EL PAíS › ACTO A OCHO AñOS DEL ATENTADO A LA AMIA

Un gran juicio al juicio

“Carlos Menem ¡culpable!; Eduardo Duhalde ¡culpable!; Carlos Ruckauf ¡culpable! Rubén Beraja ¡culpable!” En la mañana de ayer, los gritos de ¡culpable! atronaron la plaza Lavalle, frente a Tribunales, en respuesta al encendido discurso de Diana Malamud (ver en esta misma página), quien cerró ayer el acto de Memoria Activa en conmemoración del octavo aniversario del atentado contra la AMIA y repudió el intento de designar un embajador especial para los judíos. La concentración fue el primero de los tres actos que se realizarán esta semana para recordar a las víctimas y reclamar justicia.
Unas 1500 personas rodearon el palco en el que se leía como lema la consigna “Juicio al juicio”, indicativa de que en el juicio oral no están sentados quienes pusieron la bomba y los que ordenaron ponerla.
A las 9.53, el horario del atentado, el acto se inició con el impactante sonido del shofar, el cuerno de cabra que en la antigüedad servía para convocar al pueblo. Tocado por seis personas al mismo tiempo, el sonido le dio un tono dramático al minuto de silencio de homenaje a los 85 muertos en la masacre. Luego, el coro Kennedy cerraría el encuentro.
El penalista David Baigún sostuvo que “hay extraordinarias deficiencias en el proceso de investigación, omisiones imperdonables y una extensión del proceso que viola las garantías de los familiares de las víctimas y de la comunidad”.
El periodista de Página/12 Raúl Kollmann denunció que “nunca hubo voluntad política para investigar el atentado porque detrás del ataque seguramente se ocultaban represalias por dineros de campañas electorales y porque los gobiernos no querían investigar los negocios sucios de las policías y los servicios de inteligencia. En la pasada semana, dos candidatos presidenciales se bajaron sorpresivamente dejando entrever el carácter mafioso de la política argentina. Esas mafias impidieron también que se investigue el caso AMIA, esas mafias estuvieron detrás de las profanaciones de tumbas en el cementerio islámico, esas mafias impiden que se investigue que hubo detrás de los saqueos de diciembre”.
“No debemos ni podemos acostumbrarnos a los asesinatos”, sostuvo el secretario general de la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), Víctor De Gennaro, quien hizo un parangón entre las muertes de la AMIA y el asesinato de los piqueteros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en Avellaneda. “El crimen de la AMIA es contra toda la sociedad y me ha dolido enormemente la decisión del gobierno de Eduardo Duhalde de designar un embajador para que trate con la comunidad judía. Es otra vez un gesto de discriminación. ¡Somos todos argentinos!”, enfatizó el dirigente gremial.
La madre de Plaza de Mayo Matilde Melibosky hizo una pintura sarcástica de una investigación en la que se le pagaron 400 mil dólares al principal imputado.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.