EL MUNDO › UNA MAYORIA DE IRAQUIES VOTO POR EL “SI” AL PROYECTO CONSTITUCIONAL

Pasó la Constitución de Irak marca W.

Un 78 por ciento del electorado estuvo de acuerdo con la Carta Magna que dividirá a Irak en tres regiones y debilitará al gobierno central, dándoles mayor poder a los kurdos y chiítas. En diciembre habrá comicios parlamentarios en la antigua tierra de Saddam.

 Por Patrick Cockburn*
Desde Bagdad

Una mayoría de los electores iraquíes votó a favor de la nueva Constitución federal que dividirá al país en tres regiones y debilitará al gobierno central. Los resultados difundidos por la Comisión Electoral Independiente de Irak demuestran que los árabes sunnitas votaron mayormente en contra de la Constitución y que los chiítas y los kurdos lo hicieron a favor. Alrededor del 78 por ciento de los iraquíes votó “sí” y el 21 por ciento “no”.
Los sunnitas, aunque sólo son el 20 por ciento de la población, podrían haber boicoteado el referéndum si dos tercios de los votantes de tres provincias hubieran votado por el “no”. La comisión aseguró ayer que Nineveh, la única provincia en la que los sunnitas se opusieron a la Constitución, hubiera ganado decisivamente si hubiesen votado contra la Carta Magna, lo que solamente hizo el 55 por ciento de los votantes. Anteriormente, Anbar y Salahudin habían rechazado masivamente la Constitución, con un 97 y un 82 por ciento.
Los Estados Unidos y Gran Bretaña, al igual que el gobierno iraquí, esperan que el resultado no sea visto como un revés para los sunnitas, empujándolos a la resistencia armada. Los cambios de último momento en la Constitución permiten que la Asamblea Nacional recién electa la enmiende con un voto mayoritario el año que viene, aunque las enmiendas tendrán que ser aprobadas por un nuevo referéndum y podrán ser vetadas una vez más por las tres provincias si mayorías de dos tercios votan en contra.
La nueva Constitución plantea un estado federal en el que los kurdos y los chiítas tendrán poderes importantes y el gobierno central quedará debilitado. Los kurdos podrán mantener su ejército propio en el norte iraquí, la ley local se impondrá sobre la ley federal cuando las dos entren en conflicto y los nuevos emprendimientos petroleros entrarán dentro del control regional. Los actuales campos petroleros seguirán bajo control del gobierno central.
Muchos sunnitas consideran a la nueva Constitución como la demostración de la ruptura efectiva de Irak. Sin embargo, no está claro hasta qué punto será realmente implementada en el país, con excepción del Kurdistán, en donde los kurdos ya gozan del control del territorio. No tienen ninguna intención de entregar Kirkuk o las tierras de las cuales fueron echados por Saddam Hussein.
Muchos sunnitas asegurarán que el resultado, del referéndum estuvo arreglado, aunque la comisión declaró que no se encontraron casos de violaciones que podrían haber afectado significativamente al resultado. Los porcentajes finales en Nineveh eran inciertos, ya que no hay cifras claras de la ruptura entre árabes sunnitas, kurdos, turcomanos y cristianos dentro de la provincia. El propio Mosul es mayoritariamente musulmán sunnita, aunque también es un bastión del Partido Islámico Iraquí, que a último momento apoyó la Constitución, cuando aceptaron algunas concesiones al enmendarla.
Irak ahora avanzará hacia las elecciones del 15 de diciembre, en las que los árabes sunnitas, a diferencias de la elección de enero, probablemente participarán. Pero los ganadores seguirán siendo los kurdos y los chiítas, que juntos forman el actual gobierno. A pesar de que los kurdos son personalmente hostiles al gobierno de Ibrahim al Jaafari, el primer ministro, están determinados a mantener la alianza kurda-chiíta. Ellos acusan a al-Jaafari de romper promesas de cooperación que fueron acordadas cuando fue elegido.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados iraquíes celebran la aprobación de la Constitución iraquí.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.