EL PAíS

En el “horizonte” de Lavagna no figura una alianza con Macri

“Fue más una especulación periodística que un hecho real”, dijo sobre su posible acuerdo con el presidente de Boca. En mayo lanzaría formalmente su coalición con el radicalismo.

Roberto Lavagna confirmó que no tendrá candidatos ni apoyará a otras listas en la próxima elección porteña. Para el ex ministro de Economía de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner un probable acuerdo de su sector con Mauricio Macri fue más “una especulación periodística que un hecho real”. Lavagna insistió en restarles importancia a esos comicios y se cuidó de no herir el sentimiento de los porteños. Anteayer había calificado la votación del 3 de junio, en la que se elegirá jefe de Gobierno de la ciudad, como una elección de alcaldes. Por las dudas, ayer señaló que “si bien ninguna elección es intrascendente”, la de la ciudad es “una elección local, importante, en una ciudad grande, maravillosa, pero estrictamente local”.

Haciendo referencia a una posible alianza con Macri, Lavagna afirmó que “no hay nada en este momento, como no hubo entendimiento tampoco en el pasado; hubo demasiada especulación periodística sin base concreta. No hubo muchas cosas en el pasado y no veo nada en el horizonte tampoco”.

En privado no fueron pocos los dirigentes que especularon con alguna forma de acuerdo que le permitiera a Lavagna sumar los votantes de Macri. El ex ministro lo descartó de plano. Señaló que, a diferencia del presidente de Boca Juniors, él apuesta “a construir un esquema a nivel nacional”. De hecho, la semana próxima definirá los detalles del acto en el que, junto con un sector del radicalismo, lanzará, los primeros días de mayo, la Concertación para una Nación Avanzada.

Cuando se le pregunta por la ciudad de Buenos Aires, Lavagna evita pronunciamientos expresos. Ratifica que prefiere avanzar “con otros partidos históricos como el radicalismo y el frondizismo”. En este punto suele repetir que “desde el Gobierno siguen tratando de destruir al justicialismo y al radicalismo y armar un partido de derecha y uno de izquierda: son ingenierías electorales falsas porque los dos partidos, con todos sus errores, tienen una trayectoria, una historia que no da simplemente para destruirlos y generar partidos al servicio de quien está en el gobierno”.

Insistió en señalar que “no cree en alianzas políticas que sean producto de armados artificiales, ya que el reclamo social del que se vayan todos de fines de 2001 sigue larvado, aunque menos agudo, porque hay una disconformidad profunda de la sociedad con los partidos políticos”.

Al hablar de su materia predilecta, el ex ministro dijo que hay “un claro deterioro de la economía ya que hay una distribución más desigual de los ingresos. Desigualdad que empeorará en lo que va del año”. Lavagna se lamentó de esa desigualdad, ya que dijo que en este momento “hay condiciones excelentes para ir hacia adelante con el proceso de mejoramiento social y expansión que se inició en 2002”.

La fecha en la que Lavagna ubica la expansión económica no es casual. Además de reclamar el crédito favorable por ello, sostuvo que “hay un estado de crispación”. Clima que lo ubicó en lo económico, en lo social y también en lo político. Por eso le reclamó al Gobierno que emita un “mensaje de tranquilidad”. “Uno advierte que la sociedad está crispada, que está reaccionando con grados de agresividad”, dijo al referirse a la represión que en Neuquén le costó la vida al profesor Carlos Fuentealba. Por eso destacó “la necesidad que desde el poder, desde los poderes, se envíe un mensaje de tranquilidad, de calma, donde se ponga más atención a la cuestión de la administración y menos a las políticas superficiales de anuncios que después no se cumplen”.

Compartir: 

Twitter
 

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna descartó una alianza con Mauricio Macri.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.