EL PAíS › KIRCHNER TAMBIEN DENUNCIA UNA CAMPAÑA SUCIA

“Hacen acción psicológica”

Luego de las denuncias de un posible “magnicidio” realizadas por Adolfo Rodríguez Saá, ayer Néstor Kirchner volvió a subir la temperatura de la interna peronista. El gobernador de Santa Cruz denunció “una campaña de acción psicológica” implementada por la SIDE para ensuciar su imagen y “reposicionar a dirigentes que han causado un gran dolor a los argentinos”. Según el precandidato presidencial, la operación, destinada a favorecer a Carlos Menem, incluiría pinchaduras de teléfonos, y “un seguimiento individual y personal (a algunos dirigentes) para tratar de involucrarlos en hechos absolutamente inexistentes”.
En una entrevista aparecida el domingo en Página/12, el ex presidente Rodríguez Saá había denunciado la posibilidad de un atentado contra alguno de los precandidatos justicialistas. “Tengo información sobre sectores que podrían estar organizando un magnicidio cuyas posibles víctimas podríamos ser yo o el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner”, afirmó. Ayer el santacruceño no descartó la versión y aseguró que allegados suyos también recibieron “algún tipo de información verificada a medias” sobre ese tema, y sugirió que “sería importante” que Rodríguez Saá “amplíe bien” la denuncia.
Pero Kirchner también habló de una campaña de inteligencia que buscaría “decirle a la sociedad que acá no hay ninguna alternativa nueva y que entonces lo mejor es optar por lo menos malo del pasado”. La operación también tendría como objetivo “intervenir en la vida privada de la gente tratando de ir quebrando voluntades, tratando que algunos no sigan, tratando que otros renuncien a ser candidatos, tratando que a otros la gente los vea igual que todos, y generar el desánimo global”. Aunque sin nombrarlo, la declaración volvió a sembrar dudas sobre la reciente decisión de Carlos Reutemann de bajarse de la carrera por la presidencia. “He visto algo que no puedo decir en público que me terminó de convencer”, dijo, enigmático, el gobernador santafesino al renunciar a su candidatura el miércoles de la semana pasada.
A pesar de que declaró que “la SIDE está haciendo inteligencia interior en vez de dedicarse a combatir esta ola de delincuencia”, Kirchner evitó acusar al actual titular de la Secretaría, Miguel Angel Toma, recordando que “recién ha asumido” su cargo. “Yo puedo tener diferencias con él, pero a mí no me gusta hacer imputaciones”, aclaró. Ayer, Duhalde le ordenó al jefe de Inteligencia que se comunique con Kirchner y el dirigente puntano para poner a su disposición la SIDE, e investigar las denuncias sobre presuntas operaciones políticas y mediáticas. Aunque no pudo hablar con los precandidatos, Toma se comunicó con la gobernadora de San Luis, Alicia Lemme, a quien trasladó la intención del Presidente.
Luego de formular las acusaciones, Kirchner aseguró que “en las próximas 48 horas nosotros, o nuestros diputados y senadores, se van a dirigir a la opinión pública” para denunciar la campaña. Y agregó: “Voy a acompañar elementos que van clarito (en esa dirección), y que indican en qué tareas está dedicada esta gente en vez de dedicarse a hacer lo que tiene que hacer”. Aunque no dio más detalles, Kirchner aseguró que él ya está “sometido a una campaña”, y recordó el rumor que indicaba que él había puesto a disposición del senador correntino Lázaro Chiappe un avión de la gobernación para que votara en contra de la derogación de la Ley de Subversión Económica.

Informe: Alejandro Gaggero.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.