EL PAIS › EL GOBIERNO PORTEÑO SUSPENDIO LA PROHIBICION DE LA OFERTA DE SEXO

Conversar, antes de pasar a la acción

La polémica medida dictada por un subsecretario no fue anulada sino suspendida. El gobierno buscará un consenso con minorías sexuales y vecinos. Proponen capacitar a las trabajadoras del sexo para que actúen como “agentes de promoción ambiental” y evitar así que, por su actividad, se deteriore el lugar.

 Por Pedro Lipcovich

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires suspendió –sin anularla– la resolución que prohibía la oferta de sexo en la zona del Rosedal y anunció que convocará a una “mesa de diálogo” que incluirá a representantes de organizaciones de travestis, trabajadoras del sexo y minorías sexuales, y también organizaciones barriales y vecinos de la zona. Los propósitos del diálogo incluirían la posibilidad de capacitar a las trabajadoras del sexo de la zona para que protejan el ambiente, incluyendo “que actúen como agentes de promoción ambiental y de salud respecto de sus clientes”. La representante de una asociación de travestis acordó en considerar esa posibilidad, “tomando como modelo la prevención del VIH/sida, en la que se capacita a grupos para que hagan llegar el conocimiento a sus pares. La única información que verdaderamente llega es la trasmitida por pares”. En las reuniones se incluirán mediadores de la entidad Green Cross, presidida mundialmente por Mijail Gorbachov. En caso de que el diálogo fracasara (o de que el próximo gobierno porteño lo dé por fracasado), la suspensión de la medida podría levantarse. Las reuniones empezarían la semana que viene.

“Suspéndanse los efectos de la Resolución 38”, dice la Resolución 43, dictada ayer por el mismo funcionario que, el jueves pasado, había dictado la 38, es decir, Javier García Elorrio, subsecretario de Areas Protegidas del gobierno porteño. La 38 declaraba “el Rosedal de Palermo y su entorno” como “espacio no autorizado para la oferta o demanda de servicios sexuales”. El cambio fue decidido por el ministro de Medio Ambiente porteño, Juan Manuel Velasco.

“Previamente lo acordé con el jefe de Gobierno, Jorge Telerman –dijo Velasco–. Por una parte, la medida planteaba problemas legales: es cierto que una parte de la zona del Rosedal, la correspondiente a la primera calle paralela a la Avenida del Libertador, está a menos de 200 metros de una zona de viviendas, lo cual la incluye en las prevenciones del Código de Convivencia; pero el resto de la zona no está dentro de esa franja.”

“Y, básicamente –continuó el ministro porteño–, nuestro estilo es la construcción de consensos, antes que imposiciones. Decidimos entonces convocar a una amplia mesa de diálogo.” Se decidió ya incluir a la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de la Argentina (ATTA); la Federación Argentina de Personas Gays, Lésbicas, Travestis, Bisexuales e Intersexuales (Fagltbi); la Asociación de Mujeres Meretrices Argentinas (Ammar); la Asociación de Amigos del Lago de Palermo, otras entidades vecinales y vecinos interesados; el Inadi; por parte del gobierno porteño participarán los ministros de Medio Ambiente, de Gobierno y de Derechos Humanos, así como la Procuraduría General.

La temática a debatir se referirá, “por una parte, al problema legal planteado por ese sector del Rosedal que cae dentro de los 200 metros previstos en el Código de Convivencia. Otra cuestión es el mayor cuidado que deben tener las travestis con respecto a lo que resulta de su actividad de oferta de sexo en el área: más allá de que el gobierno de la ciudad paga una empresa de limpieza, a veces no es tan fácil detectar un preservativo en el pasto; hay que hacer un trabajo con las travestis para que tengan cuidado y colaboren en que esos elementos no queden a disposición de chicos que van durante el día al parque”.

–El propio subsecretario de Areas Protegidas, Javier García Elorrio, había estimado que gran parte de la suciedad es generada, no tanto por las travestis, como por sus clientes –observó Página/12.

–Se puede dar capacitación a las travestis para que hagan una promoción ambiental y de salud sobre el cliente, como lo hacen personas que trabajan en distintas actividades de servicios o comercios. Esto generaría además en estas personas una elevación de la autoestima que es muy importante, especialmente en personas que sufren discriminación social. En este marco, también evaluaremos el apoyo que el Estado pueda dar a este sector de personas que muchas veces se ven obligadas a ejercer la prostitución porque la marginación les impide obtener otro tipo de trabajo –contestó Velasco.

–¿Por qué el ministerio decidió suspender y no anular la resolución?

–Nos pareció mejor dejar la medida entre paréntesis hasta que se vean los resultados del proceso de consenso. Tomamos en cuenta el criterio de la Defensoría del Pueblo de la ciudad, que planteó la necesidad de proteger el área: prohibir la oferta de sexo es una de las formas de lograr esto, aunque priorizamos la otra opción.

Según Bruno Bimbi –quien, en representación de la Fagltbi, participó ayer en una reunión de entidades con Velasco–, “el ministro aseguró que la resolución iba a ser anulada, no suspendida. Nos pidió disculpas por no habernos convocado antes y dijo: ‘Hagan de cuenta que la resolución no existió nunca; la vamos a anular’”.

En la mesa de diálogo participarán también mediadores de la organización Green Cross, que a nivel mundial preside Mijail Gorbachov: “Ellos se ofrecieron y aceptamos de inmediato –contó Velasco–: tienen experiencia específica y nos interesa mucho poner en práctica esas metodologías (ver recuadro).

–¿El proyecto toma en cuenta la próxima finalización del mandato y la posibilidad de que el próximo gobierno porteño no acuerde con sus criterios? –preguntó Página/12.

–Espero que acuerden. La búsqueda de consenso y diálogo promueve cambios de conducta que el control punitivo no logra imponer –contestó Velasco, y aseguró que “la mesa de diálogo empezará a reunirse la semana que viene”.

Ayer, la ATTA se movilizó hacia la sede del gobierno porteño y sus representantes fueron recibidas por el ministro Velasco. Claudia Pía Baudracco, coordinadora de enlace nacional de la entidad, afirmó que “estamos dispuestas a trabajar en el tema del impacto ambiental. El modelo a seguir debería ser el que ya se viene aplicando con éxito para la prevención del VIH/sida, a partir de las directivas de Onusida y en nuestro país: generar la multiplicación del conocimiento entre pares. La única información que verdaderamente llega es la trasmitida por pares. Para esto, es necesario que el gobierno porteño se haga cargo de capacitar a los primeros grupos multiplicadores. Respecto de los residuos, hay que advertir que la limpieza es tercerizada por el gobierno porteño a una empresa que debería cumplir su trabajo con eficiencia: para acompañar esta función, estamos dispuestas a capacitar a las chicas para que a su vez capaciten a sus compañeras”.

Compartir: 

Twitter
 

Una organización de travestis se movilizó ayer por la mañana a la Jefatura de Gobierno para reclamar la anulación de la medida.
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared