EL PAíS

Protesta en embajadas de vecinos de Gualeguaychú

Llegaron desde Entre Ríos en caravana. Estuvieron frente a las sedes diplomáticas en Buenos Aires de Uruguay, España y Finlandia. Por primera vez, la embajadora de este último país recibió a los asambleístas.

 Por Laura Vales

Un grupo de mujeres vestidas con los trajes típicos de la Comunidad Europea –mucha mantilla española, mucha pollera y camisa con volados– encabezó la protesta que los vecinos de Gualeguaychú hicieron en Buenos Aires, frente a tres embajadas, para reclamar que los países del Hemisferio Norte no envíen al Sur sus industrias contaminantes. La novedad fue que los recibió la máxima figura de la embajada finesa, Petra Theman; en sus cuatro intentos anteriores, los asambleístas no habían pasado del portero. Theman habló con tres de los vecinos durante cerca de una hora. Le pidieron que el Estado de Finlandia no fuera garante de los créditos para la construcción de Botnia y la invitaron a visitar la ciudad entrerriana, para que conozca la importancia que el turismo tiene en la región.

La funcionaria insistió en que su país tiene un buen manejo de lo ambiental, especialmente en las plantas de pasta de celulosa. Por esto, la conversación fue un diálogo de sordos. De todas formas, Theman se comprometió en hacer llegar a su gobierno los reclamos de la población de Gualeguaychú contra la instalación de la pastera frente a sus costas, y éste “es un paso que no se había dado”, consideró Javier Villanueva, secretario de Cultura de Gualeguaychú y uno de los que participó de la reunión.

Mientras en el edificio se realizaba el encuentro, afuera los manifestantes cortaron medio carril de la avenida Santa Fe, con pancartas. Había un buen número de porteños, residentes entrerrianos en Buenos Aires, estaban también la Asamblea de San Telmo y Fedecámaras. Un vallado policial, detrás del cual se ubicó la infantería con escudos, rodeó la entrada de la sede durante la protesta.

La semana que viene, Oscar Bargas, integrante de la asamblea ambientalista, viajará a Finlandia junto al Cedha (la ONG que preside la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti) para lo que será el primer contacto entre los vecinos y aquel gobierno. Será en una reunión convocada en Helsinski por la OCDE (Organización de Comercio, Estado y Colaboración), un organismo ante el cual el Cedha denunció al gobierno de Finlandia por su intención de actuar como su garante financiero. La OCDE aceptó la demanda y ahora habrá una audiencia entre representantes de aquel gobierno y los denunciantes.

“Es una reunión importante, en la que vamos a plantear que el proyecto de Botnia no es sustentable, que Botnia incumple las reglas de la OCDE y que violará los derechos humanos de la población ribereña”, señaló Bargas en la vereda de la embajada.

Las manifestaciones como la de ayer se convirtieron en uno de los métodos más usados por los vecinos desde que suspendieron los cortes de ruta. En las últimas votaciones de la asamblea, la mayoría se inclinó por no retomar por ahora los bloqueos. “Lo que vemos es que se está dando una lucha jurídica (en la Corte de La Haya) y los cortes pueden ser perjudiciales para esa estrategia”, sostuvo Bargas. “Por otra parte, los cortes nos abrieron muchas puertas, pero a pesar de ello la construcción de la planta de Botnia no se paró. Entonces, aunque no descartamos volver a hacerlos, no los vemos como la única herramienta.”

Encontrar otras formas de protesta de impacto no les está siendo fácil. Pepo Pouler, también integrante de la asamblea, contó que la semana pasada viajaron a Catamarca con la idea de colar carteles contra las papeleras en la transmisión televisiva del Mundial de Voley, durante el partido entre Argentina y Finlandia. La delegación consiguió entrar al estadio y levantar los carteles, “pero el poder político se movió rápido y nos sacaron del aire”, señaló Pouler. Ahora trabajan en la preparación de una campaña de difusión para que los argentinos no vacacionen en el Uruguay el próximo verano. Ana Angelini, abogada de la asamblea que en ese carácter integra el equipo de la Cancillería encargado del juicio en la Corte Internacional de La Haya, dijo tener expectativas de que el tribunal se expida antes de que la planta de Botnia entre en funcionamiento, lo que el cronograma empresario prevé para julio del 2007. “Me da la impresión, de todas maneras, de que el avance de las obras no va avanzando en la medida de lo que tenían fijado. Ence prácticamente se está yendo; esperemos que Botnia también lo haga, finalmente.”

La caravana marchó por la tarde a la sede diplomática uruguaya, donde no fueron atendidos. Encontraron una mejor disposición en las sedes diplomáticas de España y de la Comunidad Económica Europea, lugares en los que dejaron dos petitorios.

Compartir: 

Twitter
 

Hubo mucha mantilla española, mucha pollera y camisa con volados en la protesta vecinal.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.