EL PAíS › LLEGA EL LUNES EL ENVIADO DEL REY DE ESPAÑA

El facilitador la tiene difícil

Juan Antonio Yáñez Barnuevo pasará cuatro días entre Buenos Aires y Montevideo. En Uruguay relativizaron la militarización.

 Por Miguel Jorquera

El facilitador real suma millas aéreas en busca de reanudar el diálogo entre Argentina y Uruguay por el conflicto de las pasteras. El diplomático español Juan Antonio Yáñez Barnuevo, designado por el rey Juan Carlos, llegará el lunes desde España y en sus cuatro días de estadía en el cono sur cruzará varias veces el Río de La Plata para acercar posiciones entre Montevideo y Buenos Aires. El regreso de Yáñez Barnuevo coincide con la creciente confrontación diplomática que desató la decisión uruguaya de designar tropas militares para custodiar la pastera que Botnia construye sobre la costa oriental del río Uruguay. El gobierno uruguayo trató de bajarle el tono a la resolución adoptada por Tabaré Vázquez, que hasta ayer a la noche todavía no había firmado el decreto que faculta al ejército a defender el predio de la compañía finlandesa en Fray Bentos, aunque funcionarios cercanos al presidente descartan que “lo hará” en las próximas horas.

El regreso de Yáñez Barnuevo al Río de La Plata se conoció ayer por la tarde y fue confirmado por voceros de la Cancillería argentina. El itinerario del facilitador tiene previstas varias escalas. Llegará el lunes a Buenos Aires y marchará raudamente a Montevideo; el martes estará en Buenos Aires para reunirse con el canciller Jorge Taiana; y miércoles y jueves repetirá el periplo en busca de una alternativa que le permita acercar a las partes, en medio de una escalada verbal que llegó hasta la militarización del conflicto.

“Su tarea no es la de un mediador. Por lo tanto no hay propuestas concretas sino la voluntad de tratar de acercar a las partes a través del diálogo”, dijeron a Página/12 voceros del Palacio San Martín para desmentir que el diplomático español traiga alguna oferta, más allá de la intención de sentar en una misma mesa a Kirchner y Vázquez.

En Montevideo todavía había dudas acerca de si Tabaré le haría un lugar en su agenda al enviado del rey de España, aunque sí sería recibido por el jefe de la diplomacia oriental, Reinaldo Gargano. “No está previsto un encuentro con Yáñez Barnuevo. Al menos hasta ahora no hay modificaciones previstas en la actividad presidencial”, aclaró también a este diario uno de los hombres que planifican la actividad del presidente uruguayo.

Tabaré no estaba ayer por la noche en Montevideo. Este habría sido el único motivo por el cual todavía no había firmado el decreto que autoriza al ejército uruguayo a custodiar la planta de Botnia en Fray Bentos. “Seguramente se hará en las próximas horas”, dijo el vocero de Tabaré Vázquez, reafirmando que no habría marcha atrás en la medida ya adoptada y como señal a los medios periodísticos uruguayos que se preguntaban si la demora oficial estaría vinculada a un cambio de actitud. Aunque en diálogo con Página/12 uno de los hombres cercanos a Tabaré minimizó el despliegue militar: “Se trata solamente de doce soldados que participarán de la custodia perimetral del predio”, afirmó. El vocero evitó por todos los medios adjetivar la decisión presidencial.

Otros funcionarios uruguayos también se esmeraron por bajarle el tono a la militarización de la custodia de la planta de Botnia. El secretario de Defensa de Uruguay, José Bayardi, explicó telefónicamente los alcances de la iniciativa a su par argentino, José María Vázquez Ocampo, ante quien subrayó que “todavía la misión no está en ejecución” y que tiene carácter “preventivo”. Luego, en rueda de prensa que ofreció en Montevideo, Bayardi expresó que el accionar de la fuerza “en realidad dependerá de que haya un decreto que pase esta misión a las Fuerzas Armadas y al ejército particularmente”.

Mientras tanto en Río Negro –cabecera del departamento de Fray Bentos– el intendente Omar Lafluf reconocía como un hecho la incorporación de las Fuerzas Armadas uruguayas en el dispositivo de seguridad de la finlandesa Botnia. Lafluf admitió en declaraciones periodísticas a distintos medios argentinos que efectivos del ejército hicieron “un reconocimiento y observación de la zona”, en carácter de “avanzada” de la decisión oficial que tomó el gobierno de su país.

En Buenos Aires, el Ministerio de Defensa confirmó la conversación entre Bayardi y Vázquez Ocampo, pero cuestionó la decisión uruguaya. “Parece una medida excesiva. Un desplazamiento de Fuerzas Armadas genera algún tipo de inquietud aunque esté cumpliendo tareas policiales”, dijo la ministra Nilda Garré. Las declaraciones originadas en una y otra orilla trataron de quitarles belicosidad a sus palabras. Aunque nadie pasa por alto que los voceros de ambos lados dejaron de ser los diplomáticos para pasar a ser los funcionarios de Defensa.

Compartir: 

Twitter
 

Juan Antonio Yáñez Barnuevo, el “facilitador” español.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.