EL PAíS › LAS VERSIONES SOBRE LA REELECCION Y LOS CAMBIOS DE GABINETE

De eso sólo se habla en voz baja

En el Gobierno no quieren hablar de reelección, pero no pueden evitar que los gobernadores la apoyen. El tema quedaría para el año que viene.

 Por Diego Schurman

El resultado de los comicios ubicó a Néstor Kirchner en la puerta de una reelección, aunque el “operativo clamor” para que pelee por un segundo mandato recién se pondría en marcha el próximo año, según especularon fuentes oficiales. Si bien el Presidente no quiere que ninguno de sus funcionarios aborde públicamente el tema, no pudo evitar que gobernadores y dirigentes distritales fueran instalándolo y que la buena performance del domingo lo volviera inevitable.
En el seno del Gobierno negaban tiempo atrás el deseo K de la reelección, aunque pensar en un Kirchner sin ambiciones de poder a esta altura resulta ingenuo. Basta con repasar su currículum: en 1987 fue intendente de Río Gallegos, en 1991 gobernador de Santa Cruz, en 1995 fue nuevamente elegido gracias a una enmienda constitucional que habilitó la reelección indefinida, en 1999 logró la re-re. Y en 2003 finalmente accedió a la presidencia de la Nación.
–¿Kirchner no va a ir por la reelección? –le preguntó Página/12 a Alberto Fernández días atrás.
–El decía que no –contestó el jefe de Gabinete.
–¿Y ahora qué dice?
–Dice que no va a hablar del tema.
–¿Y eso qué quiere decir?
–Que no es un tema que se esté hablando. Ni más ni menos.
Puede ser que el tópico no surja de boca de los funcionarios de la Casa Rosada. Pero tampoco es una especulación o “alquimia política” de los periodistas, como evaluó el funcionario. Ya hubo gobernadores, muchos no justicialistas, que se expresaron abiertamente a favor de ponerle el hombro a un segundo mandato de Kirchner.
Los medios masivos han reflejado la postura de sólo algunos de ellos. Pero existe un cúmulo de mandatarios que no le han esquivado al tema en reportajes a diarios locales. Con sólo navegar unos minutos por Internet, el kirchnerismo debería darse por satisfecho.
¿Quiénes integran ese equipo de gobernadores pro-reelección? José Manuel De la Sota (Córdoba), Jorge Busti (Entre Ríos), José Luis Gioja (San Juan), Mario Das Neves (Chubut), Eduardo Fellner (Jujuy), Gildo Insfrán (Formosa), Carlos Rovira (Misiones) y Jorge Colazo (Tierra del Fuego). Este último, con la particularidad que saltó del radicalismo al kirchnerismo.
Aunque no han sido explícitos, al grupo se sumarían Felipe Solá (Buenos Aires), Aníbal Ibarra, (Capital Federal) Sergio Acevedo (Santa Cruz), Jorge Obeid (Santa Fe), José Alperovich (Tucumán) y Angel Maza (La Rioja).
¿Qué harán el radical Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Arturo Colombi (Corrientes)? No lo han dicho, aunque el primero participó de la reciente campaña K de la mano de Alberto Fernández. Y el correntino se convirtió en gobernador electo gracias al respaldo abierto de la Casa Rosada. “Este es un triunfo compartido con Kirchner”, señaló Colombi aquel domingo que las urnas le dieron la alegría.
Es una incógnita qué actitud tomarán el peronista Carlos Verna (La Pampa), el frentista Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca) y los radicales Julio Cobos (Mendoza), Roy Nikisch (Chaco) y Miguel Saíz (Río Negro). Se supone, en cambio, que Juan Carlos Romero (Salta), ex compañero de fórmula de Carlos Menem, y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), actual socio político del ex presidente, no se encolumnarán con K.
El que ofrece certezas es Jorge Sobisch (Neuquén), quien sin dudas estará en la vereda de enfrente del Gobierno, ya sea como candidato a presidente o como integrante de un frente de centroderecha que le disputará poder al santacruceño.
El “operativo clamor” podrá salir de un núcleo duro de gobernadores, probablemente promediando 2006. Aunque en las últimas horas ya se les adelantó el concejal electo del Frente para la Victoria por Malvinas Argentinas, Luis Vivona, quien hizo una pegatina con el lema “Kirchner 2007”.
Otro afiche, el de Néstor y Cristina Kirchner agradeciendo al país por el acompañamiento en las urnas, que se confeccionó en la Secretaría de Medios de Enrique “Pepe” Albistur, pareció alimentar la especulación reeleccionista, aunque, por qué no, la de quienes piensan que el Presidente fogoneará a su mujer para la sucesión.
Las conjeturas también estuvieron a la orden del día sobre otro tema, aunque de más urgente resolución: los nueva conformación del gabinete nacional. Kirchner debe designar a los reemplazantes de Alicia Kirchner, José Pampuro y Rafael Bielsa, quienes dejarán los ministerios a su cargo para ocupar bancas en el Congreso.
En Desarrollo Social la danza de nombres incluye a Juan Carlos Nadalich, el actual número dos del PAMI. Se trata de un pingüino auténtico que ya trabajó con Alicia Kirchner durante esta gestión y, mucho antes, con Néstor Kirchner en Santa Cruz.
Otro que está en la gatera es el titular de la Side, Héctor “Chango” Icazuriaga. Se lo considera un pingüino, pese a que no es un NYC (nacido y criado), ya que es de origen bonaerense. La lista se completa con Graciela Ocaña, titular del PAMI, y Daniel Arroyo, un licenciado en ciencias políticas y docente de Flacso que hoy ostenta el segundo lugar en importancia dentro de la cartera de la hermana del Presidente.
En Defensa, para reemplazar a Pampuro, suenan su vice, Jaime Garreta, y la senadora mendocina y presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara alta, Marita Perceval. El ingreso de la mujer sería revolucionado en un ámbito tan machista como las Fuerzas Armadas. Los K cuentan con un antecedente regional: la ahora candidata a presidenta de Chile, Michelle Bachellet, aunque no todos en la Casa Rosada apuestan por un cambio tan radical.
En Cancillería parece comenzar a delinearse el perfil del sucesor de Bielsa. Alberto Fernández aseguró ayer que debe ser un “vendedor”. “Estamos en un tiempo donde el desarrollo de la Argentina pasa por incrementar las exportaciones, por incrementar las inversiones y nuestras embajadas tienen que dedicarse a ambas cosas, a promover los productos argentinos en el exterior y a enamorar a los extranjeros a invertir en el país.”
De esta forma pareció relegar al periodista Héctor Timerman, actual cónsul argentino en Nueva York, en favor de otros nombres amigos de los números, como el del titular del Banco Central, Martín Redrado, y su antecesor Alfonso Prat Gay. Anteriormente también se había mencionado al vicecanciller y diputado electo, Jorge Taiana, y al ex vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez.
Dicen que Kirchner ya tiene los nombres “in péctore”. Pero, está a la vista, todavía no larga prenda.

Compartir: 

Twitter
 

Ayer apareció este afiche de Néstor y Cristina Kirchner agradeciendo el apoyo en las urnas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.