SOCIEDAD › LA LEGISLATURA APROBO UNA NORMA CONTRA EL MAL

Combate al Chagas por ley

 Por Pedro Lipcovich

El director del Instituto Nacional de Parasitología pidió que se declare la emergencia nacional respecto del mal de Chagas, que ha recrudecido en varias provincias, y solicitó que se hagan análisis de todos los chicos, al empezar la escuela primaria, para detectar la enfermedad, que sólo es curable en menores de 15 años. Actualmente, “el único análisis que se hace es el que no debería hacerse”, es decir, el que hacen las empresas a los postulantes, cuyo único resultado es que a quienes tienen Chagas se les niega el trabajo; desde hace años los especialistas piden que el Congreso de la Nación modifique esa ley. Entretanto, la Legislatura porteña sancionó su Ley de Lucha contra el mal de Chagas, que garantiza la atención de los pacientes y el análisis de las embarazadas para evitar la trasmisión al recién nacido; el año que viene se hará una pesquisa en chicos de escuelas primarias de la ciudad.
“Las provincias de alto riesgo son Mendoza, San Juan, La Rioja, Formosa, Chaco, Santiago del Estero y el norte de Córdoba –precisó Andrés Ruiz, director del Instituto Nacional de Parasitología Fatala Chabén–: las vinchucas reinfestaron muchas viviendas y aumentan los casos agudos.” En Chaco, la infección se detecta en el 12,8 por ciento de quienes se presentan a donar sangre; en La Rioja, en el 11,5 por ciento, y en el 11,2 por ciento de los santiagueños. En todo el país, el 3,5 de los que acuden a donar tienen la infección. “Esto no afecta la calidad de los bancos de sangre, que están controlados –aclaró Ruiz–, pero muestra la dimensión del problema.”
Según el especialista, “la detección de la enfermedad debería hacerse a todos los chicos del país cuando ingresan a la escuela primaria, tal como lo establece, pero no se cumple, la Ley 22.360. En las provincias de alto riesgo debería examinarse a todos los menores de 15 años”. Hasta esa edad, la enfermedad es plenamente curable; en los mayores se convierte en una dolencia crónica. Por todo eso, “tiene que declararse una emergencia nacional respecto de la enfermedad de Chagas-Mazza”, solicitó Ruiz.
En 1993, cuando se efectuó por última vez el chequeo masivo a quienes ingresaban al servicio militar, se estimó que 2.300.000 habitantes tenían la infección. El Instituto Nacional de Parasitología efectuará el año próximo una encuesta nacional para actualizar los datos.
Anteayer la Legislatura porteña sancionó la Ley de Lucha contra la Enfermedad de Chagas-Mazza, a propuesta de Ana María Suppa y Chango Farías Gómez. “La norma transforma en política de Estado el funcionamiento de la Red de Chagas en los hospitales de la Ciudad”, destacó la diputada Suppa. El coordinador de la Red, Jorge Mitelman, señaló que “la ley da garantías a la atención de estos pacientes que siempre fueron postergados”. En la ciudad no hay vinchucas, pero viven muchas personas que enfermaron en otras provincias o países vecinos. La enfermedad no se contagia en forma directa, pero sí de la madre al recién nacido. La ley garantiza “el testeo de las embarazadas, de los recién nacidos y de sus familiares”, aclaró Mitelman.
Además, “para el año que viene se prevé una pesquisa para detectar la enfermedad en chicos de escuelas primarias; todavía no está decidido en cuáles y en qué grados. Irá precedida por una campaña de difusión a fin de favorecer el consentimiento de los padres”, anunció Mitelman.
Entretanto, en el país, “el único análisis que se hace sistemáticamente es el prelaboral, que no tendría que hacerse porque perjudica al trabajador”, comentó Ruiz. También Mitelman recordó que “hemos pedido una y otra vez que se deje sin efecto ese párrafo de la Ley 22.360, que vulnera el derecho a trabajar de las personas con Chagas”. La respuesta depende del Congreso de la Nación.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.