EL PAíS › EL JEFE DEL EJERCITO APUNTO A LA DESTRUCCION DEL APARATO PRODUCTIVO

Bendini profundizó la autocrítica

El general Roberto Bendini condenó la represión ilegal y las secuelas de pobreza que dejó el modelo económico dictatorial.

“Sólo el camino de la verdad y la justicia podrá librarnos de esa pesada carga, llevar la paz necesaria a nuestros espíritus y conducirnos al anhelado reencuentro de todos los argentinos.” Con esas palabras, el jefe del Ejército, Roberto Bendini, reconoció que no habrá otro camino para saldar la responsabilidad de su fuerza por los crímenes cometidos durante la dictadura. En el Regimiento de Granaderos –frente a la plana mayor de las Fuerzas Armadas; la ministra de Defensa, Nilda Garré; el canciller Jorge Taiana, y el vicepresidente, Daniel Scioli–, Bendini ensayó una nueva autocrítica a 30 años del golpe del ’76. “Los desencuentros y los enfrentamientos de origen esencialmente político tuvieron como respuesta, por parte del Estado, un injustificable sistema represivo”, dijo el general y admitió que “aún no hemos logrado restañar las trágicas heridas en la sociedad producidas” con la instauración el terrorismo de Estado. Incluso, se refirió a la “otra cara del llamado Proceso”, para marcar la “destrucción del aparato productivo” y la “pobreza y marginación que aún condicionan nuestro presente”.

Bendini fue el tercero en la serie de autocríticas que se sucedieron con muy pocos días de diferencia, a casi 30 años del inicio de la última dictadura militar. El almirante Jorge Godoy ya había formulado el mea culpa por las “deudas” de “un pasado trágico” en nombre de la Armada, y el brigadier Eduardo Schiaffino, lapsus de por medio –pasó por alto la palabra “repudio” en su lectura para condenar el golpe–, había hecho lo propio por los aeronáuticos. El jefe del Ejército optó por ir más allá que sus camaradas y tras deplorar las “terribles consecuencias” de la dictadura “por la cantidad de muertos y los condenables métodos empleados”, también habló de la nefasta herencia económica “del Proceso”, que adjudicó a “un sector del Ejército que estuvo al servicio de una facción ligada a intereses ajenos a los de nuestra nación”.

Al terminar el acto en el que ayer se conmemoraba el 194 aniversario de la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, Bendini amplió sus argumentos ante los periodistas: “No debemos olvidar que, además de la faceta de instrumentación del aparato represivo, el 24 de marzo de 1976 señala el comienzo de una política económica de enajenación del patrimonio nacional, de endeudamiento externo, de destrucción del aparato productivo en beneficio de la especulación financiera, de pérdidas de derechos sociales y políticos y de desarticulación del Estado argentino”.

Antes, desde el atril y ante un auditorio compuesto mayoritariamente por jefes y oficiales de las tres armas –entre los que estaban el jefe del Estado Mayor, el brigadier Jorge Chevalier, y los jefes de la Armada y la Fuerza Aérea, el almirante Godoy y el brigadier Schiaffino–, el jefe del Ejército tampoco obvió un repaso más extenso de la historia argentina igualando los golpes militares del ’55 y ’76. “Sus gestores, empujados por su egoísmo faccioso y el desprecio por la vida de sus compatriotas, bombardearon indiscriminadamente a civiles inocentes, fusilaron adversarios y empujaron a nuestro pueblo a una lucha fratricida, cuyas terribles consecuencias y los condenables métodos empleados enlutan a todas las familias argentinas”, insistió.

“Queremos dejar atrás un pasado signado por divisiones y enfrentamientos y, con vocación superadora, contribuir a construir el futuro que todos anhelamos para cerrar definitivamente las heridas que las antinomias fueron dejando en nuestra sociedad”, continuó Bendini para luego señalar que “es necesario alcanzar este objetivo para poder luchar todos juntos a fin de asegurar la independencia de nuestra patria”.

La ministra de Defensa no ocultó su satisfacción por la serie de autocríticas y el discurso de Bendini. “Hoy estas Fuerzas Armadas han emprendido otro camino de profesionalidad y acatamiento de la Constitución y su aceptación de tener un papel en la reconstrucción nacional”, subrayó Garré para luego destacar que el titular del Ejército condenó “el injustificable sistema represivo” que se instaló en 1976.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe del Ejército, Roberto Bendini, hizo otra autocrítica por la actuación durante la dictadura.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.