EL PAíS › EL MINISTRO DANIEL FILMUS SERA CANDIDATO A JEFE DE GOBIERNO PORTEÑO EN 2007

Salto de la Educación a la Ciudad

En la Casa Rosada le confirmaron a Página/12 que el ministro de Educación será el hombre del oficialismo en la Ciudad de Buenos Aires. Para consagrar su postulación van a esperar que a mediados de mes se sancione la Ley Nacional de Educación. Pero ya empiezan las reuniones con el jefe de Gabinete para definir el lanzamiento.

 Por Nora Veiras y Diego Schurman

“El candidato a jefe de Gobierno porteño va a ser Daniel Filmus”, confirmaron anoche a Página/12 en la Casa Rosada. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se reunirá, entre hoy y el lunes, con el ministro de Educación para empezar a definir el cronograma de su consagración. En el Palacio Sarmiento, gambeteaban las confirmaciones y se escudaban en que “todas las expectativas están puestas en la sanción de la Ley Nacional de Educación”. Un objetivo con fecha precisa: el 14 de diciembre. Es cierto, en el primer piso de Gobierno coincidían pero adelantaron la noticia que sólo puede salir del entorno presidencial: “Con ese triunfo en la mano, vamos a hacer pública la oferta”.

El oficialismo movió al vicepresidente Daniel Scioli, una de sus fichas más populares, para intentar garantizarse un triunfo en la Provincia de Buenos Aires. La jugada abrió las especulaciones en el otro distrito electoral vidriera del país: la Ciudad de Buenos Aires. En el nuevo escenario, la figura del ministro de Educación aparece como la mejor posicionada para recibir la bendición presidencial.

Desde hace tiempo, Filmus aparece en las encuestas destinadas a medir intención de voto pero, con la mudanza de Scioli al distrito bonaerense, es la primera vez que su nombre suena como postulante excluyente para la Jefatura de Gobierno porteño. Tiene a su favor una alta imagen positiva y, en su contra, un alto nivel de desconocimiento. Sobre esa carencia tallan las conjeturas de los equipos del actual jefe de Gobierno, Jorge Telerman, que empezaron a analizar un adelantamiento de las elecciones porteñas para mayo o junio. “Cuanto antes se vote, menos tiempo tendrá para posicionarse”, repiten dando por hecho que será el ministro Filmus el candidato del oficialismo (ver aparte).

“Todavía falta mucho, los jugadores los eligen entre dos o tres en el despacho presidencial. Scioli se debe haber enterado por los diarios”, repetían cerca del ministro de Educación. Esa lógica no inhibe, sin embargo, que se hayan echado a rodar diferentes hipótesis sobre posibles contrincantes. En el edificio de Paraguay y pasaje Pizzurno creen que Telerman va a terminar cerrando una alianza con Roberto Lavagna y Mauricio Macri. Si no es así, consideran que “un adelantamiento del calendario electoral al único que beneficiará será a Macri”.

La alternativa de disputar con Telerman como postulante “progre” la ningunean porque –dicen– “quiso juntar al centroizquierda y sólo pudo reunirse con Roy Cortina, un socialista que no representa a todo el socialismo, y con Rodolfo Terragno, un radical que no suma votos”. En ese tablero se entusiasman con la imagen del Salón Blanco de la Rosada cuando se presentó el proyecto de ley Nacional de Educación. “Estaban Claudio Lozano, Carlos Heller, todos los sectores empresarios, Víctor De Gennaro, Hugo Yasky”, enumeran, y proyectan que esos sectores están mucho más cerca de acompañar al hombre elegido por Kirchner que a Telerman. En esa misma línea de razonamiento dan por descontado que los movimientos sociales que se acercaron a Telerman espantados por la postulación de Scioli se mudarán con Filmus.

“El apoyo del Presidente representa por lo menos un 20 por ciento de entrada”, cuantifican cerca del ministro, el resto hay que aportarlo con trabajo propio, imagen, propuesta. En los últimos comicios en que confrontaron Mauricio Macri y Aníbal Ibarra, el empresario consiguió un piso/techo del 37 por ciento de los votos, un número insuficente para consagrarse en el ballottage. La duda es qué pasará si se mantienen en carrera Telerman, Filmus y Macri, ¿cómo se dividirá el electorado?

En la Rosada destacaban anoche que Filmus “es un soldado” del proyecto presidencial. La confianza en que cumplirá con los designios de Kirchner es una condición que en el primer piso de Gobierno marcan como diferencia insalvable para Telerman. Es conocida la enemistad del jefe de Gobierno porteño con Alberto Fernández, quien descarta de plano cualquier tipo de apoyo para esa candidatura. Sin embargo, otros sectores no dan por cerrado el camino de Telerman porque “Kirchner los dejará correr y verá quién mide mejor”, elucubran.

Filmus llegó al Ministerio de Educación días después de haber sido consagrado candidato a vicejefe de Gobierno porteño de Aníbal Ibarra. Lugar en el que lo reemplazó, paradójicamente, Telerman. Las fichas están en el tablero y habrá que esperar cómo se dibujan los movimientos en el todavía indefinido calendario electoral. En Educación, confían en que el consenso alcanzado en torno de la nueva Ley de Educación redunde en la cosecha electoral del ministro. Todavía, todo es incierto ya que ni Macri anunció dónde competirá.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Educación, Daniel Filmus, junto al presidente Néstor Kirchner.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.