado de la cordillera si no quiere correr el riesgo de pasarlas tras las rejas.

Compartir: 

Twitter
 

Si no quiere ir preso, Carlos Menem se deberá quedar en Chile hasta nuevo aviso.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.