ECONOMíA

Campos, enfrentado a exportadores, fue desprocesado, pero sigue la causa

El cartel de grandes exportadores, el consorcio ABC, lo denunció por la distribución de la Cuota Hilton en 2004. Canicoba lo procesó, fallo que la Cámara revocó. Citarán a declarar a Lavagna.

 Por Raúl Dellatorre

El secretario de Agricultura y Ganadería, Miguel Campos, obtuvo ayer la revocatoria del procesamiento que había firmado el juez Rodolfo Canicoba Corral en su contra en abril de este año, en la causa iniciada por el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas en relación con la distribución de la Cuota Hilton para el período 2004/2005. A través de dicha cuota, la Unión Europea autoriza el ingreso a su territorio de un limitado volumen de cortes enfriados vacunos, por los cuales se pagan valores que duplican a los obtenidos por los exportadores en otros destinos y más que triplican los que se pagan en el mercado interno. El citado consorcio, más conocido por su sigla en inglés, ABC (Argentine Beef Consortium), está compuesto por los 15 principales frigoríficos exportadores, que históricamente reúnen el 85 por ciento de las ventas al exterior. En el período 2004/2005, la distribución de la Cuota Hilton benefició a establecimientos de menor rango, en perjuicio del mencionado cartel exportador. El ABC denunció a Campos de “administración infiel” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Canicoba Corral consideró válidos los argumentos para procesarlo y trabarle embargo por 10 millones de pesos sobre sus bienes. Ahora, la Cámara consideró que “no existe mérito suficiente para procesar o sobreseer” al denunciado y ordenó ahondar la investigación. Para ello, propuso la citación a declarar, entre otros, del ex ministro Roberto Lavagna.

El reparto de la Cuota Hilton es, nada menos, que la asignación de la parte más apetitosa del negocio frigorífico. Por cada tonelada colocada en la Unión Europea mediante este cupo, el exportador obtiene de seis a siete mil dólares. Son cortes sin hueso, de alta calidad, que ingresan al mercado europeo libre de aranceles. “Cuando un frigorífico coloca los cortes finos a través de la Cuota Hilton, puede regalar el resto del animal e igual gana plata”, graficó un industrial del sector.

Tradicionalmente, el ABC fue el que impuso las condiciones para exportar a través de la Hilton. Como para calificar para la Hilton hay que cumplir una serie de requisitos sanitarios y de antecedentes exportadores (past performance), tanto la calificación como las reglas que se fijaban y cambiaban año a año merecieron cuestionamientos y sospechas de arbitrariedad. En los últimos años, la batalla por la Hilton tomó como escenario los tribunales y cada asignación era un campo de recursos de amparo cruzados entre frigoríficos. El ABC, un cartel liderado por Swift, Quickfood y Finexcor (Cargill), siempre actuó como un solo cuerpo, en oposición al ingreso de terceros y, las más de las veces, con las autoridades de su lado.

En el año 2004, Campos cambió el sistema de reparto y permitió el ingreso de más de un frigorífico objetado por sus condiciones sanitarias o por su situación frente al fisco. El ABC, principal afectado por el reparto de lo que hasta entonces era un negocio que prácticamente monopolizaba, embistió contra el secretario, pidiendo primero que cambiara su resolución y luego su renuncia. La Cuota Hilton correspondiente al ciclo 2004/2005, con un volumen total asignado de 28 mil toneladas, terminó distribuyéndose en un 60 por ciento por resolución de la Secretaría y el 40 restante por decisiones judiciales. Ni una porción ni otra conformaron al ABC.

La denuncia judicial presentada contra Campos fue acogida por el juez Canicoba Corral, que en abril de este año dictó su procesamiento con un duro fallo, que consideró probado que el funcionario había beneficiado a “frigoríficos que no reunían las condiciones requeridas (...) en perjuicio de otras empresas que cumplían con toda la reglamentación de aplicación”. De ese modo, sostuvo Canicoba, “se puso en riesgo el beneficio que la Unión Europea otorga a la República Argentina”.

En su fallo de ayer, la Cámara desacreditó dichos argumentos y consideró insuficientemente probadas tales conclusiones. “Resulta necesario determinar si el nombrado (Miguel Campos) violó sus deberes procurando de esta forma un lucro indebido con el consecuente perjuicio al Estado Nacional, circunstancia que hasta el presente no se ve justificado por el magistrado interviniente”, reza el fallo con la firma de Eduardo Freiler, Gabriel Cavallo y Horacio Vigliani. “Lo que se persigue es ahondar en la pesquisa”, recomienda, y para ello sugiere contar con el testimonio de autoridades hasta ahora no citadas por el juez, tales como los titulares del Oncca, Senasa, la Procuración Nacional del Tesoro y que “se amplíen los dichos de los imputados”.

Además, la Cámara consideró “relevante” escuchar la palabra del ex ministro Roberto Lavagna, quien por Resolución 100 de Economía rechazó el recurso jerárquico presentado por el Consorcio de Exportadores “y dio plena validez a la resolución cuestionada”, es decir, la que distribuyó la Cuota Hilton para el período 2004/2005, “avalando la gestión realizada por el imputado”. De tal forma, quien de ministro pasó a referente de la oposición al actual gobierno, debería ir a los tribunales a responder por la conducta de quien fuera su hombre de confianza en el área agrícolo-ganadera, pero que eligió seguir en el gobierno cuando el ministro lo abandonó. Un giro imprevisto, pero atractivo, de esta historia a la que no le faltaban condimentos políticos.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Campos, secretario de Agricultura y Ganadería. Los grandes frigoríficos le apuntan.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.