EL PAíS

El Nación abre la billetera para vencer la inflación con inversión

El mayor banco público lanzó líneas de créditos por 4500 millones de pesos. Son a diez años de plazo y ése es su mayor atractivo. La tasa de interés es variable y habrá préstamos en pesos, dólares y euros. El objetivo es ampliar la oferta de bienes y servicios.

 Por Claudio Zlotnik

El Banco Nación puso 4500 millones de pesos a disposición de las empresas que necesiten realizar inversiones productivas. El financiamiento será accesible tanto para grandes compañías como para las pequeñas de todos los sectores económicos. Tampoco habrá exclusiones si la empresa se dedica a exportar o a abastecer el mercado interno. Estarán disponibles líneas en pesos, dólares y euros. Todas a 10 años de plazo. La tasa de interés en moneda local arrancará en torno del 13,25 por ciento anual y tendrá un pico de dos puntos más, de acuerdo con las estimaciones realizadas en el Gobierno. En los despachos oficiales creen que durante 2006 el Nación financiará proyectos por 500 millones de dólares, la tercera parte del total.
El anuncio del préstamo del Nación tuvo un gran marco político. Fue lanzado en la Casa Rosada durante un acto encabezado por Néstor Kirchner y Felisa Miceli. También estaba Ricardo Lospinnato, flamante presidente del mayor banco público. Esta línea tiene la misión de “incentivar la inversión en el país” con el propósito de “ir equilibrando la oferta y la demanda”. Para el Gobierno, el lanzamiento de ayer debe alinearse con la búsqueda por apaciguar las expectativas inflacionarias. Una mayor inversión, por ejemplo, permitiría incrementar la capacidad instalada de las industrias, elevar la oferta y disminuir las presiones alcistas de los precios. “Este es un esfuerzo muy grande y muy fuerte”, subrayó Kirchner, y les reclamó acompañamiento a las entidades financieras privadas.
Un encumbrado funcionario de Economía comentó a Página/12 que este lanzamiento “significa que, a partir de ahora, todos los proyectos de inversión productivos de empresas viables tienen financiamiento”. Habrá dos formas de suscribirse: tomando el dinero como un préstamo tradicional o a través de un leasing (alquiler con opción de compra).
La tasa de interés del crédito es variable y depende de la moneda en que se tome. En pesos será equivalente a la tasa Baibor (préstamos interbancarios) más un adicional (spread). Este adicional dependerá del riesgo del proyecto empresario. Tendrá un mínimo de 4,75 puntos y un máximo que ayer estimaban en dos puntos más. Quiere decir que si hoy se pudiera sacar el préstamo, en el mejor de los casos la tasa ascendería al 13,25 por ciento anual (8,5 por ciento de la Baibor y 4,75 del adicional). De todas maneras, en el Gobierno destacaban que, en promedio, durante este año la Baibor se ubicó en el 6,1 por ciento anual. Y por eso, lo más probable es que el costo del préstamo sería del 10,85 por ciento.
Para las líneas en dólares y en euros, la tasa será Libor (ayer en 4,65 por ciento) más un 2,9 por ciento, que podría elevarse en dos puntos más para los proyectos considerados de mayor riesgo. Como en la actualidad los préstamos en dólares o en euros son exclusivos para los exportadores, el Banco Central tendrá que modificar la norma para incluir a las compañías que abastecen al mercado interno. Los créditos arrancarán el 1º de enero.
La opinión recogida por Página/12 entre bancos privados fue que el plan es atractivo. No tanto por la tasa de interés sino porque en la actualidad no existen ofertas similares por parte de otras entidades. Para proyectos de inversión, los privados no prestan más que a cuatro o cinco años, contra diez de las líneas del Nación. Eso sí, en la city advierten que la mayor parte de las compañías prefieren los créditos a tasa fija antes que las variables.
En los papeles, ningún proyecto rentable estará excluido. El programa está dirigido a inversiones para la producción de bienes y servicios. Los bienes que se compren podrán ser nuevos o usados. También habrá flexibilidad al momento de poner las garantías. “Dependerá de cada emprendimiento. Nosotros observaremos los flujos de fondos del proyecto. Esa será la principal garantía”, señaló una fuente oficial a este diario.
En el caso de la adquisición de los bienes nuevos, el plan prevé un financiamiento de hasta el 100 por ciento. Y de hasta el 70 por ciento para el caso de los usados.

Compartir: 

Twitter
 

Los créditos a largo plazo para aumentar la inversión son parte del plan contra la inflación.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.