EL PAíS › BERGOGLIO SUSPENDIO UN VIAJE AL VATICANO

No hay buen clima en Roma

Las versiones indican que no viajó por la pelea con el Gobierno. Pero también se habla de un enojo de Roma con su vocero.

 Por Washington Uranga

El cardenal Jorge Bergoglio suspendió su previsto viaje a Roma, donde debía participar a partir de hoy de encuentros de la secretaría general post sinodal que la que forma parte, y permaneció en Buenos Aires, donde reorganizó su agenda para atender compromisos pastorales locales. Una fuente de la curia eclesiástica de Buenos Aires citada por la agencia DyN señaló que “el padre-obispo (por Bergoglio) es de pocas palabras y no explicó por qué no viajó”. Los trascendidos que circularon tanto en el Vaticano como en medios eclesiásticos locales indican, por una parte, que el arzobispo y presidente de la Conferencia Episcopal habría decido suspender el viaje para seguir de cerca y personalmente la evolución de la tensión planteada con el gobierno del presidente Néstor Kirchner.

No se descarta, sin embargo, que la decisión de Bergoglio esté vinculada en forma directa con el malestar originado en la curia romana por las declaraciones del vocero Guillermo Marcó a una revista internacional, oportunidad en la que criticó al papa Benedicto XVI por su discurso en la universidad alemana de Ratisbona, que los musulmanes consideraron ofensivas. Los críticos de Bergoglio en Roma –entre quienes se cuenta el sustituto de la Secretaría de Estado, el arzobispo argentino Leonardo Sandri– habrían aprovechado la situación para señalar que el cardenal argentino no fue suficientemente “severo” con su vocero tras tales declaraciones y de esta manera buscaron debilitar la imagen del presidente del Episcopado argentino ante el papa Benedicto XVI. Otros llevaron la interpretación al extremo para adjudicar a Bergoglio el calificativo de “infeliz” que Marcó usó para referirse al discurso del Papa.

Vale recordar que Marcó criticó a Kirchner y fue desautorizado por la propia curia metropolitana, pero no se le aceptó por el momento la renuncia. Según varias personas que conocen el funcionamiento de la curia porteña, la suerte de Marcó está sellada y sería removido de su cargo una vez que los focos de los medios de comunicación dejen de apuntar sobre él. Las elecciones para convencionales constituyentes en Misiones se convirtieron ahora en una referencia fundamental para las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno. Difícilmente antes del 29 de octubre, fecha en la que se realizarán esos comicios que enfrentan al gobernador Carlos Rovira –que busca su reelección con el apoyo de Kirchner– y el obispo emérito de Iguazú, Joaquín Piña, que encabeza la lista de constituyentes por el llamado “Frente unidos por la dignidad”, se puedan observar señales de distensión. Los obispos católicos se reunirán una semana después, del 6 al 11 de noviembre, en la segunda asamblea plenaria del año.

José Luis Mollaghan, arzobispo de Rosario, pidió ayer “que no haya divisiones ni se falte a la convivencia pacífica y nunca se menosprecie el valor de las instituciones” rogando además por “la paz en nuestra patria”. El vicepresidente del Episcopado, Agustín Radrizzani, obispo de Lomas de Zamora, había manifestado ayer que el momento exige prudencia e hizo un llamado a guardar prudente silencio esperando que “se aquieten las aguas”.

En Misiones, el obispo Piña insistió en que “queremos ser libres y no dominados por el miedo, los aprietes, las amenazas” y convocó a “andar con la cabeza levantada”. Juan Martínez, obispo de Posadas y quien expresó públicamente su respaldo a Piña, dijo ayer que “la misión y evangelizar es la razón de ser de la Iglesia” y anticipó que “el próximo año jubilar será una oportunidad para que como Iglesia ahondemos en los tres aspectos que hemos acentuado en estos años de preparación: la conversión a Jesucristo, la comunión eclesial y ‘la misión’”.

Compartir: 

Twitter
 

Bergoglio debía participar de una reunión en Roma.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.