EL PAIS

“Fue el origen de la crisis del sistema educativo”

El ministro Daniel Filmus encabezó un acto para conmemorar La Noche de los Bastones Largos.

“Todos nos acordamos de los ’90, pero esto comenzó mucho antes. El ’66 marcó una ruptura que permanece hasta hoy y fue origen de la crisis del sistema educativo. Esto nos obliga a discutir el modelo de universidad que queremos pare el futuro”, consideró el ministro de Educación, Daniel Filmus, que encabezó un acto para conmemora los 40 años de la Noche de los Bastones Largos, cuando la dictadura de Juan Carlos Onganía desalojó violentamente a docentes y alumnos de las facultades porteñas. Hasta aquel 29 de julio de 1966, profesores y estudiantes intentaron resistirse a la intervención, que duró treinta años. La irrupción violenta de la dictadura marcó el final de la “época de oro” de las universidades.

En el acto en el Palacio Sarmiento, Filmus estuvo acompañado por el profesor emérito de la UBA Gregorio Klimovsky, el ex decano de la Facultad de Ingeniería de la UBA Humberto Ciancaglini; el vicerrector de la UBA, Aníbal Franco, y el titular de la Federación Universitaria Argentina (FUA), Mariano Marquínez. La crisis por la que pasa actualmente la UBA por la elección de su rector se coló en el discurso del ministro. “Nuestro compromiso con la generación que vivió aquellos acontecimientos es generar un espacio de debate y ser respetuosos de la autonomía universitaria”, afirmó Filmus.

Luego leyeron un mensaje del entonces decano de Ciencias Exactas Rolando García y pasaron un corto que realizó el cineasta Tristán Bauer, por encargo de la Universidad Nacional de San Martín. En el corto, reaparecieron las voces de García y de Manuel Sadosky. Luego Klimovsky y Ciancaglini relataron la entrada de la policía y la paliza que siguió. Esa noche, en la que detuvieron a 166 personas, marcó el comienzo del éxodo de científicos: 1300 autoridades universitarias renunciaron. Como un ejemplo de la política de Onganía, mencionaron que el Ministerio de Educación pasó a ser una secretaría que dependía del Interior.

Klimovsky señaló que no sólo entraron violentamente, sino que colocaron a los profesores contra la pared del patio y los golpearon durante veinte minutos. El científico recordó cómo era la relación con los militares antes de la intervención. Contó que habían tenido un encuentro con el presidente radical Arturo Illia, en el que le pidieron que no enviaran tropas a Santo Domingo, a lo que accedió. Para Klimovsky, el Ejército, que estaba preparado para ir, les juró revancha. En tanto, Ciancaglini explicó que le ofrecieron permanecer como delegado del gobierno militar durante la intervención. “Es no entrar por la puerta grande, sino por la hendija de las ratas”, les respondió.

También participaron del panel los decanos actuales Carlos Rosito (Ingeniería) y Jorge Aliaga (Ciencias Naturales), que se reconocieron como alumnos de Klimovsky y Ciancaglini. Rosito consideró que el éxodo de científicos trabó el desarrollo universitario y comparó esta situación con la de hace 40 años, “cuando se discutía con otro espíritu”. Para Aliaga, La Noche de los Bastones Largos “marcó el inicio de un modelo basado en el neoliberalismo, que gobernó casi sin interrupciones desde entonces”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Daniel Filmus, el secretario Daniel Malcolm y el profesor emérito Gregorio Klimovsky.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.