EL PAíS › EL JUEZ CORAZZA EXPLICA COMO VE LA DESAPARICION DEL TESTIGO

López o algunas claves de su misterio

Para el magistrado es más que un intento de asustar a los testigos: “Estuvo enfocada a desacreditar los juicios en general”. La pista de un periodista alemán y el círculo de complicidad que se formó entre los represores detenidos en Marcos Paz. Los problemas con las fuerzas policiales que investigan.

 Por Adriana Meyer

“La desaparición de López va más allá del amedrentamiento de testigos, estuvo enfocada a desacreditar los juicios en general.” Esta es la convicción que el juez federal Arnaldo Corazza compartió con Página/12, sobre uno de los casos más complejos que le tocaron en su carrera. Aunque reacio a las entrevistas, el magistrado aceptó dialogar sobre la investigación, sin entrar en detalles que podrían perjudicarla. Cora-zza empezó a creer en esa hipótesis después de escuchar al periodista alemán que publicó la versión de que el testigo del caso Etchecolatz fue secuestrado para que se desdijera de su testimonio. Por otra parte, este diario confirmó con otra fuente del caso que entre las irregularidades encontradas en el último allanamiento al penal de Marcos Paz fueron detectadas líneas telefónicas no declaradas o “fantasma” (ver aparte).

En Marcos Paz están detenidos cuarenta represores que el juzgado considera tienen alguna vinculación con la desaparición de López, es decir, con la banda mixta integrada por “grupos marginales que aparecen en las escuchas, ex policías, ex militares y alguno en actividad”. Tras una etapa signada por el análisis de documentación y cruces de llamadas, la investigación comenzará a transitar por procedimientos en la calle y careos, en principio entre quienes están sospechados de entorpecerla. Corazza intentará romper el pacto de silencio, y en tal sentido podría contribuir el aumento de la recompensa del gobierno bonaerense a un millón de pesos.

A pesar de la saturación de expedientes que hay en su juzgado de La Plata –tiene a su cargo todas las causas del circuito represivo Camps, las ordinarias, y le quieren dar dos más de gran peso a las que no sabe con qué personal podrá atender–, el juez Corazza trata de mantener sus hábitos. Como el cafecito de la tarde en una esquina de Parque Patricios. Para entender qué está pasando en la investigación del caso López hay que completar sus silencios y omisiones con datos de archivo y otras fuentes. Es que, si bien no quiere ponerlo en un plano más elevado que otros casos, la desaparición del albañil de 77 años que contribuyó a la condena al represor Etchecolatz es uno de los que más le quita el sueño.

Hace tres meses los organismos de derechos humanos que participan de la querella elaboraron un duro documento que denunció graves irregularidades y sospechas de encubrimiento por parte de quienes realizan las tareas que ordena el juzgado: la comisión integrada por policías bonaerenses, federales y agentes de la Secretaría de Inteligencia. Corazza se lleva bien con quien los conduce, el superintendente Hugo Matzkin, pero admite que estos brazos ejecutores no son confiables, aunque se resigna porque no tiene alternativa, “es lo que hay”. Entre los puntos oscuros señalados por Justicia Ya! La Plata está el cuestionado operativo de Atalaya y el primer procedimiento en la cárcel de Marcos Paz (ver aparte).

Pero también advertían que nunca había sido llamado a declarar el periodista alemán que aseguró que a López lo habían asesinado. Pocos días antes de Navidad, un cable de la agencia alemana DPA indicó que una organización no gubernamental, a la que no identificó “por razones de seguridad”, les informó que López fue secuestrado el 18 de septiembre cuando salió de su casa para asistir a los alegatos del juicio oral contra el ex comisario. El autor de la nota, Jan Uwe Ronneburger, ya fue escuchado como testigo por Corazza, y en su declaración ratificó lo que escribió en su nota: los secuestradores le exigieron a López que dijera en el juicio que renunciaba a su testimonio. El albañil, sobreviviente tras su primer secuestro a manos de la patota de Etchecolatz, se habría negado y por eso lo asesinaron e hicieron desaparecer su cuerpo.

De todas las hipótesis iniciales, ahora los investigadores no dudan de que la desaparición de López se encuentre directamente relacionada con su participación en los juicios. Sin embargo, aun dentro de esa línea se abren varias posibilidades. ¿Por qué la versión del periodista alemán los entusiasma más por estos días? Según pudo saber Página/12, les cierra esto con los últimos pasos de López, con los testigos que lo vieron caminando cerca de su casa y con el hecho de que la defensa de Etchecolatz había pedido una postergación de 48 horas antes de la lectura de la sentencia. Si bien López no tenía que hablar ese día, los mandantes de los secuestradores pretendían que apareciera ante el Tribunal Oral 1 de La Plata y se desdijera de su acusación contra Etchecolatz y otros policías. Esto hubiera causado una enorme conmoción y hubiera tenido un efecto inmediato en otros.

Pero no sólo en el juzgado consideran que las demás hipótesis pueden converger en ésta. Una de las abogadas de López en aquel juicio, Guadalupe Godoy, explicó que la presencia de López ese día era fundamental porque ella y Myriam Bregman no eran sus apoderadas sino sus representantes, y por lo tanto no hubieran podido leer en su nombre si no estaba en la sala. Aquel 18 el tribunal debió subsanar esto con una resolución del momento y el juicio culminó sin López. “Casi se cae todo”, recordó. Si bien cuando se conoció la información de DPA Godoy le dio poco crédito porque consideró que “una organización que no se da a conocer no puede ser una ONG de derechos humanos”, tras escuchar el testimonio del periodista evaluó que era “lógico”, y esa versión de los hechos le pareció “plausible”. El propio Etchecolatz habría anotado en sus papeles que una estrategia para el juicio era desacreditar a los testigos.

Compartir: 

Twitter
 

El albañil de 77 años fue testigo clave en el caso del represor Miguel Etchecolatz.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.