EL PAíS

El aumento que no pudo consumarse

La provincia de Buenos Aires dio marcha atrás con el ajuste de un 9,5 por ciento en las cuotas de los colegios privados subsidiados.

El gobernador Felipe Solá dio marcha atrás con la autorización al aumento de un 9,5 por ciento en los aranceles de los colegios privados de la provincia de Buenos Aires. La noticia del incremento había producido resquemores en la plana mayor de Casa Rosada, inmersa en la batalla por contener el costo de vida. Bien temprano, el ministro de Educación, Daniel Filmus, anunció que habría una “revisión” del incremento y adelantó que Solá daría más datos. Poco después, el gobernador bonaerense se encargó de dejar en claro que no iba a “autorizar el aumento de las cuotas de los colegios privados bonaerenses, en momentos en que estamos duramente empeñados en controlar la inflación”.

La medida se había resuelto luego del reclamo que los empresarios, nucleados en la Asociación de Institutos Privados de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba) y en la Asociación de Entidades Privadas de la Argentina (Adeepra), de que se trasladara al bolsillo de los padres la suba de salarios acordada con los gremios docentes, Sadop, FEB y Suteba. El incremento iba a afectar a 1,3 millón de alumnos bonaerenses, de los más de cinco mil colegios privados subsididados de la provincia. Los empresarios habían conseguido un aumento del 15 por ciento en marzo de 2004, otro del ocho en noviembre de ese año y un último del 9,8 en marzo de 2005 y en septiembre, al 11. La nueva suba hubiese entrado en vigencia el 2 de mayo.

El aumento había sido autorizado el 25 de abril por el subsecretario de Gestión Privada, Juan Odriozola. Cerca de Solá, cargaron el peso de la decisión sobre ese funcionario. Los felipistas recordaron que el 20 de febrero de este año se firmó un convenio entre Filmus, el Ministerio de Economía y entidades de los colegios privados, por el cual las entidades se comprometieron a congelar las cuotas por un mes y se acordó que podían pedir autorización para aumentarlas a la Subsecretaría de Gestión Privada. “Odriozola se mandó solo porque pensó que es automático”, comentó a Página/12 un allegado del gobernador, quien negó que hubiese existido ningún llamado del gobierno nacional por este tema.

Filmus se reunió con el presidente Néstor Kirchner ayer por la mañana y evaluaron el aumento salarial del 19 por ciento para los científicos del Conicet (ver aparte). En Casa Rosada juraron y perjuraron que en ese encuentro no se tocó el tema de los colegios privados. Antes de hablar con la prensa, Filmus hizo una llamada a Solá con el que habló durante cerca de media hora. “Me acabo de comunicar con el gobernador de Buenos Aires y les puedo informar que está en revisión el aumento en las cuotas de los colegios privados. El gobernador Solá dará mayores detalles”, se limitó a decir el ministro.

Una hora más tarde, la directora de Cultura y Educación bonaerense, Adriana Puiggrós, confirmó la marcha atrás del incremento y garantizó que “por lo pronto, no habrá aumentos a lo largo del año”. “Los argentinos tenemos que contribuir a que no aumente el costo de vida en línea con la política del gobierno nacional”, reparó, en sintonía con el discurso de Solá. En tanto, el gobernador convocó a una reunión para el próximo martes para conversar con las asociaciones de colegios privados y otra el miércoles con los obispos. “Estamos conversando con los colegios privados para tomar una medida que provoque la menor cantidad de inconvenientes”, concluyó Puiggrós.

Compartir: 

Twitter
 

Los colegios privados no podrán aumentar otra vez las cuotas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.