EL PAíS › LOS MACRISTAS, MOLESTOS POR EL PROTAGONISMO DEL EX MINISTRO

Se enfría el idilio Macri-Lavagna

Los peronistas que pugnan por una alianza entre el ex ministro de Economía y el líder de Pro aseguran que hay que dejar pasar el tiempo para que “en marzo se cierre un acuerdo”.

 Por Werner Pertot

Remota y fría como la Antártida. Así quedó la posibilidad de un encuentro de Roberto Lavagna con el líder de PRO, Mauricio Macri, luego de la distancia que tomó el ex ministro de Economía. A pesar de eso, los peronistas que apoyan a uno y otro candidato siguieron con sus buenos oficios. “No tengo ninguna duda de que en marzo una concertación de partidos y de voluntades políticas va a presentar una alternativa superadora a lo que ofrece el oficialismo”, señaló el diputado de El General Francisco De Narváez. El dirigente macrista Cristian Ritondo dejó, en cambio, una advertencia. “Nosotros vamos a seguir trabajando por la candidatura de Macri como presidente. Y, cuando quieran, estamos dispuestos a reunirnos sin condicionamiento de candidatos”, dijo.

Macri manifestó su voluntad de iniciar contactos con otras fuerzas luego de una cena con cordero asado que compartió Lavagna con dirigentes macristas. Para eso, designó como interlocutores a Ritondo y al dirigente Carlos Tramuntola. Lavagna, a su vez, nombró al ex diputado Alberto Coto y al posduhaldista Jorge Sarghini. La semana pasada daban por seguro que en estos días se iba a concretar el encuentro de los cuatro embajadores.

Sin embargo, en su recorrida por Jujuy –en la que retomó el contacto con la UCR– Lavagna aseguró que no quería propuestas “que fueran del centro a la derecha” y que tenía “tantas diferencias con Macri y López Murphy” que no valía la pena enumerarlas. Luego publicó una solicitada en varios medios donde delineó algunas propuestas de gobierno. Tras los gestos de Lavagna, la mesa de diálogo se pospuso indefinidamente. “No sus segundas líneas, pero él parece seguir comunicándose con nosotros por los medios. Nos estamos debatiendo entre contestarle o seguir esperando”, relató a Página/12 un dirigente macrista.

“Por toda respuesta, nos dejó una solicitada donde dice que ése es el programa y no hay nada que discutir. A Mauricio muy bien no le cayó”, contó eufemísticamente un diputado de PRO. En realidad, el presidente de Boca está que trina. “Lavagna da señales confusas: nombra intermediarios para hablar con nosotros, pero él no se expresó demasiado. Está muy condicionado por los radicales”, consideraron en su entorno. Algunos dirigentes dieron rienda suelta a la furia: “¡¡Si no que vaya a ser candidato de los radicales y se case con Alfonsín!!”, lanzaron. “Está agrandado y va cuarto en las encuestas. Se cree que es de bronce. Nosotros tenemos un armado y él no. Los radicales que tienen armado son los K. Hay que dejar pasar el tiempo y que razone”, diagnosticaron.

La postergación del diálogo cambió los planes de otros sectores que apostaban al armado Macri-Lavagna, como la corriente que conducen el ex gobernador misionero Ramón Puerta y el ex secretario de Seguridad Miguel Angel Toma. “Mauricio y Lavagna se están matando, así que mejor no meterse”, fue el pronóstico en el que coincidieron. “Desde el peronismo hay preocupación por Lavagna. Está muy pegado a Alfonsín. Y los muchachos quieren votos. El tiene mucho cuidado con la década del ’90, pero se olvida que en los ’80 estuvo en la hiperinflación con Alfonsín”, comentó uno de los dirigentes.

En el sector que encabeza el diálogo por parte de Lavagna intentaron recomponer la relación. “Ya nos vamos a reunir”, aseguró uno de los peronistas que mantiene diálogo con los macristas. Por su parte, De Narváez descartó que exista tensión. “Para nada. Cuidado con comerse los amagues”, sugirió el empresario.

Por su parte, el líder de Recrear, Ricardo López Murphy, aprovechó para renovar sus críticas a Lavagna. “Ha sido una figura emblemática del gobierno de Kirchner y yo soy de los que piensan que el liderazgo opositor tiene que surgir de una fuerza con capacidad para generar alternativas”, señaló. López Murphy tratará en la Junta Nacional de Recrear del 8 de diciembre la maltraída relación con Macri, a quien le cuestionan haber incursionado en el diálogo con Lavagna sin darles lugar. “Nos preocupa menos Lavagna que la relación con CPC”, confiaron cerca del Bulldog.

Compartir: 

Twitter
 

El ex ministro Roberto Lavagna y el diputado Mauricio Macri postergaron el diálogo cara a cara.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.