EL PAíS › DIJO QUE LAS FOTOS DE CFK EN ESPAÑA “NO SON GRATIS”

Lavagna no ahorra municiones

Tras lanzar su candidatura desde Jujuy, criticó al Gobierno y la convocatoria al diálogo de Cristina Fernández. También se despachó contra López Murphy y el peronismo de Potrero de Funes.

 Por Eduardo Tagliaferro
desde Tilcara

“En España, el gobierno argentino hizo ingentes esfuerzos para lograr que el rey Juan Carlos interrumpa sus vacaciones de verano para sacarse una foto con la candidata Cristina Fernández de Kirchner. Estas cosas no son gratis. Estas fotos se pagan y tienen un costo muy grande”, responde Roberto Lavagna a Página/12 y a los medios de comunicación que, en Tilcara, fueron testigos del ritual en el que junto a su compañero de fórmula, Gerardo Morales, entregó deseos y promesas a la Pachamama, la madre tierra, ese dios femenino que produce y engendra, que castiga y recompensa. Con las valijas listas para partir rumbo a Ushuaia, donde hoy entregará a las comunidades que habitan en el Faro del Fin del Mundo una bandera bordada por las etnias kollas y guaraníes, Lavagna critica con dureza al kirchnerismo. También cuestiona a Ricardo López Murphy y a los referentes del encuentro peronista de Potrero de Funes, en San Luis. “Alguien que pasó trece días por el Ministerio de Economía y dejó la imagen que él dejó, tendría que callarse la boca”, dice sobre el Bulldog.

El sol de Tilcara recién despunta. Todavía no castiga a los 12 mil habitantes de esta superpoblada localidad del norte jujeño, que por estos días es testigo del aluvión de turistas que colmó todos los hospedajes. A cubierto del polvo, que todo lo invade, en un moderno hotel estilo boutique, recreación del Taliesin West, estudio del arquitecto Frank Lloyd Wright en Arizona, Lavagna y Morales no eluden respuestas. Durante más de hora y media, hablan de la campaña electoral, de los otros candidatos, de la economía y del Indec. Las siguientes son algunas de las definiciones de los integrantes de la fórmula de la coalición UNA:

- Sobre CFK. En el paquete Teatro Argentino de La Plata, la candidata del oficialismo había propuesto llamar a un diálogo social para lograr un consenso sobre algunos puntos que garanticen que la Argentina no cambie de rumbo. “¿Quién convoca?”, repregunta Lavagna ante los dichos de la Primera Dama. No tarda en responderse: “Convoca quien defendió los superpoderes que yo había derogado. Convoca quien defendió a través de la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia una fuerte concentración del poder. Convoca quien vació la Unidad de Investigación Fiscal, quien reformó el Consejo de la Magistratura para que el oficialismo tenga más poder”.

A lo largo de casi toda la rueda de prensa, Lavagna repetirá que “tiene que haber coherencia entre el discurso y los hechos”. La posta la toma Morales: “Dicho por Cristina Kirchner, la convocatoria al diálogo no es creíble. A la oposición no nos dirige la palabra. A los periodistas acreditados en el Congreso, tampoco. No tiene disposición a reconocer al otro. Acaso a partir de agosto dirá en el Senado que se arrepiente de haber votado los superpoderes. Es bastante contradictorio”. Lavagna vuelve sobre la campaña de Fernández de Kirchner. “La primera semana ella era el cambio; ahora es el continuismo”, dice sin reprimir una sonrisa. “En 2002, antes de que asumiera Kirchner, había un programa que priorizaba un dólar competitivo, superávit fiscal, altas reservas y el consumo como motor del crecimiento. Esos puntos son los que ahora toma Cristina Kirchner para proponer un diálogo social”, afirma.

La imagen del debate de los candidatos porteños repica en la cabeza de los periodistas que imaginan un escenario similar antes de octubre. “Más que pedir un debate, sería natural que hubiese un debate público”, responde Lavagna. El ex ministro se muestra dispuesto a debatir con la candidata del Gobierno, pero aclara: “Participaré en la medida en que participe la candidata del oficialismo. No me prestaré a un show mediático en el que debatan todos los candidatos menos el Gobierno”. Lavagna critica la política exterior nacional. Repite que sólo mantiene relaciones con dos países: Venezuela y España. Sobre Venezuela afirma que él tendría una política similar a la que mantiene la presidencia de Brasil. Sobre España, dice que los viajes para las fotos, como califica al tour que en estos momentos desarrolla la Primera Dama, “se pagan. Tienen un costo muy grande”.

- Sobre la economía y el Indec. “El Ministerio de Economía desapareció. El Presidente se interesa por la economía, pero no sabe de economía”, subraya Lavagna, tras haber destacado que en 2007 “hay una menor creación de empleo y menor inversión”. También destaca que el Gobierno ha comenzado a “toquetear los índices de producción”. Repite que no respaldará payasadas del Gobierno en el Indec. “Ahora nos dicen que van a traer técnicos españoles mientras sanean el Indec para luego llamar a concursos en todos los puestos. El Indec no necesita técnicos españoles. Primero reincorporen transitoriamente a todo el personal que echaron y luego llamen a concursos.”

- Sobre Ricardo López Murphy. “Es un absurdo”, apunta sobre los dichos del Bulldog en los que lo responsabilizaba de la actual crisis energética por haber favorecido “un modelo productivo sin energía” en su desempeño como ministro de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner. “Ustedes preguntan por él porque cada día dice una barbaridad diferente. Alguien que pasó 13 días por el Ministerio de Economía y dejó la imagen que él dejó, tendría que callarse la boca”, afirma. “Hay quienes creen que los aspectos republicanos son los únicos que importan. Después de sus declaraciones en contra del fallo de la Corte Suprema que declaró inconstitucionales los indultos, las diferencias institucionales con López Murphy son importantes”, concluye Lavagna. Morales dobla la apuesta: “López Murphy está encarando una campaña sobre el cuero de las demás fuerzas opositoras... Elisa Carrió está igual. Nosotros vamos a ser la segunda fuerza”.

- Sobre el peronismo de Potrero de Funes. “Más bien los que están solos son ellos”, responde Lavagna a raíz de los dichos de Adolfo Rodríguez Saá en los que había afirmado que el ex ministro de Economía estaba solo. “Ellos pertenecen a otro momento de la historia, la de los ’90. A otro modelo de país. Nosotros fuimos a San Luis porque apoyamos que se quiera sacar al PJ del freezer”, dice Lavagna. El candidato de UNA también aventura una definición sobre el PJ. En la izquierda del movimiento que alguna vez creó Juan Domingo Perón ubica a Kirchner, en la derecha a Menem, Rodríguez Saá y los que se reunieron en San Luis. Por supuesto, junto a los suyos, Lavagna se estaciona en el ala central. Morales toma la posta y destaca que “el caso de Tierra del Fuego demuestra que los acuerdos de cúpulas sólo sirven para las noticias. No duran más de 48 horas porque los votantes actúan con autonomía”.

Compartir: 

Twitter
 

Roberto Lavagna y Gerardo Morales, la fórmula de UNA para las elecciones de octubre.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.